[VÍDEO] ¿Qué es la odontología forense y por qué es importante?

No te pierdas Crimiadictos, el único programa sobre criminalística del Perú, que se transmite todos los jueves por la tarde a través de la página de Facebook de LP Pasión por el derecho.

789

Sumario: 1. Introducción; 2. El enfoque odontológico en cadáver con sospecha de identidad; 3. La comparación ante y post-mortem tiene en cuenta los siguientes elementos; 4. El enfoque odontológico en cadáver sin sospecha de identidad; 5. ¿Qué es la queiloscopia?


1. Introducción

Los dientes constituyen una porción del esqueleto que interactúa directamente con el ambiente externo y su función es la de aprovechar y masticar la comida antes de su ingreso en el aparato digestivo.

La dentadura humana se compone de 20 piezas caducas que aparecen en los primeros dos años de vida, luego, a partir de la tercera infancia los dientes de leche se van sustituyendo por una dentadura permanente compuesta por 32 piezas.

El diente permanente posee una estructura que se compone de tres partes principales: la corona, el cuello y la raíz.

Estructura de un diente. Fuente: Grupo Distribución Lationoamericno.
    • La corona es el segmento que se desarrolla fuera de la encía y está recubierta por esmalte, substancias orgánicas y agua.
    • El cuello representa un surco que divide la corona de la raíz.
    • La parte interna, insertada en el hueso alveolar, constituye la raíz del diente. A través de la punta de la raíz, llamada ápice dental, penetra el plexo neuro-vascular destinado a la inervación y a la nutrición de los tejidos dentales.

El tejido de agarre alrededor del diente se llama periodontal y está compuesto por hueso alveolar, el cemento celular, el ligamento periodontal y por la encía.

La dentadura permanente puede presentar diferentes anomalías que resultan de crucial importancia en la atribución de la identidad de un individuo, pues a partir de estas se puede identificar:

    • Anomalías de número por exceso (hiperodoncia).
    • Anomalías de forma.
    • Elementos dentales o retenidos (con raíz inmadura). B Anomalías de volumen (microdoncia o macrodoncia).
    • Hipoplasia del esmalte: amilogénesis imperfecta congénita o hipoplasia adquirida (déficit vitamina A, C, D; insuficiencias nutricionales; déficit de calcio, fósforo o flúor y enfermedades infectivas virales).
    • Dentición imperfecta.

El análisis de la dentadura no puede prescindir del uso de técnicas de radiografías, pues permiten evidenciar la cámara pulpar, la encía y eventuales lesiones por caries o estructuras radiotransparentes, mientras esmalte, dentina, hueso y obturaciones aparecen radiopacos.

Radiografía de dientes. Fuente: Grupo Distribución Latinoamericano.

La TC (tomografía computarizada) representa una investigación de segundo nivel si la radiografía no es del todo concreta, de hecho, permite una mejor visualización de las estructuras anatómicas, en particular, de los tejidos blandos.

También permite obtener una mejor imagen a nivel maxilar y mandibular, y estudiar tales estructuras, de manera más profunda.

Muestras de dientes. Fuente: Grupo Distribución Latinoamericano.

Por otro lado, el TC Cone-Beam permite una reconstrucción de la imagen en tres dimensiones(3D). Esta técnica permite obtener imágenes profundas mediante un procedimiento más rápido y, por lo tanto, suministrando una menor dosis de radiación.

Muestra 3D odontología. Fuente: Grupo Distribución Latinoamericano.

2. El enfoque odontológico en cadáver con sospecha de identidad

La odontología forense se usa para atribuir una identidad, tanto a sujetos con sospecha de identidad como a sujetos de los que no se conoce ninguna sospecha.

En el caso de sospecha de identidad, el procedimiento resulta menos complejo, pues se realiza una comparación entre la documentación disponible ante-mortem y las evidencias post-mortem.

La información de utilidad para la comparación puede provenir de simple documentación fotográfica del sujeto, aunque serán más útiles los eventuales exámenes radiográficos efectuados durante su vida.

Estos exámenes radiográficos dentales, generalmente, se obtienen de la documentación clínica del sujeto. La documentación instrumental ante-mortem a disposición puede componerse de radiografías dentales (panorámicas o de un solo elemento tal) o de radiografías/TC del cráneo y estas se compararán con los exámenes gráficos hechos post-mortem.

3. La comparación ante y post-mortem tiene en cuenta los siguientes elementos: 

    • La morfología de la corona y la raíz
    • La morfología del tejido periodontal
    • Anomalías de la fórmula dental: anomalías de forma o dimensión
    • Presencia de caries
    • Pérdida de tejido óseo alveolar
    • Terapias odontológicas (extracciones, obstrucciones o prótesis)
    • Morfología y patología del esqueleto facial

3.1. Algunas precisiones: 

    • En algunos casos, la sospecha de identidad puede resultar errónea con es tipo de enfoque, pues, por ejemplo, puede darse la ausencia de un elemento dental ante-mortem detectado luego post-mortem o la visualización de u elemento dental «virgen», en cambio, puede encontrarse reconstruido post mortem; también pueden encontrase dientes deciduos sustituidos por permanentes, elementos dentales ausentes post-mortem por extracción o lesión post-mortem de otro tipo. Así pues, es fácil que se presenten diferencias en la documentación ante y post-mortem, sobre todo si entre las dos ha pasa un cierto periodo de tiempo, pero no significa que deba excluirse la atribución de identidad inmediatamente.
    • En caso de que se disponga solo de documentación fotográfica del sujeto en vida, el estudio identificativo consiste en la comparación -asistida por programas informáticos- entre perfiles. En este caso, los datos ante-mortem constituyen fotografías de sujetos sonrientes en las que su perfil dental se superpone al de las reproducciones en yeso de cadáveres.
    • La comparación ante y post-mortem se puede referir también a la morfología de las arrugas del paladar. Estos relieves mucosos presentes en el paladar duro tienen la característica de ser morfológicamente únicos para cada individuo y estables en el tiempo.
    • La comparación entre la morfología de arrugas del paladar normalmente se usa mediante una superposición de huellas dentales ante-mortem (como los moldes en yeso realizados por el dentista) con el modelo del paladar del cadáver a identificar.

4. El enfoque odontológico en cadáver sin sospecha de identidad 

En el caso de cadáver sin sospecha de identidad, el examen deberá ser más completo y articulado, pues debe reconstruirse el entero perfil biológico del sujeto sin informaciones previas de comparación.

Las posibles informaciones a extraer, tras el análisis de la dentadura, refieren a la zona geográfica de procedencia de la persona, las condiciones socioeconómicas, las costumbres de vida, el tipo de alimentación y otros datos importantes para un screening inicial. Por ejemplo:

    • Las pigmentaciones dentales particulares, modificaciones no terapéuticas de la anatomía, incrustación de piedras o joyas en el esmalte dental o el recubrimiento de piezas dentales con coronas no terapéuticas.
    • También algunas costumbres de vida u ocupaciones profesionales, pueden de muestras típicas sobre las piezas dentales facilitando la identificación del cadáver (como el caso de músicos de instrumentos de viento o los fumadores).

Esta información dental también contribuye a la determinación del sexo, el análisis dental no es de las técnicas más fiables, aunque se estima que hay un cierto grado de dimorfismo entre sexos a nivel de la corona, esta diferencia consiste en aproximadamente medio milímetro de dimensión.

Es importante precisar que esta diferencia depende ampliamente del propio observador, y es fácilmente susceptible de error, por este motivo, la diagnosis del sexo se le asigna a otros enfoques más fiables.

También el diagnóstico de aspectos raciales puede hacerse a través de algunas características odontológicas, si bien no son suficientes ni decisivas, los patrones raciales negroide se caracterizan por la frecuente aparición de diastema interminiscente (espacio entre los dientes incisivos o prognatismo (mandíbula hacia adelante), mientras que en los patrones raciales mongoloides, a menudo existe la presencia de los incisivos en forma de pala.

El uso más relevante de la odontología forense es la determinación de edades, pues es notable respecto a la diversidad morfológica y la dimensión de las piezas dentales. Así pues, las diferencias son evidentes dependiendo de la edad del sujeto: adulta, infantil o juvenil. En este último caso, el análisis de la fórmula dentaria permite estimar una edad aproximada con cierta precisión.

4.1. ¿Cómo determinar la edad?

La metodología consiste en examinar la erupción y mineralización de los dientes, el odontólogo forense traza las etapas de la vida de una pieza dentaria (antes deciduo, después permanente) y así permite la valoración susceptible de error de 2 meses a 3 años, aproximadamente.

Entre los métodos más utilizados figura el esquema de Ubelaker y el Atlas de Queen Mary University:

Esquema de Ubelaker. Fuente: Universidad Autónoma de Madrid.

Tras la comparación del desarrollo medio que permiten los atlas de referencia, posible estimar la edad cronológica de las piezas dentarias analizando las siguientes características:

    • Los varios estadios de erupción reabsorción de raíces caducas.
    • La formación de las cúspides.
    • La longitud y el número de las raíces.
    • La reabsorción de raíces caducas.

Tales parámetros se encuentran exclusivamente a través del uso de técnicas de imaging o radiografías, como puede observarse en la fotografía[1]:

Radiografía dental. Fuente: Editorial Grupo Latinoamericano

5. ¿Qué es la queiloscopia?

La criminalística posee un conjunto de subespecialidades y técnicas para identificar correctamente a los implicados en un crimen. Así, la queiloscopia estudia los rasgos labiales (como grosura y disposición de los surcos), para resolver crímenes. Estos rasgos se asemejan a las huellas digitales, pues son únicas e intransferibles. No existen rasgos labiales iguales a otros.

En una entrevista para LP, el perito odontológico Gustavo Martínez Salinas, explicó de manera didáctica los rasgos que caracterizan los labios: rasgos reticuloides, con líneas continuas o incontinuas, bifurcadas, etc.[2]

Al respecto, uno de los casos más populares sobre queiloscopia ocurrió en Japón y se trató de un robo. Luego de violentar la entrada de una casa para robarla y a punto de escapar, el ladrón cogió un vaso de vidrio lleno de agua para calmar su sed. Tenía guantes quirúrgicos en ambas manos, sin embargo, logró dejar una perfecta huella labial en el vaso.[3]

Al realizar las investigaciones del caso, se comparó la huella labial con las muestras de los detenidos y el responsable del robo tuvo que confesar.

Lea también: [VÍDEO] ¿En qué consiste la prueba de absorción atómica? | Crimiadictos

5.1. Puntos de identificación labiales

Fuente: Biblioteca digital UniValle-Universidad del Valle

Los puntos de identificación de labios refieren a las características de los labios y son examinados mediante cuadrantes que dividen las impresión de los labios sobre las superficies.

El procedimiento para examinar labios consiste en aplicar un producto (lápiz labial) en los labios y dejar una muestra en una superficie. Luego, la muestra es dividida por cuadrantes para analizar cada rasgo de los labios. En general, las huellas labiales pueden encontrarse en las servilletas, la ropa, los vasos o tazas, etc.

Es importante señalar que el estudio de los puntos de identificación labiales deben ser complementados por otras diligencias a fin de determinar con certeza la responsabilidad penal de un homicida o cuál fuere el delito cometido.


Mira aquí la entrevista sobre odontología forense e investigación criminal:

  • No te pierdas Crimiadictos, el único programa sobre criminalística del Perú, que se transmite todos los jueves por la tarde a través de la página de Facebook de LP Pasión por el Derecho.

[1] Gordo Alarcón, Xénia; Soria Verde, Miguel Ángel; Piro, Michele y otros. Criminología, Criminalística e investigación. Colombia: Grupo Distribuidor Latinoamericano, 2018, p. 525-531.

[2] Martínez, Gustavo. «¿Cómo examinar mordeduras y dientes en escena del crimen? | #Crimiadictos», vídeo de YouTube, 44:17, publicado el 8 de octubre de 2021. https://www.youtube.com/watch?v=Ts5L0wgguEQ

[3] Fonseca, Gabriel; Contreras, Jorge y otros. «Identificación Mediante Huellas Labiales: Casos Paradigmáticos, Oportunidades Perdidas y «Anomalías» para la Construcción de un Nuevo Paradigma», International journal of odontostomatology (2018).
https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-381X2018000200169

Comentarios: