Destituyen a fiscal que cobró para facilitar información reservada a procesado [Resolución 027-2022-JNJ]

11101

La Junta Nacional de Justicia destituyó al fiscal superior Abel Concha Calla por cobrar S/80 000 a cambio de facilitarle información reservada a un procesado, a través de sus contactos.

Así, una de las entregas de información de carácter reservada se materializó en Chiclayo, a través de sobres que contenían las declaraciones de los colaboradores eficaces.

Además, de acuerdo a la resolución, el fiscal Abel Concha lo mantuvo al tanto de todas las diligencias en su contra y le prometió que no lo «molestarían» hasta que culmine su periodo de alcalde, puesto en el que se desempeñaba el procesado.

El favorecido dijo en su declaración que Abel Concha le expresó su voluntad de apoyarlo cuando le dijo que «estaría para servirlo y apoyarlo». En respuesta, el aludido indicó que se despidió de esa manera por cortesía.

¿El Chapulín Colorado? 

Al revisar la resolución a la que LP tuvo acceso, llama la atención el nivel de confianza que existió entre el entonces fiscal Abel Concha y el procesado, ante quien se proclamó como «su chapulín colorado(sic)», por el trato pactado entre ambos.

Al procesado Abel Concha Calla también se le reprocha haber solicitado un descanso médico fraudulento, pues no se encontraba enfermo por aquellos días. Ante esta sindicación, tan solo atinó a reconocer que, efectivamente, no estuvo enfermo y que el descanso médico lo requirió para visitar a un familiar enfermo.

En ese mismo sentido, sostuvo que, en ningún caso, el certificado médico prohíbe realizar viajes.


Fundamento destacado. 7. El señor Serrato me presenta y le dice al fiscal superior Abel Concha «aquí el alcalde de Chiclayo (…) respecto de la investigación reservada que llevaba la FECOR Chiclayo, el mismo fiscal Abel Concha Calla en esta oportunidad me dice «efectivamente he estado coordinando con Willy las diversas formas en cómo te voy a ayudar (…) yo le agradecí y entendí que efectivamente el señor Willy había logrado un acuerdo, que era el acuerdo de los 80 000 soles para la intermediación de dicho fiscal, inclusive me dijo «voy a tratar de que no te molesten hasta el 31 de diciembre de 2018, que falta poco y luego ya en enero, como siempre voy a Chiclayo»

8. En el mes de octubre de 2018 (…) el señor******* me llamó telefónicamente y me dijo «Abel está aquí en Chiclayo, llega en el vuelo a las 7 de la mañana, vamos a reunirnos para que confirmes que efectivamente sigue ayudando y que ya recibió», me preguntó donde podíamos reunirnos y le dije que debía ser en la Universidad Juan Mejía Baca (…) llegué a la universidad y ellos ya estaban ahí, ***, el fiscal Abel Concha Calla y una tercera persona (…) y es el fiscal Concha Calla quien me presenta a la tercera persona y me dijo que era el propietario de una Clínica médica que se iba a inaugurar ese día (…) le volví a agradecer su intermediación y le dije que toda la información que me alcanzaba efectivamente era la que se estaba diligenciando la FECOR aquí en Chiclayo, me volvió a insistir el doctora Concha que hasta el 31 de diciembre de 2018 no me iba a pasar nada y me dijo «ya conversé con Willy y me he convertido en tu chapulín colorado» (…) el doctor Abel Concha se me acercó y me cogió del hombre y me dijo «te vuelvo a decir: confía, yo soy tu chapulín colorado».

Descargar aquí la resolución completa

 

Comentarios: