Cinco películas navideñas con trasfondo jurídico

1892

Este listado podría haber sido un ejercicio cinematográfico extremadamente forzado. Pero estoy seguro que son muchos los que se sorprenderán con la gran cantidad de películas navideñas con contexto jurídico que podemos encontrar con facilidad.

Algunas requieren mucha conversación adicional y por eso no ingresan a la lista. Ese es el caso de Mi Pobre Angelito, que ha generado varios debates sobre la responsabilidad de los padres de Kevin McAllister en ese abandono que lo expuso a la maldad de los Bandidos Mojados. O la figura del secuestro y robo que desencadena la trama de Duro de Matar, en plena víspera de Noche Buena.

Y en un intento de darle mayor legitimidad a esta lista navideña, citaremos incluso a Margaret Wood, directora del área jurídica de la librería del Congreso norteamericano.

Ella propone en un post de la web de esa institución que incluso Gremlims, ambientada en Navidad, puede tener un diálogo legal al buscar al responsable de los destrozos generados por esas criaturas salvajes. ¿Su legitimo propietario, al ser el terrible (y adorable) Gizmo casi una mascota, debería cubrir los daños? Son preguntas que nunca obtendrán respuestas y menos en estas fechas de celebración.

Dicho todo esto, nuestra selección se aleja un poco de estas cintas más comerciales. Salvo un clásico, la mayoría de ellas servirán como un nuevo descubrimiento navideño y se sentirán como un regalo a sus colecciones cinematográficas.

1. Milagro en la calle 34 (1994)

Uno de los grandes clásicos navideños y mencionar el remake podrá ser atrevido para algunos, pero tenemos justificación jurídica. Milagro en la calle 34 sigue las aventuras de un hombre que trabaja fingiendo ser Papá Noel en un centro comercial y que podría ser realmente Papá Noel.

El drama legal aparece cuando un mall de la competencia lo involucra en un hecho violento, llevándolo a juicio para dañar su imagen entre los niños. Para luego poner en duda su salud mental, señalándolo como un loco que se cree la personificación de un ser ficticio. ¿A través del derecho se puede demostrar la existencia de Santa Claus?

2. La cosecha de hielo (2005) 

La penúltima película de Harold Ramis como director, el cazafantasmas original que falleció hace un par de años. Aquí conocemos a un abogado de la mafia, Charlie Arglist y su amigo gánster Vic Cavanaugh, que se reúnen en Navidad para celebrar algo más que el nacimiento de Jesús.

A través de engaños le han robado más de dos millones de dólares a su jefe, el mayor gánster de Kansas. Y, a pesar de que la cantidad de dinero es grande, están apuntando a un «premio mayor», la bailarina estrella de los casinos dirigidos por el criminal. Una comedia negra digna del director de El día de la marmota.

3. El león en invierno (1968)

En esta lista hay espacio para un importante drama histórico que cuenta un drama de corte teatral y asfixiante. En El león en invierno, el rey Enrique II celebra la Navidad de 1183 de una manera muy singular: liberando a su esposa de un encierro de diez años. A ella se suman sus tres hijos y otros personajes importantes en una reunión en la que se decidirá al siguiente gobernante.

Peter O’Toole y Katherine Hepburn lideran un elenco soberbio en medio de una trama que no le puede envidiar nada a ficciones celebradas a nivel mundial como Game of Thrones. No es una opción convencional, pero es una gran alternativa.

4. Madre a la fuerza (1939)

La película más antigua de la lista y una de las grandes comedias románticas en la primera época dorada del cine. Polly Parrish es una vendedora en los viejos «almacenes», lo que hoy vendrían a ser los malls. En una serie de extraños acontecimientos descubre que será despedida en Navidad y encuentra a un bebé que ha sido abandonado.

Este adopción repentina hace que todos a su alrededor la vean diferente, incluyendo los gerentes de su empleo que se ven conmovidos por su sorpresiva maternidad y decidirán recontratarla. ¿Hasta donde llegará esta madre a la fuerza y en qué momento la ley ordenará todo este enbrollo? Aquellos que vean esta cinta comprenderán cómo Hollywood se ha atrevido a tocar temas complejos a través de la risa.

5. The case for Christmas (2011)

Cerramos la lista con un círculo perfecto y regresando a un juicio protagonizado por Santa Claus. Un abogado recién graduado, cínico y negativo, acepta a regañadientes un caso ligado a un hombre que se cree Papá Noel. La denuncia es absurda, pero sirve como un viaje de aceptación para nuestro agrio protagonista.

Es, sin mucho disimulo, una versión más liviana de Milagro en la Calle 34 con muchas menos aspiraciones. Pero el intento resulta divertido y no todas las cintas de esta temporada deben ser grandes joyas.

Comentarios: