Soy abogado, ¿debo estar en redes sociales?, ¿cómo empezar?

3778

En el 2022, las redes sociales pueden ser determinantes para posicionarte en lo que puede ser tu próximo empleo o ponerte ante una gran oportunidad académica. Por ello, hoy te daremos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta para mejorar tu visibilidad en estos espacios virtuales.

¿Por qué un abogado debe estar en redes sociales?

Las tarjetas de presentación son importantes y elegantes, lo sabemos, y no lo vamos a negar; sin embargo, en el siglo XXI, la primera referencia que la gente tendrá de ti es la que aparezca en Google al escribir tu nombre. Y, en la mayoría de casos, aparecerán tus redes sociales: tu Facebook, tu Instagram, tu LinkedIn e, incluso, tu cuenta en TikTok.

A la fecha, hay muchos profesionales que usan estas redes como observadores distantes. Sus cuentas no tienen foto de perfil o información actualizada, son solo usuarios que van dando likes y comentando en publicaciones ajenas, lo cual es una oportunidad desaprovechada para alguien que tiene tanto que mostrar. Esto llevará a tus potenciales clientes a creer que eres alguien que no tiene nada que mostrar.

Si eres un abogado o una abogada que no se anima a usar las redes sociales, incluso sabiendo que es tu carta de presentación digital, te comentamos algunas ventajas que estás ignorando; por ejemplo, la posibilidad de entender lo que tu público está interesado en consumir o leer.

Facebook, Twitter e Instagram cuentan con herramientas para realizar encuestas y medir la opinión de tu audiencia. Facebook Insights permite, además, conocer la edad, el sexo, la profesión, entre otras características. Ello puede ser fundamental si eres alguien que está buscando elaborar la publicidad para su despacho de abogados, por mencionar un escenario.

Es preciso mencionar que hay redes sociales con un público mucho más específico, como es el caso de LinkedIn y su constante presencia de empresarios y emprendedores en búsqueda de trabajadores y mostrar sus logros. No todo es stories o una supuesta superficialidad, la cual vamos a desmitificar a lo largo de esta publicación.

Aprende a diferenciar entre reputación y marca personal

Es importante diferenciar entre reputación y marca personal, porque muchos que navegan en las aguas de lo digital por primera vez suelen confundir esos conceptos. Para aclarar esto, vamos a revisar lo dicho por Jeffrey Silber, fundador del estudio norteamericano Silber, Vasquez & Associates y experto en imagen corporativa.

La primera hace referencia a lo que la gente comenta del abogado. Es una idea que le pertenece a un número reducido de personas (si eres nuevo en la carrera, claro está) y no se puede controlar.

Por otro lado, la marca personal es la imagen con la que uno mismo quiere proyectarse, por lo que puede ser aspiracional y no necesariamente concordar con la realidad. Aquí las redes sociales juegan un rol fundamental, ya que no puedes vivir proyectando una mentira que se puede desinflar al reunirte con un potencial cliente. Un error en tu marca personal se convierte en una pérdida de puntos en tu reputación.

Adapta tu lenguaje jurídico a las redes sociales

Pepe Toriello, abogado especializado en nuevas tecnologías y fundador de la web Red de Firmas, señala que hay un grave problema que los abogados tienen al momento de aventurarse en las redes sociales, y es que no saben venderse a sus futuros clientes.

El mayor problema aquí reside en que las publicaciones de los abogados en Instagram o Facebook se hacen aplicando el mismo lenguaje que se usaría en un sitio especializado.

La complejidad, en un primer momento, puede ahuyentar a los interesados en contar con tu asesoramiento. Recuerda que la gente que va a buscar la palabra «abogado» o «abogada» está pensando en sus necesidades y no en una clase exprés de derecho.

En ese sentido, no te olvides de los hashtags de moda y la brevedad.

Apuesta por lo audiovisual 

Redes como TikTok e Instagram se centran en la fotografía, pero sobre todo en los videos. Por ello, no es una locura que empieces a probar tus habilidades frente a la cámara.

Respecto a ello, la abogada y comunicadora Wen Gutiérrez, creadora de contenido en TikTok bajo el usuario @legalmentehablando.pe, nos brinda algunas recomendaciones importantes si decides dar el salto al video:

No seas improvisado

Antes de grabar, necesitas una pauta e incluso una estructura por días. Debes encontrar los tópicos y problemáticas que quieras explorar para empezar a desarrollar guiones cortos y fundamentar tus ideas. Y siempre cita lo que sea necesario citar, incluso en un video debes hacerlo.

Infórmate constantemente 

Tú sabes mucho y nadie lo duda. Pero debes aumentar tu conocimiento revisando las noticias jurídicas del día y capacitándote en cursos de tu especialidad (en Juris.pe, tal vez). Así te mantienes al día y encuentras más temas para futuros videos.

No te frustres

Las primeras veces que te grabes serán ocasiones complicadas, sobre todo si es la primera vez que lo haces. Haz una pausa y no te desanimes por todos los bloopers que pueden suceder en el camino. Lo más probable es que la toma exitosa sea entre la quinta o la sétima, si somos optimistas, pero te aseguramos que cuando el momento llegue sentirás una gran satisfacción.

Potencia tu perfil académico 

Las redes sociales no deben ser un espacio para un lenguaje pesado, ya lo dijimos. Pero sí deben servir para redireccionar a tu audiencia hacia tu material más elaborado, por lo que debes aprovechar para colocar siempre links a tu material de interés.

¿Qué material de interés? Debes contar con una presencia en redes, pero también con presencia en la web para que al momento de googlearte aparezca tu nombre junto a contenido jurídico relevante. ¿Cómo logras esto, dices ahora? En LP tenemos algunas ideas.

Puedes publicar en webs especializadas como LP Pasión por el Derecho. Esto es bastante sencillo si tus publicaciones cumplen con los estándares que nuestro portal exige. Para eso, solo debes seguir las indicaciones que brindamos en la Guía de redacción y estilo de LP. En este tipo de publicaciones tienes la posibilidad de abordar temas que son de tu especialidad o exponer casos que son parte de tu práctica laboral.

Y, si tu hambre académica es más grande, siempre tienes la posibilidad de publicar en la nueva Revista LP Derecho, que, a pesar de su reciente creación, ya cuenta con las indexaciones de LatinRev y Cite Factor. Si quieres ser parte de esta aventura que celebra la investigación jurídica, revisa aquí las normas de evaluación de los artículos.

 




 

Comentarios: