¿Por qué a los abogados nos gusta tanto «Suits»?

10633

Cada vez que se publica un post sobre cine o series, el público de LP Pasión por el derecho pide que se hable de Suits, conocida también como La ley de los audaces. No importa que sea una publicación con un tema ajeno a este famoso show, la audiencia lo solicita con emoción.

¿Cuál es la razón por la que Suits ha enamorado a propios y extraños del mundo jurídico? ¿Por qué las aventuras de Harvey Specter y Mike Ross tienen tantos seguidores que buscan replicar sus (a veces cuestionables) pasos?

A continuación ensayamos algunas teorías…

1. Pasión por el derecho

A pesar de que Suits opta por subrayar los caminos románticos de sus protagonistas, el derecho está presente de forma constante.

La solución de todos los casos se desarrolla con discursos inyectados de amor a la carrera, sin recurrir a recursos facilistas. Siempre tenemos una exposición de jurisprudencia sazonada por el ego de todos los personajes que habitan en la firma cuyo nombre es tan cambiante.

La obsesión por ganar hace que veamos en pantalla algunas postales que todos sabremos identificar con facilidad. Las noches de oficina, fuera del horario, con tal de terminar un trabajo. Los almuerzos desordenados, la búsqueda de documentos, las discusiones con los colegas. Todas las piezas de un rompecabezas basado en la pasión.

2. Hace a los abogados lucir bien

Los medios de comunicación se han encargado de volver al abogado en una figura fría y manipuladora, incluso villanesca. Suits, por el contrario, es una serie que se dedica completamente a volver a esta profesión en una vitrina de la elegancia y los gustos sofisticados.

Harvey Specter se volvió en un sinónimo de éxito. No son pocos los artículos y vídeos analizando su carácter, forma de vestir e impacto en la masculinidad moderna. Es inevitable que los jóvenes estudiantes de derecho se proyecten a ser él y que los que ya practican sueñen tener un poco de esa chispa en su rutina.

Y Mike Ross, a pesar de ser un farsante, profesa un amor por las justicia que le hace falta a muchos. Por eso no resulta tan sorprendente que sea tan querido dentro de nuestra comunidad.

3. La fauna legal

Otras de las grandes virtudes de Suits es que no se limita a retratar la realidad de los abogados protagonistas. A través de sus nueve temporadas se pasean todos los personajes del día a día de la aventura jurídica.

Abogados, practicantes, secretarias, asistentes, fiscales, jueces y las cabezas de los grandes estudios son solo algunos de los profesionales que alivian o complican el destino de Harvey y Mike.

Pero la complejidad y carisma va conectada al siguiente punto de esta lista…

4. Un elenco arrollador

Suits es Suits gracias a un casting perfecto o casi perfecto.

Gabriel Macht como Harvey y Patrick J. Adams como Mike son la cereza del pastel. Pero los secundarios sostienen la serie en varios momentos y en más de una oportunidad merecen su propio spin off.

Gina Torres como Jessica Pearson es un ejemplo de las lideresas que son necesarias en todos los relatos del siglo XXI. Sarah Rafferty como Donna es una de las fieles adaptaciones de la complicidad de una amistad y Rick Hoffman como el gran Louis Litt resume la fascinación que sentimos por las personas con una psicología frágil.

Incluso Meghan de Sussex calza perfecta como ese interés romántico idealizado llamado Rachel Zane. Eso sin contar a los personajes recurrentes y los grandes villanos, como ese magnifico  Daniel Hardman interpretado por David Costabile.

5. Una carta de amor a la cultura pop

Cuando un personaje es aparentemente perfecto, es necesario humanizarlo. Eso se logra con defectos, debilidades o con características que lo asemejen al espectador. Y, en el caso de Suits, eso se logra volviendo a los personajes en fanáticos de lo mismo que sus televidentes.

A lo largo de todos los episodios, no son pocas las referencias a clásicos del cine como Serpico, El Padrino, Rocky, Tiburón, Duro de Matar o la saga de James Bond.

A nivel personal, mi mención favorita a la cultura pop es cuando Harvey se reconoce como trekkie o fan de Star Trek, para explicar perfectamente lo que es la prueba Kobayashi Maru. Para los no iniciados en este mundo, detallamos que esta prueba es una simulación con una solución imposible y que te obliga a pensar fuera de la caja.

Comentarios: