Halloween: ¿quiénes son los asesinos más letales del cine?

1138

Halloween es una buena oportunidad para revisar los grandes clásicos del cine desde una perspectiva más apegada a la temática de esta página. Y ver lo compleja que es la actividad criminal de famosos asesinos que nos han aterrorizado desde hace décadas.

Para esta conversación, veremos el impacto en la cultura popular y la letalidad de los personajes en cuestión revisando la extensión de sus sagas y la cantidad de muertes que han dejado frente a las cámaras.

Y con el fin de mantener el orden de la conversación, nos limitaremos al cine de terror en honor a la coyuntura. Por lo que cintas basadas en asesinos reales como The Iceman o criminales en géneros dramáticos, como Mister Glass de El Protegido, no entran en la lista.

10. Chucky de la saga Child’s play (38 muertes)

A través de siete películas producidas desde 1988, el muñeco diabólico ha sembrado el terror desde una perspectiva supuestamente inocente. Pero en realidad, el rostro inocente de este muñeco esconde al espíritu de un asesino que murió antes de ser atrapado por las autoridades.

El concepto es ridículo y descabellado incluso para el terror, pero se volvió un éxito inmediato que creó una comunidad de fanáticos bastante singular. Y gracias a estos seguidores ha podido realizar una larga serie de filmes en los que hemos conocido a su hijo, su novia, un culto alrededor a su figura y un cuestionable remake.

Su método favorito para matar es a puñaladas, pero usa también diversas técnicas para aprovechar su tamaño desproporcionado en comparación de sus víctimas. Y esperamos que su cifra de muertes crezca con una serie que acaba de estrenarse.

9. Freddy Krueger de la saga Pesadilla en la calle Elm (39 muertes)

Debido a la fama de Freddy Krueger, parece sorpresivo que solo cuente con 39 muertes a través de nueve filmes y una serie de televisión. Pero hay que entender que métodos son excesivamente complicados por sus tintes sobrenaturales.

Recordemos que el origen del personaje es completamente jurídico ya que era un asesino en serie de niños que no recibió una verdadera condena debido a un tecnicismo. Son los padres de las victimas los que deciden hacer justicia por su propia mano y quemarlo vivo, ante su proceso de volver por venganza. Algo que logra volviendo como un ente que atormenta a la gente a través de sus sueños y de formas absurdas.

La idea es igual de descabellada que la anterior, pero en este caso contó con el visionario Wes Craven detrás de la propuesta originada en 1984. Por lo tanto, estamos ante una saga que se origina de la mano de un gran director, aunque esa calidad se ha ido desvaneciendo con el pasar de los años.

8. Lubdan de la saga El duende maldito  (50 muertes)

Si bien las ocho películas nunca revelan el nombre de este extraño personaje que apareció por primera vez en 1993, se ha creado una mitología alrededor suyo que ha permitido a sus creadores ampliar un mito algo difuso.

Cada película de la saga obedece a su propia trama y no hay una conexión más allá del duende al que hace referencia el título. La motivación de este asesino, aprovechando la fabula irlandesa, es proteger su fortuna de los curiosos que se acercan a ella. Algo que ha terminado, por algún motivo, en películas en las que el personaje va al espacio emulando lo logrado por Alien. Sin éxito, obviamente.

Siendo objetivos, hay pocas cosas cinematográficas que rescatar de esta saga más allá de lo comprometido que está Warwick Davis con el rol protagónico. Un actor que baja estatura que recordarán por sus roles en Harry Potter o Star Wars.

7. Angela Baker de la saga Campamento de verano (55 muertes)

A partir de este punto, nos acercamos a personajes mucho más humanos. O casi.

La saga Campamento de verano o Sleepaway Camp es querida por los fans más acérrimos del terror y sus cuatro películas han marcado una pauta desde 1983. Y también han generado mucho debate por el debate sobre la identidad sexual de la protagonista.

Una serie de asesinatos a adolescentes en un campamento referenciado en el título es el comienzo de una trama que se asemeja a lo visto en Viernes 13, pero que toma personalidad al profundizar en que la asesina es una joven transgénero. Es más, el final de la primera película es la revelación del hecho en una escena incómoda y que es considerado uno de los mejores finales del cine.

El desarrollo de ese tópico se fue desprendiendo del guion en siguientes entregas, pero lo que se mantuvo fue un hambre asesina de Angela, ya que en menos película ha matado mucho más que personajes clásicos en franquicias más populares.

6. Víctor Crowley de la saga Hatchet  (59 muertes)

Crowley es uno de los miembros más nuevos de la lista, ya que su saga de cuatro filmes comenzó recién en el 2006. Se trata de un asesino completamente deforme que arrasa con todo aquel que pase por sus pantanos, como una versión oscura de Shrek.

Se trata de una franquicia de serie B que se ganó el corazón de los fans del terror gracias a contar con elencos que son un gran tributo a los clásicos de este género. Entre los actores que han participado en la saga se encuentran Kane Hodder, el Jason Voorhees original; Robert Englund, el Freddy Krueger que inició todo; Tony Todd de Candyman y Felissa Rose, la Angela Baker comentada en el punto anterior.

5. Jigsaw de la saga El juego del miedo (60 muertes)

La saga El juego del miedo es interesante por diversos factores. James Wan, hoy famoso por ser director de El Conjuro, logró en el 2004 un éxito millonario con la primera cinta. Todo con un presupuesto mínimo y que lo posicionó como un futuro genio del terror.

Con esto en mente, se potenció un cine terror que si bien era humilde, no apuntaba a la serie B o a la parodia. Y le dio combustible a una saga que ya llevó nueve films, siendo el último una reinvención llamada Spiral y que apunta más al género policial.

La popular saga gira alrededor de un asesino conocido como Jigsaw, que somete a «ingeniosas torturas» a sus victimas, bajo la premisa de darles una lección de vida o directamente castigarlos por sus faltas del pasado. Algunas de ellas, delitos que nunca recibieron condena.

4. Hannibal Lecter de la saga que inició en Cazador de hombres (98 muertes)

Hay seis películas y una serie de televisión que exploran la vida del caníbal más famoso de la ficción. Y si bien solo existe una continuidad directa entre tres filmes que fueron protagonizados por Anthony Hopkins, todos narran diferentes etapas en la vida de un asesino que nació originalmente en la literatura.

La primera cinta no es El silencio de los inocentes (1991), aunque es la más famosa. En 1986, se estrenó Cazador de hombres, donde vemos a Hannibal Lecter interpretado por Brian Cox en una historia que volvió a contarse en Dragon Rojo del 2002.

Una película sobre la juventud de Lecter, Hannibal Rising, se estrenó en el 2007 y sirvió para hacer crecer una abundante cifra de muertos, pero fue la serie de tres temporadas llamada Hannibal la que terminó de posicionarlo como el letal asesino que todos conocemos.

3. El hombre invisible de la película del mismo nombre (123 muertes)

Este personaje merece un espacio destacado en esta lista porque no se trata de una gran saga y las 123 muertes sucedieron en una sola película, específicamente en la cinta El hombre invisible de 1933.

Esta cinta de terror es la segunda dentro del universo de monstruos creado por Universal, junto a clásicos como Frankestein y El Hombre Lobo. Aquí conocemos a un químico que descubre el secreto para la invisibilidad, pero es una fórmula que te da poder a la vez que te vuelve loco. Dentro de esa locura, descarrilla un tren y mata a más de 100 personas en el proceso y así logra escalar al top 3 de este singular ranking.

2. Michael Myers de la saga Halloween (133 muertes)

Parecería imposible superar la marca anterior pero Michael Myers lo logró gracias a trece películas de la saga Halloween. Aunque solo aparece en 11 de esas películas ya que la tercera fue un intento de volver la saga en un relato antológico de terror. Además. no estamos considerando la nueva entrega que no se estrena de forma masiva.

La primera entrega, de 1978, es considera como la piedra angular de cine de terror slasher. O lo que se entiende como el cine protagonizado por un ser, sobrenatural o no, que no se detendrá hasta matar todo lo que esté en su camino.  Otras características de este subgénero es que las victimas suelen ser jóvenes involucrados en sexo o drogas; o que el arma con el que se comete los crímenes es punzocortante y de ahí proviene el nombre en inglés. Slash, para los que se inician en el aprendizaje de otro idioma, significa cuchillada.

Originalmente, Myers era solamente un psicópata de un hogar completamente disfuncional. Pero a través de los doce filmes en cuestión se fue desdibujando hasta convertirse en una entidad equiparable al propio Satanás. Algo que los más apegados a la cinta original del maestro John Carpenter no celebramos.

1. Jason Voorhees de la saga Viernes 13 (151 muertes)

Aquí estamos ante otro caso interesante.

Jason Voohees, famoso asesino de la máscara de hockey, aparece en nueve películas de la saga original, una cinta que forma parte oficial de la historia (Jason X), el versus contra Freddy y un remake. En total doce cintas que se ven traducidas en 151 muertes y lo que lo lleva a coronarse como el asesino más letal en la historia del terror.

Es justo decir que este conteo no considera a la quinta parte de Viernes 13 al contar con un asesino que era un imitador de Jason y no el verdadero personaje que nació en 1980.

Recordemos que el personaje originalmente era un niño que «murió ahogado» en un lago y de alguna forma logró volver para atormentar a los que visitan ese espacio en búsqueda de diversión. En esa primera aventura no usa la emblemática máscara que todos conoceríamos recién en las secuelas.

Comentarios: