[VÍDEO] Tipos, clasificación, evolución y calibre de armas de fuego

No te pierdas Crimiadictos, el único programa sobre criminalística del Perú, que se transmite todos los jueves por la tarde a través de la página de Facebook de LP Pasión por el Derecho.

2798

Sumario: 1. Tipos de armas de fuego; 2. Clasificación de armas de fuego; 3. Evolución del arma de fuego; 4. Calibre del arma de fuego; 5. Precauciones del arma de fuego


Las armas de fuego son un campo de estudio apasionante que requiere de mucha responsabilidad. Un tirador informado es un tirador responsable, reza la frase, por eso mediante esta publicación explicamos los tipos, clasificación, evolución y hasta qué precauciones debes tener en cuenta al manipular armas de fuego.

1. Tipos de armas de fuego[1]

Cuántas armas de fuego existen en el mundo y cuáles son las más utilizadas para cometer delitos. Aquí te lo explicamos:

    • Revólver.- La principal característica del revólver es que las recámaras están separadas del cañón, formando una pieza cilíndrica (tambor) que sirve de depósito de los cartuchos. El revólver está compuesto de tres partes fundamentales: El cañón, el tambor y el armazón. Los revólveres se diferencian entre sí, por sus mecanismos de apertura y cierre, y por sus sistemas de disparo. 
    • Pistola.- Es un arma corta, siendo la recámara parte integrante del cañón y su abastecimiento es por cargadores o cacerinas. Se caracteriza por ser de funcionamiento  semiautomático se tienen que rastrillar para iniciar su uso, compuesta fundamentalmente por el tubo cañón, la corredera y el armazón. La pistola cuenta con seguros, los cuales pueden ser de diferentes formas. 
    • Subfusil o pistola ametralladora.- Es usada para disparos a distancia intermedias 200 a 300 metros, generalmente utilizan cartuchos que también son utilizados para pistolas semiautomáticas. 
    • Fusil.- Son armas largas de uso exclusivo de las fuerzas del orden, son de largo alcance y generalmente utilizadas para la guerra. 
    • Fusil de asalto.- Es una variedad del fusil con las mismas características, pero que por llevar ciertos mecanismos especiales, son más portátiles para determinada acción. Estas armas de fuego son las preferidas para misiones de alto riesgo. 
    • Ametralladora.- Es un arma de fuego larga, que utiliza cinta de municiones o abastecedores especiales y que su principal característica es que efectúa disparos sucesivos en ráfaga, luego de haber rastrillado y mientras se presiona el disparador. 

    • Carabina.- Es un arma de fuego larga que fue diseñada para la caza mayor (tiro por tiro). Las carabinas para cargarse pueden ser de palanca inferior, cerrojo, asa de palanca horizontal. 
    • Escopeta.- Armas largas destinadas en sentido general para la caza, aunque también son usadas por las empresas de seguridad para guardianía, comités de autodefensa y en casos excepcionales por las fuerzas del orden. 
    • Mortero.- Arma intermedias que lanzan granadas de guerra de uso colectivo. 
    • Lanzagranadas.- Es un arma intermedia de tiro curvo, de retrocarga, están diseñadas para el lanzamiento de granadas.
    • Arma combinada (escopeta-carabina).- Es un arma larga que tiene tubos cañones de diferentes calibres generalmente uno liso y otro estriado, conocidos también como escopeta mixta. 
    • Arma convertible (de pistola-carabina).-  Es un arma corta que se puede convertir a un arma intermedia o larga, sin variar su calibre.

Los tipos de armas de fuego más comunes: pistola y revólver, son las más utilizadas por los delincuentes. Estas armas son conocidas como de uso portátil, pues son fáciles de trasladar e incluso pueden ser camufladas tras las prendas del portador.

A nivel internacional, ambas son las que mayor porcentaje de incidencia tienen en hechos delictivos. [2]

2. Clasificación de armas de fuego[3]

2.1. De acuerdo a su tamaño

    • Armas cortas: aquellas que pueden ser disparadas por una sola mano, la sujeción del arma por una mano es debido al poco pesa del arma, así como por sus dimensiones y tamaño.
    • Armas largas: por su diseño es conveniente durante la ejecución del disparo apoyarla con el hombro y utilizar las dos manos. Es de cañón de superior longitud.

2.2. De acuerdo a su calibre

    • De grueso calibre: diámetro del ánima del tubo cañón mayor a 75 mm (cañones, obuses).
    • De mediano calibre: diámetro del ánima del tubo cañón entre 20 a 75 mm (lanza granadas, 40 mm, 37 mm, 38 mm).
    • De pequeño calibre: diámetro del ánima del tubo cañón menor a 20 mm: 11mm (.45″), 9 mm (.38″), etc.

2.3. De acuerdo a su fabricación

    • De fábrica: son de producción industrial, pasan las pruebas y los controles de calidad para dar al arma la certificación y seguridad en su funcionamiento. 
    • Artesanales: su fabricación es de forma artesanal, empleando un mínimo grado de conocimiento o copiando los mecanismos y la estructura de un arma de fuego, sin la garantía de uso y seguridad en estas.

Hay autores que contemplan otros criterios para clasificar las armas de fuego, según su destino, sistema de carga, funcionamiento, sistema de percusión, uso, tamaño, ánima del arma de fuego, etc[4]. En este artículo tomamos en cuenta las clasificaciones exhibidas en textos especializados en balística forense.

3. Evolución del arma de fuego

Antes de explicar el origen de las armas de fuego habría que referirnos a la pólvora, pues la participación de esta mezcla deflagrante es fundamental al disparar un arma de fuego.

No hay claridad sobre el verdadero origen de la pólvora, algunos sostiene que se descubrió de manera fortuita en China y empezó a ser utilizada para espectáculos pirotécnicos, sin embargo, años más tarde se diseñaron armas de fuego que utilizaran pólvora negra para disparar.

A la fecha, las armas de fuego utilizan pólvora sin humo o cordita. Aquí un repaso histórico sobre la evolución de las armas de fuego:

    • 1364: Primer registro del uso de un arma de fuego.
    • 1380: Las armas a mano son conocidos en todo Europa.
    • 1400: Aparece el arma de mecha.
    • 1498: El principio de Rifling se descubre.
    • 1540: Refling aparece en las armas de fuego.
    • 1630: El primer verdadero fusil de chispa
    • 1637: El primer uso de armas de fuego a prueba de marcas
    • 1750-1850: La pistola de duelo puesto de moda.
    • 1807: El principio patentado de percusión detonantes.
    • 1825: Las pistolas de percusión están en uso general.
    • 1835: El primer revólver Colt (producido industrialmente)
    • 1859: El primer cartucho de borde se completó.
    • 1861: El cargado de armas de uso común.
    • 1862: Se inventó el arma de Gatling.
    • 1877: El primer revólver de doble acción efectiva.
    • 1892: El advenimiento de pistolas automáticas.
    • 1892: El advenimiento de pistolas automáticas.
    • 1900: Ahora, en nuestros días, las armas se han desarrollado gracias a las nuevas tecnologías superando a las armas de fuego, pistolas, láser, cañón acelerador magnético, arma de rayo (onda sonora) y así sucesivamente.[5]

4. Calibre de armas de fuego

El calibre de las armas de fuego es el diámetro interno aproximado del cañón en relación con la longitud del proyectil usado en el, es decir, se calcula con relación al tubo cañón del arma de fuego y también sobre el diámetro de las municiones.

Una bala generalmente tiene un diámetro mayor al del tubo cañón, pues al momento de ser disparada, el metal debe morder los interior del cañón, por esa razón, si pretendemos introducir la munición de una pistola por la boca del cañón, aunque ambos mantengan el mismo calibre, sería imposible.

Es importante precisar que el ánima del tubo cañón refiere a la parte interna del cañón, cuya estructura metálica varía de acuerdo al arma de fuego. Así pues, podemos encontrar armas de ánima lisa o rayada.

4.1. Armas de ánima rayada

El arma de fuego presenta un rayado helicoidal o poligonal. Estas rayas son surcos o hendiduras, de aproximadamente una décima de milímetro de profundidad en el rayado helicoidal y menos en el poligonal.

A través de esas hendiduras se desplaza la bala propulsada al exterior del arma de fuego, por eso, la bala toma el rumbo que le demarquen estas rayas. Existen dos clases de rayados: helicoidal y poligonal.

Fuente: Vargas Ortiz, Carlos Alberto y Olortegui Manrrique, Eva Gladys. Manual de Criminalística. Lima: Editorial y Librería Jurídica Grijley, 2014.

4.2. Armas de ánima lisa 

Las armas de ánima lisa están diseñadas para expulsar perdigones, por ende, no necesitan tener el interior del cañón estriado. De ser así, esto dificultaría la funcionalidad del arma de fuego, pues los perdigones explotarían o no alcanzarían distancias razonables.

5. Precauciones del arma de fuego

Las armas de fuego no son accesorios de entretenimiento, pues en manos de un inexperto podrían ocasionar graves lesiones o incluso la muerte. Estas seis recomendaciones son importantes para prevenir cualquier accidente que luego tengamos que lamentar. Toma nota:

  • Trate cada arma de fuego como si estuviera cargada, aunque no lo esté.
  • Nunca deje que el cañón apunte a algo que no esté dispuesto a ver destruido.
  • No toque el gatillo hasta que sus miras estén en el blanco
  • Esté seguro de su objetivo y de lo que está más allá de él. Los proyectiles de armas de fuego pueden viajar largas distancias y penetrarán muchas barreras visuales.
  • Mantenga sus armas de fuego para que no sean accesibles a personas no autorizadas, no capacitadas o irresponsables.
  • Incluso, las personas que deciden no poseer armas deben asegurarse de que sus hijos comprendan la seguridad básica de las armas.[6]

Omar Santome Retes es perito balístico con más de 23 años de experiencia al servicio de la investigación criminal y oficial en retiro de la Policía Nacional del Perú. Estudió en Estados Unidos, específicamente en Sirchie Fingerprint Labs, temas concernientes a la especialidad de balística forense.

A la fecha, asesora a Representaciones Robinson 2000 EIRL, una de las empresas líderes en tecnología forense del Perú.

Importante: La pistola exhibida en los vídeos de esta publicación fue manipulada por un perito balístico y en todo momento estuvo desabastecida.


Conoce más sobre los peritos balísticos en el siguiente vídeo:

 

[1] Vargas Ortiz, Carlos Alberto y Olortegui Manrrique, Eva Gladys. Manual de Criminalística. Lima: Editorial y Librería Jurídica Grijley, 2014, p. 442-444. 

[2] Aguilar Lequerica, Teobaldo. ¿Quién disparó el arma? Residuos de disparo. Lima: Editorial Iustilia, 2020, p. 43.

[3] Aguilar Lequerica, Teobaldo. ¿Quién disparó el arma? Residuos de disparo. Lima: Editorial Iustilia, 2020, p. 43.

[4] Vargas Ortiz, Carlos Alberto y Olortegui Manrrique, Eva Gladys. Manual de Criminalística. Lima: Editorial y Librería Jurídica Grijley, 2014, p. 440-442. 

[5] Aguilar Lequerica, Teobaldo. ¿Quién disparó el arma? Residuos de disparo. Lima: Editorial Iustilia, 2020, p. 42.

[6]Aguilar Lequerica, Teobaldo. ¿Quién disparó el arma? Residuos de disparo. Lima: Editorial Iustilia, 2020, p. 49-50.



Todas las ediciones del programa «Crimiadictos» se transmiten los jueves a las 5:00 p.m. No te pierdas los programas.

Todos nuestros invitados (criminalistas, peritos balísticos, dactiloscópicos, criminólogos, médicos forenses, entre otros) aplicarán en vivo sus métodos de investigación mediante la reproducción de los procedimientos ejecutados en la escena del crimen: someterán muestras de sangre a pruebas de luminol, extraerán huellas dactilares empleando los reactivos químicos, enseñarán a identificar proyectiles de arma de fuego, cómo inspeccionarlos y preservarlos, etc.

En la primera edición, el doctor José Luis Pacheco de la Cruz explicó cómo examinar huellas dactilares y manchas de sangre, qué lesiones producen las balas al perforar un cráneo humano y cómo identificar los orificios de entrada o salida del proyectil.

La segunda edición contó con la presencia del perito balístico Omar Santome Retes, quien explicó cómo examinar armas de fuego en la escena del crimen, qué ocurre al interior de un arma de fuego al disparar y cómo clasificarlas.

La tercera edición contó con la presencial del perito dactiloscópico José Vásquez Calderón, quien explicó cómo examinar huellas dactilares en la escena del crimen y narró diversas experiencias que tuvo que afrontar al resolver crímenes violentos.

En la cuarta edición participó el perito informático André Loyola, quién explicó cómo operan los ciberdelincuentes para sustraer millones de soles, cómo evitar ser víctima de ellos y cómo investigarlos desde las informática forense.

En la quinta edición nos visitó Teobaldo Aguilar Lequerica, quien explicó cómo examinar residuos de disparos producidos por pistolas y revólveres.

En la sexta edición, el perito en odontología forense Gustavo Martínez Salinas explicó cómo examinar huellas de mordeduras para resolver crímenes violentos.

En la séptima edición, el perito en grafotecnia Winston F. Aquije Saavedra, explicó cómo detectar billetes y firmas falsas para evitar ser víctimas de fraudes.

En la octava edición, la perito en odontoloía forense Milagros Umeres, explicó cómo recontruir un rostro para identificar a personas carbonizadas o no reconocidas.

En la novena edición, el perito grafotenico forense Jose Carrión Cabrera, explicó cómo los delincuentes falsifican huellas dactilares, así como su experiencia como perito en el caso Ciro Castilo.

En la décima edición, el perito criminalístico Andy Felix Cabrera explicó cómo investigar delitos sexuales y otros crímenes violentos: estrangulamientos, ahorcamientos.

En la decimoprimera edición, el perito en medicina legal y criminalística, José Luis Pacheco de la Cruz, explicó cómo hacer una necropsia.

En la decimosegunda edición, el perito Jorge Hau Camoretti explicó cómo las pruebas genéticas o de ADN contribuyen a la investigación criminal.

Comentarios: