Seis recomendaciones para examinar huellas dactilares en la escena del crimen

No te pierdas Crimiadictos, el único programa sobre criminalística del Perú, que se transmite todos los jueves por la tarde a través de la página de Facebook de LP Pasión por el derecho.

1561

El trabajo de un criminalista presenta desafíos constantes al examinar la escena del crimen. Los diversos escenarios que abordará a lo largo de su carrera exigen muchas capacidades.

En atención a ello, son importantes las recomendaciones de los expertos. Así pues, durante una entrevista a LP, el reconocido perito criminalista José Vasquez Calderón ofreció 11 recomendaciones para revelar huella dactilares con acierto.

Estos son los factores que podrían interferir en forma directa o indirecta al realizar el procedimiento de revelado de huellas dactilares en la escena del crimen.

1. La piel 

Al examinar un cadáver con afectaciones en la piel antemorten, los trazos de huellas dactilares serán menos visibles. Esta información es importante, pues las patologías o alteraciones en la piel impedirán una reproducción nítida o exacta de sus dibujos.

2. La presión ejercida sobre la superficie o soporte

La presión es un elemento importante de estudiar, pues a mayor presión existirá un mayor depósito de sudor. Esto permite obtener un mejor revelado del dibujo digital, sin embargo, es importante mencionar que la presión excesiva puede alterar el dactilograma y distorsionarlo.

3. La calidad y cantidad de sudor 

Al contacto con las superficies, las huellas dactilares producen surcos de aminoácidos, sales y grasas. El criminalista debe identificar las cantidades de esos elementos del sudor en sus investigaciones.

4. Manipulación de agentes externos

Los criminalistas deben considerar que las superficies o soportes son susceptibles de contaminarse con facilidad, por eso, deben mantener el estado de alerta en todo momento.

Así, las huellas dactilares tienden a deteriorarse o incluso destruirse, esto suele ocurrir con las huellas latentes, es importante actuar rápido.

5. Factores climáticos

El clima es un factor importante a analizar, pues durante el trabajo en la escena del crimen podría irrumpir una lluvia torrencial que contamine el espacio, por eso, en zonas donde a menudo llueva, los criminalistas podrían colocar un toldo que cubra la zona crítica.

El frío, calor, humedad, etc., son efectos externos que afectan de manera considerable. Es importante precisar que el clima frío sin exceso de humedad es el más apropiado para conservar las huellas dactilares.

Además, en los lugares a campo cerrado, las ventanas podrían provocar la exudación de las evidencias, más aún si las condiciones climáticas del lugar agudizan el calor.

6. Antigüedad

Debemos considerar el tiempo que lleva una huella en un soporte o superficie, siendo de mejor calidad el revelado de una huella reciente.

Entre otras recomendaciones, es importante considerar que los criminalistas deben poseer una vasta experiencia en la aplicación de los reactivos y los materiales de trabajo deben cumplir con estándares de calidad adecuados:

    • Los pinceles (pelo dúctil y suave)
    • Las cintas adhesivas transparentes (sin burbujas de aire)
    • Los soportes de vidrio (transparentes y limpios)
    • Los reveladores (secos y bien tamizados).

En atención a su experiencia, el entrevistado también recomendó no limitarse a examinar el área acordonada, pues el homicida pudo huir hacia otras zonas y dejar rastros en calles aledañas.

    • No solo examinar al interior de la escena acordonada

El criminalista que aborda la escena del crimen debe explorar al exterior de la zona acordonada, pues en los tachos de basura ubicados en las zonas adyacentes o calles aledañas podría encontrar evidencia que contribuya a la investigación criminal. Por ejemplo: huellas dactilares al interior de guantes quirúrgicos o en bolsas de basura.

    •  El responsable del delito siempre volverá a la escena del crimen

Así lo aseguró el perito José Vásquez Calderón, por eso, es importante que se registren fotografías de los transeúntes que rodean el cordón de seguridad, pues entre ellos podría estar el responsable del crimen.

Mira aquí la entrevista completa al perito José Vásquez Calderón sobre huellas dactilares:



Todas las ediciones del programa «Crimiadictos» se transmiten los jueves a las 5:00 p.m. No te lo pierdas.

Todos nuestros invitados (criminalistas, peritos balísticos, dactiloscópicos, criminólogos, médicos forenses, entre otros) aplicarán en vivo sus métodos de investigación mediante la reproducción de los procedimientos ejecutados en la escena del crimen: someterán muestras de sangre a pruebas de luminol, extraerán huellas dactilares empleando los reactivos químicos, enseñarán a identificar proyectiles de arma de fuego, cómo inspeccionarlos y preservarlos, etc.

En la primera edición, el doctor José Luis Pacheco de la Cruz explicó cómo examinar huellas dactilares y manchas de sangre, qué lesiones producen las balas al perforar un cráneo humano y cómo identificar los orificios de entrada o salida del proyectil.

La segunda edición contó con la presencia del perito balístico Omar Santome Retes, quien explicó cómo examinar armas de fuego en la escena del crimen, qué ocurre al interior de un arma de fuego al disparar y cómo clasificarlas.

La tercera edición contó con la presencial del perito dactiloscópico José Vásquez Calderón, quien explicó cómo examinar huellas dactilares en la escena del crimen y narró diversas experiencias que tuvo que afrontar al resolver crímenes violentos.

En la cuarta edición participó el perito informático André Loyola, quién explicó cómo operan los ciberdelincuentes para sustraer millones de soles, cómo evitar ser víctima de ellos y cómo investigarlos desde las informática forense.

En la quinta edición nos visitó Teobaldo Aguilar Lequerica, quien explicó cómo examinar residuos de disparos producidos por pistolas y revólveres.

En la sexta edición, el perito en odontología forense Gustavo Martínez Salinas explicó cómo examinar huellas de mordeduras para resolver crímenes violentos.

En la séptima edición, el perito en grafotecnia Winston F. Aquije Saavedra, explicó cómo detectar billetes y firmas falsas para evitar ser víctimas de fraudes.

En la octava edición, la perito en odontoloía forense Milagros Umeres, explicó cómo recontruir un rostro para identificar a personas carbonizadas o no reconocidas.

En la novena edición, el perito grafotenico forense Jose Carrión Cabrera, explicó cómo los delincuentes falsifican huellas dactilares, así como su experiencia como perito en el caso Ciro Castilo.

En la décima edición, el perito criminalístico Andy Felix Cabrera explicó cómo investigar delitos sexuales y otros crímenes violentos: estrangulamientos, ahorcamientos.

En la decimoprimera edición, el perito en medicina legal y criminalística, José Luis Pacheco de la Cruz, explicó cómo hacer una necropsia.

En la decimosegunda edición, el perito en biología forense Jorge Hau Camoretti, quien explicó la importancia de las pruebas de ADN en la resolución de crímenes violentos.

Comentarios: