Interrogatorio y contrainterrogatorio a un perito. Clase 5 del taller de litigación oral

En el quinto programa del Taller de Litigación Oral de LP desarrollamos el contrainterrogatorio a un perito.

El contrainterrogatorio es el momento de la etapa del juicio oral en que los órganos de prueba ya fueron interrogados por la parte procesal que los ofreció. A modo de técnica de litigación, el contrainterrogatorio se trata de una metodología para someter al testigo bajo el llamado test de veracidad y así relucir ante el juzgador todas aquellas debilidades de su persona o de su declaración que impidan que lo dicho por este sea valorado (desacreditar su valor probatorio)

Perito es un órgano de prueba

Los órganos de prueba son quienes toman conocimiento de los hechos delictivos, de manera accidental (testigos) o por encargo judicial (peritos, intérprete, traductor); a diferencia de los sujetos legitimados como partes, los órganos de prueba no tienen interés en el proceso. Por ello el imputado o el agraviado no pueden ser considerados como órganos de prueba.

En efecto, el órgano de prueba es la persona por medio de la cual se adquiere la fuente de prueba; por tanto, gracias a ellos, la fuente de prueba es actuada u oralizada en juicio oral llegando de este modo a conocimiento del juez, por esa razón, son también denominados como «los intermediarios entre el juez y la prueba».

El binomio de la prueba pericial

Conforme la teoría de la prueba, podemos identificar distintos tipos de medios probatorios que son actuados en juicio oral, así encontramos i) prueba documental, ii) prueba material iii) prueba testimonial y dentro de esta, prueba pericial. Al respecto, una vez ofrecida y admitida dicha prueba para juicio oral es necesario que en la audiencia la valoración probatoria del juzgador se construya a partir del informe pericial y de la declaración del perito.

Lo anterior se sustenta en que la prueba pericial no consiste únicamente en el documento (informe pericial) ni tampoco en únicamente sobre lo que responda el perito durante el juicio oral y es por esa misma razón que el Código Procesal Penal lo habilita a dar lectura de su informe o poder leerlo en caso olvide algún dato registrado; así mismo, la contra parte está habilitado para poder valerse de su propio informe en caso el perito se contradiga.

Saber cómo interrogar para luego contrainterrogar

Si bien, comentamos que no existe una estructura en el contrainterrogatorio, sino, una temática que nos sirva para trazar objetivos en el contrainterrogatorio; ocurre una situación especial cuando quien está siendo sometido al test de veracidad (contrainterrogatorio) es un perito y no un testigo ordinario.

Tal es así que inclusive la estructura del interrogatorio a un perito es especial y se compone principalmente de tres momentos i) preguntas para acreditar al perito ii) preguntas para que el perito nos diga la técnica que usó y iii) las conclusiones periciales a las cuales arribó. En ese sentido, en caso nosotros como contraparte vayamos a contrainterrogar al perito tenemos que incidir en esa información que brindó al juzgador. Seamos representantes del Ministerio Público, defensa técnica o actor civil, debemos estar preparados tanto para examinar como para contra-examinar.

«Si dominamos cómo interrogarlo, sabremos como contrainterrogarlo» Autor: Diego Valderrama Macera
  • Descarga las diapositivas de esta sesión haciendo clic aquí.

El Taller de Litigación Oral de LP

Las clases tratan sobre la correcta aplicación de las técnicas de litigación oral tanto al momento de redactarlas como al oralizarlas. Son transmitidas en el programa que lleva el mismo nombre del taller, el cual es conducido por Diego Valderrama Macera, formador en técnicas de litigación oral acreditado por ABA ROLI-EE. UU./México (American Bar Association Rule of Law Initiative) y redactor de nuestra área penal.

Si te perdiste las demás clases ingresa a los siguientes enlaces:

Todos los sábados a las 4:00 p. m. en Facebook

 

Comentarios: