[VÍDEO] ¿Cómo examinar armas de fuego en la escena del crimen? Seis recomendaciones clave

No te pierdas Crimiadictos, el único programa sobre criminalística del Perú, que se transmite todos los jueves por la tarde a través de la página de Facebook de LP Pasión por el derecho.

3698

Sumario: 1. Introducción; 1.1. Recoger los casquillos y proyectiles; 1.2. Revisar casquillos de revólver; 1.3. Identificar huellas dactilares en empuñadura; 1.4. Determinar calibre del arma; 1.5. Desabastecer el arma; 1.6. Revisar el martillo liberado del arma.


1. Introducción

Las armas de fuego son un campo de estudio apasionante que requiere de mucha responsabilidad, sobre todo cuando representa la evidencia determinante para identificar al responsable de un crimen.

El campo de la balística forense requiere de peritos experimentados que sepan ejecutar sus conocimientos. En ese sentido, durante una entrevista, el perito balístico Omar Santome sostuvo que la expertiz de un perito en armas equivale al 80% práctica y el 20% conocimientos. Aquí 6 consejos para convertirse en un verdadera investigador forense:

1.1 Recoger casquillos y proyectiles

En la escena del crimen, los casquillos y proyectiles suelen estar dispersos, por ende, el perito criminalístico debe ejecutar la técnica de ingreso apropiada para acceder a la zona critica o zona incriminada.

Tras recoger estas evidencias, el criminalista deberá examinar la marca tras los casquillos producidas por la aguja percutora del arma que disparó la munición. Esto es muy importante, pues a través de un estudio microscópico comparativo se determinará qué tipo de arma perpetró el disparo.

1.2. Revisar casquillos de revólver

El autor del asesinato con arma de fuego podría ubicar el revólver en la mano de su víctima, con la intención de confundir el criterio de los peritos criminalistas. Estas armas de fuego, al momento de ser disparadas, no expulsan el casquillo de la munición como las ametralladoras o pistolas. Las revólveres almacenan el casquillo en su tambor.

Esta información es importante, pues podría tratarse de un revólver que no participó en la escena del crimen y fue introducido en la escena para despistar.

Así lo explicó el perito en criminalística y médico legal, José Luis Pacheco de la Cruz, en el primer capítulo del programa #Crimiadictos. Los casquillos deben ser revisados al interior del tambor con mucho cuidado.

1.3. Identificar huellas dactilares en empuñadura

Las huellas dactilares de la empuñadura del arma de fuego son importantes, pues a través de estas se podrá identificar al tirador que perpetró el arma durante el crimen. Las huellas dactilares también podrán identificarse en la corredera del arma de fuego e incluso pueden estar en el gatillo.

El perito deberá aplicar los reactivos pertinentes para revelarlas y preservarlas a través de una escrupulosa cadena de custodia.

1.4. Determinar calibre del arma

El perito criminalístico, al examinar una munición de pistola o revolver, debe utilizar una regla criminalística para medir los milímetros de estos recogidos en la escena del crimen.

Esto es importante para continuar las investigación e identificar el arma homicida, de lo contrario no será posible que el perito detecte qué tipo de arma fue utilizada para cometer el ilícito.

1.5. Desabastecer el arma

Mucha atención. Las armas de fuego son herramientas delicadas, por eso, es muy importante que al preservarlas y enviarlas al laboratorio para que sean examinadas, las armas permanezcan desabastecidas, pues de camino al laboratorio podrían sufrir algún golpe que a su vez produzca un disparo.

Las armas abastecidas arriesgan la vida del personal que manipule directa o indirectamente las bolsas o cajas en las que se preserven.

1.6. Revisar el martillo liberado del arma

El martillo o gatillo del revólver o pistola es una pieza saliente o liberada en la parte trasera del grip, que siempre es oprimida cuando el tirador empuña el arma, este martillo acciona y produce un golpe trasero. Conoce AQUÍ las partes de un arma de fuego.

En el primer capítulo de #Crimiadictos, el médico legista José Luis Pacheco de la Cruz, dijo que no es lógico encontrar el martillo de una pistola o revólver liberado en la escena de un supuesto suicidio, pues al perpetrar un disparo, el martillo del arma de fuego retorna a su posición original. En ese sentido, podría tratarse de un suicidio simulado.



Todas las ediciones del programa «Crimiadictos» se transmiten los jueves a las 5:00 p.m. No te lo pierdas.

Todos nuestros invitados (criminalistas, peritos balísticos, dactiloscópicos, criminólogos, médicos forenses, entre otros) aplicarán en vivo sus métodos de investigación mediante la reproducción de los procedimientos ejecutados en la escena del crimen: someterán muestras de sangre a pruebas de luminol, extraerán huellas dactilares empleando los reactivos químicos, enseñarán a identificar proyectiles de arma de fuego, cómo inspeccionarlos y preservarlos, etc.

En la primera edición, el doctor José Luis Pacheco de la Cruz explicó cómo examinar huellas dactilares y manchas de sangre, qué lesiones producen las balas al perforar un cráneo humano y cómo identificar los orificios de entrada o salida del proyectil.

La segunda edición contó con la presencia del perito balístico Omar Santome Retes, quien explicó cómo examinar armas de fuego en la escena del crimen, qué ocurre al interior de un arma de fuego al disparar y cómo clasificarlas.

La tercera edición contó con la presencia del perito dactiloscópico José Vásquez Calderón, quien explicó cómo examinar huellas dactilares en la escena del crimen y narró diversas experiencias que tuvo que afrontar al resolver crímenes violentos.

En la cuarta edición participó el perito informático André Loyola, quién explicó cómo operan los ciberdelincuentes para sustraer millones de soles, cómo evitar ser víctima de ellos y cómo investigarlos desde las informática forense.

En la quinta edición nos visitó Teobaldo Aguilar Lequerica, quien explicó cómo examinar residuos de disparos producidos por pistolas y revólveres.

En la sexta edición, el perito en odontología forense Gustavo Martínez Salinas explicó cómo examinar huellas de mordeduras para resolver crímenes violentos.

En la séptima edición, el perito en grafotecnia Winston F. Aquije Saavedra, explicó cómo detectar billetes y firmas falsas para evitar ser víctimas de fraudes.

En la octava edición, la perito en odontología forense Milagros Umeres, explicó cómo reconstruir un rostro para identificar a personas carbonizadas o no reconocidas.

En la novena edición, el perito grafotécnico forense Jose Carrión Cabrera, explicó cómo los delincuentes falsifican huellas dactilares, así como su experiencia como perito en el caso Ciro Castilo.

En la décima edición, el perito criminalístico Andy Felix Cabrera explicó cómo investigar delitos sexuales y otros crímenes violentos: estrangulamientos, ahorcamientos.

En la decimoprimera edición, el perito en medicina legal y criminalística, José Luis Pacheco de la Cruz, explicó cómo hacer una necropsia.

En la decimosegunda edición, el perito en biología forense Jorge Hau Camoretti, quien explicó la importancia de las pruebas de ADN en la resolución de crímenes violentos.

Comentarios: