¿Por qué debería estudiar derecho?

1295

El año recién empieza y hay muchos jóvenes que acaban de salir del colegio, pero, en lugar de salir de vacaciones, ahora tienen que tomar una decisión que marcará su futuro: decidir la carrera que estudiarán. No es una decisión sencilla, ya que hay muchas cosas que considerar, y la presión familiar no ayuda mucho.

Este post está pensado para quienes han acariciado la idea de estudiar derecho y aún no lo deciden, y para aquellos que tienen claro que se convertirán en abogados, pero necesitan reafirmar sus convicciones.

El pasado y futuro de la carrera

Empecemos por un punto alejado de lo teórico o técnico. El derecho es una de las carreras más antiguas que existen, llena de pasajes históricos fascinantes que han sido explorados por diferentes historiadores del derecho que vas a conocer a lo largo de tu preparación. Uno de los más destacados fue el doctor Carlos Ramos Núñez.

Y es necesario recordar que hablar de historia no es referirse a los siglos antiguos, ya que constantemente se crean nuevos precedentes que serán estudiados por los juristas del mañana.

Dominarás del don de la palabra

Si conoces a un abogado, sabrás que es un maestro en el arte de la palabra. La usa para explicar y convencer. Cualquier discusión con alguien que conoce de derecho es un enfrentamiento que seguramente vas a perder.

Estudiar derecho es encontrar la manera de expresarte con excelencia. Algo que se basa en la habilidad oral que vas a desarrollar, pero también en la cantidad de conocimiento que acumulas en una carrera que te acerca a diferentes realidades humanas, desde el nacimiento hasta la muerte del individuo. Eso es cultura a la que muy pocos acceden y los abogados traducen a través de las palabras.

Alternativas para todo tipo de personalidad

Pocas carreras pueden presumir de contar con tantos matices, pensados en responder las necesidades del individuo. Esto equivale a que los intereses personales de cada uno encontrará resonancia en algún punto de la carrera.

Algunas de las ramas del derecho más populares y que todo aspirante debe conocer son las siguientes:

  • Derecho civil. Regula las relaciones y transacciones jurídicas entre los individuos.
  • Derecho constitucional. Es la rama jurídica que define la estructura orgánica del Estado.
  • Derecho de familia. Se exploran las normas que regulan las relaciones de los miembros que integran la familia.
  • Derecho penal. Aborda la capacidad punitiva, la potestad para castigar a aquellos que violen las leyes.
  • Derecho laboral. Esta rama regula el marco legal de las relaciones entre trabajadores y empleadores para garantizar el cumplimiento de sus derechos.

Y un largo e inagotable etcétera.

Oportunidades laborales y buenos ingresos 

El derecho es una de las carreras que más puertas profesionales abre, y no es un secreto. Y con ello no solo nos referimos a lo anteriormente comentado sobre las variedades, porque un abogado puede encontrar trabajo en entornos que no son necesariamente jurídicos pero en los que importa la ley.

Desde las grandes empresas hasta los emprendimientos más pequeños requerirán en un momento de asesoría legal. Pero esto va más allá: el derecho es importante en áreas como el marketing, la administración pública y la política.

A todo ello se suma lo económico. Si una carrera es tan importante como el derecho, los ejecutantes no pueden ganar poco. Según información del portal web Ponte en Carrera, un abogado puede llegar a ganar más de 4000 soles al mes. Esto siguiendo diferentes variantes como la universidad y el sector al que apuntes.

La posibilidad de ser tu propio jefe

El derecho puede resultar atractivo para ti si buscas ser la persona a cargo y no ser siempre el empleado de alguien más. Aunque, como todo, es una cuestión de trabajo duro.

Si decides abrir tu propio despacho, podrás regular tus prioridades y crear un equipo desde cero. Si trabajas como consultor, muy probablemente puedas manejar tú mismo tus tiempos y organizar tu propio cronograma de actividades.

Una carrera que busca a una nueva generación

El derecho está tardando en entender toda la tecnología del siglo XXI. Este proceso de adaptación a las nuevas realidades dependerá de jóvenes como tú, jóvenes que entiendan conceptos como la inteligencia artificial, la digitalización de archivos, la ciberseguridad y las redes sociales.

En ese sentido, hay nuevas formas de aplicar el derecho que puedes encontrar al sumarte a la carrera. Más allá de ser solo un abogado, en tus manos está ser el próximo especialista en derecho digital, un perito judicial informático, un profesional de la protección de datos o un sinfín de posibilidades.

Comentarios: