#SanValentín: 10 películas románticas para ver con tu abogado favorito

5292

San Valentín en cuarentena parece un plan aburrido, pero nos da la oportunidad para optar por planes más íntimos y tranquilos. Eso incluye sentarse frente a la pantalla más grande que tengan en casa y ver una película.

Tal vez es el mejor momento para reencontrarse con el amor al séptimo arte por lo que hemos armado una lista de opciones para ver en esta fecha especial. Son cinta sobre el amor que no giran alrededor de un tema jurídico, pero que sí permiten una interesante conversación cuando comiencen los créditos finales.

Hemos intentado que no sean las alternativas convencionales, mirando más allá del evidente «Titanic» que todos pondrían en un conjunto de este tipo. Entonces, prepare la canchita y tome de la mano a su abogado favorito, porque empezamos con esta lista…

1. Antes del amanecer (1995)

El primer episodio de la trilogía «Antes de…» es una joya noventera de Richard Linklater. Es una oda a los encuentros de una noche con valor emocional y una fantasía del amor a primera vista que se sostiene en la magia de una ciudad como Viena.

Ethan Hawke y Julie Delpy se volvieron la pareja favorita de muchos con este encuentro que se consagra con «Antes del atardecer» y «Antes de la medianoche«. Estamos ante una de las sagas más sólidas de la historia, pero el filme que destacamos en esta oportunidad se sostiene por sus propios valores. Un guion bello declarado por dos actores inspirados bajo el pulso de un cineasta independiente que no ha hecho una mala película en tres décadas.

2. El día de la marmota (1993)

Un cínico periodista interpretado por Bill Murray se ve estancado en un mismo día que se repite en un ciclo interminable. No parece una clásico romántico, pero esta comedia de Harold Ramis nos lleva a lo necesario que es desprenderse de la toxicidad para aprender a querer.

Con un relato fantasioso, el personaje de Murray analiza todos los demonios que viven en su persona y los deja ir. La pesadilla repetitiva que vive lo lleva a replantear todo y valorar más al prójimo y a aquella mujer que antes cortejaba desde su rudeza. «El día de la marmota» es una fábula necesaria, hoy más que nunca.

3. Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004)

En un futuro no muy lejano, se sugiere que uno puede someterse a un procedimiento para olvidar a alguien. Joel, interpretado por un brillante Jim Carrey que deja atrás las muecas, descubre que su exnovia ha decidido borrarlo de su mente y entra en una crisis existencial.

Esta cinta de Michel Gondry es un experimento raro, con corazón e incluso con cojones. Apela al arte, pero también al sentimentalismo bien planteado. «Eterno resplandor de una mente sin recuerdos» duele en los lugares correctos, pero nos permite crecer y entender ciertas cosas sobre el amor que es mejor descubrir en el cine y no en la vida real.

4. La forma del agua (2017)

Este relato dirigido por el mexicano Guillermo del Toro es un cuento de hadas para adultos. Y no porque toque temas sexuales o violentos, sino porque explora temas tan propios de la post-adolescencia como la soledad y la depresión.

El amor de una humana y un monstruo similar a la criatura del lago no es diferente a «La bella y les bestia». «La forma del agua» no es tan descabellada como algunos quieren hacer creer y, superada su premisa, uno puede enamorarse de la idea. Lágrimas aseguradas si uno acepta el viaje.

5. Annie Hall o Dos extraños amantes (1977)

En el 2021, es polémico alabar a Woody Allen. Sin embargo, consideramos que es injusto no rendirle tributo a una de las grandes comedias románticas de la historia. Estrenada cuando no sabíamos tanto sobre la vida del director newyorkino.

«Annie Hall» arrasó con los premios y críticos de los setentas con una historia sarcástica sobre el amor y los rompimientos. Alejada las formas puritanas que habían popularizado al género hasta entonces. Allen aprovecha para cuestionar la vida, la muerte y todos las conductas sociales que pasan frente a su desgarbada presencia.

6. Her (2014)

Alguien podría decir que «Her» es una película sobre un hombre enamorándose de su celular, lo que es una simplificación cruel de la verdad. La cinta de Spike Jonze es una reflexión sobre la soledad de aquellos que nunca superan a una expareja. E incluso, es una metáfora sobre las relaciones sin sentido que aceptamos para no sentirnos solos.

Yendo a un aspecto ajeno a lo visto en pantalla, «Her» es la carta de amor que le dedica Jonze a su exesposa, Sofía Coppola. Ella, por su parte, dirigió y escribió «Perdidos en Tokio«, que vendría a ser la contraparte femenina a esta ruta sobre la separación.

7. Un lugar llamado Notting Hill (1999)

Son pocas películas las que definen tan bien la transformación de un amor platónico a un amor a secas. En «Un lugar llamado Notting Hill» conocemos a un dueño de librería que conoce a una megaestrella de Hollywood y… todo pasa. No es necesario complicar el delirio que presenta con tanta naturalidad.

Roger Michell, director de este filme, nunca volvió a dirigir algo que estuviera a esta altura. Tal vez porque nunca volvió a contar con una dupla tan deliciosa como Hugh Grant y Julia Roberts. La química de este par es irrepetible y traspasa la pantalla.

8. 500 días con ella (2009)

Ver esta película en pareja trae consigo una conversación posterior que puede ser incómoda. Algunos dirán que Tom, el protagonista, es la víctima de una jugarreta cruel. Otros dirán que Summer es la que se encuentra atrapada en los caprichos del galán de turno. Una minoría discreta aceptará que no héroes y villanos en esta historia.

La ópera prima de Marc Webb es un ejercicio interesante, tanto en lo visual como en lo literario. A su manera, se aleja de los clichés y se divierte con las emociones que despierta en su audiencia, que no estaba lista para verla en el momento de estreno y que ha permitido que esta cinta crezca como un clásico de culto.

9. Loco y estúpido amor (2011)

Una de las mejores comedias de la década es, casualmente, una película de romantica. «Loco y estúpido amor» tiene un elenco que podría funcionar para un drama que apunta al Oscar, pero decide usarlo para crear a individuos complejos que a través de sus problemas logran encontrar el humor.

Viendo el trailer, es obvio que estamos ante la clásica historia de un seductor enseñándole sus trucos a un perdedor de cuidado. Sin embargo, el filme toca temas tan relevantes como el divorcio, la infidelidad, la diferencia de edades en una relación, la cosificación de la mujer y otros tópicos sensibles.

10. Punch Drunk Love (2002)

Guardamos lo mejor para el final.

En el 2002, el genio Paul Thomas Anderson puso en jaque su carrera al contratar a Adam Sandler, que en ese momento era conocido solo por comedias ligeras. Nadie esperaba que tomara al comediante y le exprimiera la mejor actuación de su vida en un drama sobre el amor desde la perspectiva de la salud mental.

Sandler interpreta a Barry, un hombre atormentado por su ansiedad y depresión que encuentra el romance junto a una mujer misteriosa a la par que se ve envuelto en un conflicto criminal de extorsión. En ese recorrido, Adam tiene un duelo interpretativo con el ya fallecido Phillip Seymour Hoffman que pone la piel de gallina a todos los que conozcamos la capacidad actoral de Phillip.

«Punch drunk love» es una maravilla que demuestra el poderío de Anderson detrás de cámara. Nos hizo creer en los amores imposibles y en que Adam Sandler es un buen actor. Una teoría que parece ser cierta luego de ver la reciente «Uncut gems«.

Comentarios: