Ocho películas de Netflix y otras plataformas para ver en fiestas patrias

2447

El cine peruano puede decir muchas cosas, pero sobre todo habla del Perú. Sobre quiénes somos, sobre los problemas por resolver y sobre la belleza que nos rodea a pesar de nuestras inseguridades.

Los últimos años han estado cargados de producciones de todo calibre, pero el cine de altos estándares ha logrado destacar entre las comedias que no apuntan a mucho y las comedias que apuntan a nada. Y en LP, creemos que hay algunos ejercicios de séptimo arte que todo abogado debería revisar en fiestas patrias para entender al Perú.

Aquí los dejamos con ocho ejemplos de eso. Todas ellas en Netflix y otros servicios de streaming.

1. La hora final – Netflix

Hablar del Perú es hablar del terrorismo y una de las mejores cintas al respecto es La hora final, de Eduardo Mendoza de Echave.

Dos agentes del Grupo Especial de Inteligencia fingen ser una pareja para poder acercarse al entorno donde puede estar escondida la alta jerarquía de Sendero Luminoso. Pietro Sibille y Nidia Bermejo cumplen con la ansiedad necesaria y el guion es lo suficientemente correcto, aunque toma sus licencias históricas para crear una atmósfera angustiante.

2. Retablo – Netflix

La lucha por la igualdad y los derechos LGTB también forman parte del Perú moderno. Más aun si se cuenta todo desde la perspectiva de las provincias, como lo hace Álvaro Delgado en Retablo.

Más allá de ser un relato sobre la homosexualidad, estamos ante una cinta sobre la paternidad, que en el Perú es también un fenómeno extraño y fascinante. La belleza estética del relato es un bonus que la vuelve una de las mejores cintas peruanas de los últimos años.

3. Canción sin nombre – Netflix

El Perú es injusticia y crimen. Y eso lo saben los abogados que siguen la página. Canción sin nombre, de Melina León, nos cuenta la historia de una mujer cuya hija desaparece y los esfuerzos de un periodista que quiere ayudarla en su búsqueda.

Estamos ante una cinta difícil. Tiene todo el espíritu del cine indie, en su ritmo y en sus intenciones. Pero su dureza radica sobre todo en su trama, basada en hechos reales y actuada por actores alejados del mainstream, que llenan todo de realismo.

4. Pacificum – Netflix

Más allá de lo negativo, el Perú es su belleza natural y el océano por el que luchamos en las cortes internacionales. Pacificum reúne, de forma documental, una serie alucinante de imágenes sobre la belleza costera en su dimensión científica y estética.

Mariana Tschudi, la directora, junta un grupo variopinto de profesionales para hablar y retratar la fauna y flora del mar peruano. Paleontólogos, urbanistas, biólogos y otros expertos se unen para retratar uno de los grandes atractivos  nacionales que celebramos en fechas como el 28 de julio.

5. Caiga quien caiga – Prime Video

El Perú, lamentablemente, es corrupción. Y Caiga quien caiga de Eduardo Guillot Meave es un reflejo irregular de esas historias sobre Vladimiro Montesinos que todos hemos escuchado.

Seamos honestos desde el comienzo: No estamos ante una gran cinta. Pero la actuación de Miguel Iza como el siniestro asesor sostiene un filme flojo que se queda a medio camino de todas las posibilidades de un relato sobre la captura de la mano derecha de Fujimori. Un gran motivo para verla, aunque solo uno.

6. Desaparecer – Prime Video

Nuestra nación es sinónimo de misterios en paisajes extraordinarios. Y Dorian Fernández, un gran fanático de la selva, nos cuenta una historia de este corte en la peculiar Desaparecer.

Un hombre emprende la desesperada búsqueda de su novia, una ecologista de una ONG, en el corazón del Amazonas. Su misterio desaparición parece estar relacionada a una mafia y todo se pondrá patas arriba en un contexto que no tiene nada que envidiarle a cintas como El tesoro del Amazonas, su equivalente hollywoodense más reconocible.

7. El Evangelio de la Carne – Movistar Play

Siguiendo la tradición de las historias cruzadas en una mismo escenario, Eduardo Mendoza de Echave nos cuenta varios relatos de la mitología urbana de la ciudad.

El Evangelio de la Carne es una historia sobre las prisiones, el Señor de los Milagros y las enfermedades que nos ponen al límite. Es una captura de postales cotidianas contadas con pulso y sensibilidad, que no pierde la oportunidad para dejar moralejas sin ser un discurso tosco.

8. Magallanes – Movistar Play

El autor de este post posiciona a Magallanes como la mejor de la lista y la mejor película peruana de los últimos años.

Magallanes, de Salvador del Solar, es un drama que sostiene que las consecuencias del terrorismo en el día a día de las personas que no vivieron de cerca el conflicto interno pueden ser tan profundas como las heridas de los propios protagonistas.

A la vez, es un recordatorio de que le hemos dado la espalda las provincias durante mucho tiempo y lo seguimos haciendo a pesar de que ellos fueron los que enfrentaron el terror de forma más cercana y escalofriante.

Tiene escenas emocionantes basadas en diálogos en quechua sin subtítulos, pero que trascienden por las miradas que traen consigo. Y tiene una escena de persecución que parece filmada por un director mucho más experimentado, así como una escena en los cerros de Lima que está iluminada con maestría.

Comentarios: