HBO Max: diez series y películas que todo abogado debería ver

4005

La llegada de HBO Max al mercado del streaming abre un nuevo océano de propuestas televisivas y cinematográficas. Y HBO tiene según la critica y las audiencias la mejor televisión del mundo, así que puede resultar interesante revisar su catálogo.

En lo relacionado al crimen y a lo judicial, este canal fue el pionero en llevarlo al más alto prestigio. Así que muchos abogados encontrarán alternativas en esta lista que reúne a diez series y películas que de HBO Max que todo abogado debería ver.

1. Banshee 

Antony Starr hoy es conocido como el temible Homelander de The Boys, pero el rol lo que lo llevó al estrellato fue el volátil Lucas Hood en Banshee.

La serie de culto de cuatro temporadas nos presentaba a un ex presidiario que cumplió su pena de quince años y ahora busca un nueva oportunidad en el pueblo que da nombre al show. Lo que no esperaba era hacerse pasar por el nuevo sherriff y tener que sobrevivir a las consecuencias de su pasado.

Banshee es una serie que propone la calidad HBO en sus actuaciones, a la par de la acción ochentera que hemos perdido en una época en la que solo se prioriza a los superhéroes.

2. Barry 

Un asesino a sueldo, que a la vez es un veterano de la guerra en en Medio Oriente, descubre una nueva pasión: el teatro. Mientras sigue a una víctima, llega a una clase de actuación en la que se dará cuenta de que puede ser algo más que un promotor de la muerte.

Al igual que Banshee, Barry cuestiona la posibilidad de dejar detrás la violencia. La gran diferencia es que Barry tiene una capa de humor negro que surge de su protagonista, el destacado comediante Bill Hader.

3. El conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo

Sí, la trilogía de El Conjuro es una de las sagas más «decentes» en lo que corresponde al terror, pero su última cinta tiene un contexto jurídico que no puede ser ignorado.

El primer juicio por asesinato en Estados Unidos en el que se alega la posesión demoníaca como defensa es la trama central de esta aventura que también tiene tiempo para enfocar la relación amorosa del matrimonio Warren.

Pero centrándonos en el caso, que podría ser material para un post aparte, tenemos que volver al 24 de noviembre de 1981. Arne Cheyenne Johnson fue condenado por homicidio en primer grado al asesinar a su casero.​ Los abogados aseguraron que «el demonio forzó a Johnson a matar».

4. El lobista 

Rodrigo de la Serna, actor argentino conocido por Diarios de Motocicleta y La casa de papel, interpreta a Matías Franco. Como el título lo adelanta, es un lobista conocido por su falta de moral y por lo lejos que está dispuesto a llegar con tal de cerrar un trato turbio.

Rodrigo siempre es solvente en este tipo de papeles que requieren de un poco de arrogancia, como es el caso de este influencer de la política y los negocios. Pero El lobista vence los estereotipos y lo fácil que es predecir este tipo de propuestas. Y en el camino, toma riegos al momento de mostrar a los antagonistas, escogiendo a la iglesia como uno de ellos.

5. Fahreheit 451

En otros oportunidades hemos hablado de Michael Shannon y aquí lo volvemos a tener presente gracias a esta adaptación de un clásico literario de la ciencia ficción.

En el futuro, los bomberos queman libros y un gobierno autoritario lo dirige todo. Un recluta, interpretado por Michael B. Jordan, descubrirá que hay algo detrás de esta convicción por acabar con la cultura y el pensamiento independiente.

Los más fanáticos de la novela y el autor, Ray Bradbury, harán añicos las intenciones de hacerla más light con tal de que llegue a más público. Y es comprensible. Sin embargo, el duelo interpretativo entre Shannon y Jordan justifica el visionado.

6. Joker

Una de las principales armas con las que entra HBO Max a nuestra región.

Durante el 2019, una película basada en el Joker llegó a convertirse en un sinónimo de rebelión contra los ricos y visibilizarían de las personas con enfermedades psiquiátricas.

Más allá de eso, todos comentaron la cinta por la fantástica actuación de Joaquín Phoenix, que arrasó con todos los premios a Mejor actor por esa interpretación tan humana del némesis de Batman.

7. Mare of Easttown

En el papel, la trama de Mare of Easttown suena a algo repetitivo, que ya hemos visto muchas veces. Una detective de un pequeño pueblo resuelve un asesinato que la llevará a conocerse más, en el momento en que su vida se cae a pedazos.

El punto alto de la serie es Kate Winslet. Su retrato de una mujer que ha pasado los cuarenta años, en un mundo inherentemente masculino y sin caer en estereotipos. O en un discurso que roza la caricatura.

En lo que corresponde a lo criminal, la serie también destaca. Su ritmo pausado obedece a una creación de personajes muy bien desarrollado, con un crimen y una serie de sospechosos/villanos que obedecen al prestigio de HBO

8. The night of 

Steven Zaillian, uno de los mejores guionistas de nuestros tiempos, nos regala The Night Of. Una de las mejores miniseries de HBO y de los últimos tiempos, en general.

Esta producción nos presenta al abogado John Stone, en el medio de la defensa de un joven paquistaní que ha sido acusado de matar a una mujer de la alta sociedad. Podría ser un caso más, pero el jurista no está teniendo en cuenta que hay factores raciales, sociales, políticos y culturales.

Lo que hace que esta serie sea imperdible para el público de LP es que estamos ante un proyecto que enfatiza el desigual procedimiento legal norteamericano. El derecho penal y la vida de los presos que esperan una sentencia son puntos claves dentro de la historia.

9. The wire 

Las cifras y los estudios dicen todo lo que tiene que decirse sobre The Wire. Una de las mejores series de la historia y una obra de arte sobre el crimen, a tal punto de que es la serie favorita del expresidente estadounidense Barack Obama y al mismo tiempo está en el ranking de varios jefes mafiosos que estaban activos durante su emisión.

La serie va, en resumen, sobre el tráfico de drogas en Baltimore. Sobre la mitología de este mundo y sus extraños personajes, que se siente tan realista porque varios de sus actores secundarios y recurrentes eran en realidad personas que se dedicaban a esa ilícita actividad.

A la fecha, The Wire se mantiene en el Olimpo. Junto a Breaking Bad y The Sopranos. Esto a pesar de que el rating y los premios fueron esquivos con una producción que hoy es de los más comentado al momento de hablar de televisión.

10. True detective 

True detective es una serie irregular. La primera temporada es una joya indiscutible, la segunda temporada es una buen serie que está muy por debajo del hito que fue la primera y muy pocos se quedaron a ver la tercera. Pero con todo eso en discusión, sigue estando muy por encima del promedio.

Resumir es difícil, porque cada tanda de episodios explora a diferentes detectives en diferentes épocas y en diferentes contextos. Pero todos enfrentan la corrupción y el odio de la gente que tienen alrededor.

Probablemente lo mejor de la serie antológica, más allá de sus actores, sea las mentes que estuvieron detrás en cada temporada. El novelista Nic Pizzolatto dio los primeros pasos y luego se sumarían directores Cary Fukunaga, Justin Lin y Jeremy Saulnier.

 

Comentarios: