Padres podrían acordar el orden del apellido de sus hijos [Anteproyecto del Código Civil, art. 20]

El 6 de febrero del 2020 se publicó el Anteproyecto de reforma del Código Civil, aprobado mediante Resolución Ministerial 46-2020-JUS. Este documento es el resultado final del Grupo de Trabajo de Revisión y Mejora del Código Civil Peruano de 1984, constituido en octubre de 2016. Estuvo liderado por el profesor Gastón Fernández Cruz e integrado por otros destacados civilistas, a saber: Juan Espinoza Espinoza, Luciano Barchi Velaochaga, Carlos Cárdenas Quirós, Enrique Varsi Rospigliosi, Gustavo Montero Ordinola.

A continuación desarrollaremos la propuesta de modificación del artículo 20, denominada Apellidos del hijo matrimonial. Para conocer las razones de esta propuesta, adjuntamos la exposición de motivos del artículo en comentario, así como un breve análisis para conocer los alcances del proyecto normativo.

Puede acceder al documento completo, haciendo clic aquí. Para descargar la exposición de motivos, clic aquí.


Libro I: Derechos de las Personas

Sección Primera: Personas Naturales

Título I.- Principio de la Persona

Código Civil vigente

Artículo 20.- Apellidos del Hijo

Al hijo le corresponde el primer apellido del padre y el primero de la madre.

Anteproyecto

Artículo 20.- Apellidos del Hijo Matrimonial

1. Al hijo le corresponde, en ese orden, el primer apellido del padre y el primero de la madre, salvo acuerdo en contrario en cuanto al orden.

2. Todos los hijos de una misma pareja deben llevar los apellidos del primogénito.

Exposición de motivos.-

El derecho al nombre, que integra el derecho a la identidad personal, permite reconocer a la persona. El Código Civil de 1984 no establece la posibilidad de establecer un orden diverso respecto de los apellidos (primero del padre y de la madre).

La propuesta normativa prevé que puede establecer otro orden de los apellidos, siempre que medie acuerdo de los progenitores. Una vez elegido un orden de los apellidos del primer hijo, todos los demás tendrán ese orden. Se acoge el principio de igualdad, regulado constitucionalmente.

Fuente de inspiración de esta propuesta es la Ley 40/1999 de España, sobre nombres y apellidos y su orden, así el artículo 109 del Código Civil de ese país. En Francia, el artículo 311-21 del Code civil.

Comentario.-

En relativo al inciso 1 saludamos que los padres puedan decidir el orden de los apellidos; sin embargo no fluye de esta parte del artículo si se puede cambiar o no este orden posteriormente. Asumimos que mientras no haya un segundo hijo el primogénito podrá cambiar el orden de sus apellidos.

En cuando al inciso 2 resulta coherente que los hijos posteriores al primero mantengan el orden de los apellidos del primogénito.