¿Qué es y cómo participar en un remate judicial?

36436

Todos soñamos con un inmueble propio y una forma de conseguirlo (de la que muchos no hablan) es adquirilo un remate judicial. Hoy vamos a resolver algunas consultas al respecto y te enseñaremos los pasos necesarios para que puedas participar en estas actividades.

¿Qué es un remate judicial?

La pregunta más importante, sobre todo si eres alguien que no está familiarizado. Un remate judicial es una modalidad para la adquisición de bienes como muebles e inmuebles u otros que han sido sujetos a un procedimiento legal. Y que, a raíz del incumplimiento de un pago por parte de un deudor, un juez ordenó su venta pública.

¿Por qué se realizan de forma virtual?

La respuesta más simple es que se busca que los remates sean más transparentes y seguros. Cuando se realizaban de forma presencial surgían casos de amedrantamiento hacia los compradores por parte de los dueños originales y otros corrupción entre los participantes. Algo que se ha reducido desde que la virtualidad permite que solo el personal necesario conozca la identidad de los involucrados.

Otro motivo para esto es que se busca que los remates sean más accesibles y tengan una mayor difusión entre el público que no siempre puede hacer un acto de presencia personal por temas laborales. Y si bien esto es una método previo a la pandemia, el aislamiento y distanciamiento se volvieron un factor para que esta práctica se solidifícara en el Perú.

¿En qué página se realiza?

Todo se realiza a través de la web de Remaju, creada por el Poder Judicial.

Remaju, acrónimo de Remate electrónico judicial, es un portal en el que se puede acceder a una inmensa cantidad de propiedades que están siendo subastadas y puestas en remate. Aquí se puede ver también el registro del inmueble, la declaración del postor ganador, registro de postores, asignación de la sala virtual de remate y resultados finales del proceso. Aunque veremos eso con calma, más adelante.

¿Cómo me entero de los remates?

Los remates se publican en el diario oficial El Peruano, otros diarios de mayor circulación y en la recientemente mencionada página de Remaju. En el caso de Remaju, te explicaremos a revisar esa información en el siguiente punto.

¿Cómo me registro en Remaju?

Una vez que hemos resuelto algunas dudas claves, vamos a explicar con lujo de detalles cómo puedes participar en estos remates. Lo primero que debes saber es que debes estar registrado en Remaju. Eso lo lograrás siguiendo estos pasos que vamos a graficar porque pueden resultar bastante tediosos.

1. Ingresar a la web de Remaju haciendo clic aquí.

2. Para poder acceder como Persona Natural o Jurídica debes tener una casilla electrónica, el cual puedes obtenerlo a través del aplicativo del Sistema de Notificaciones Electrónica o SINOE.

3. En SINOE tendremos que presionar en el enlace Solicitar registro de casilla.

4. Aquí veremos seis opciones, pero a nosotros nos interesa registrarnos en Remaju online, por lo que tendremos que hacer clic en el apartado de Remate electrónico judicial.

5. En este cuarto paso, vamos a ver dos opciones, personas naturales y personas jurídicas. Vamos a tener que hacer clic en Personas Naturales. Aquí tenemos que colocar nuestros datos. Es decir nombres, apellidos, DNI, teléfono, celular, correo y dirección de domicilio. Con esto contarás con una cuenta que te permita participar en los remates.

¿Cómo participo?

Una vez registrado, en la página de Remaju encontrarás una lista de todos los remates disponibles. Para participar del remate se debe depositar el 10 por ciento del valor de la tasación del bien en el Banco de la Nación y sino te adjudicas el bien, el dinero se te devuelve de manera inmediata.

Listado de propiedades disponibles

Hay dos formas de realizar los remates y esto se te informará en la web cuando hagas presente el voucher del banco. Lo tradicional es con una puja que dura 24 horas, allí uno va haciendo sus ofertas y gana siempre la mejor oferta dentro de toda la jornada. La otra forma es con un martilleo de horario fijo, donde el remate se realiza solo en un período limitado de tiempo.

Una vez que se declara al ganador, este debe pagar el valor total del inmueble dentro de los tres días siguientes. Cuando el depósito del dinero está listo se informa al juzgado y emite una resolución que lo declara como propietario del inmueble.

Además se emite unos partes para Registros Públicos para que el inmueble se inscriba al nombre del ganador. Con eso se levantan todos los gravámenes, y se limpia de todo proceso judicial.

Ventajas

La gran ventaja que deben saber todos los que tienen miedo a probar esto es que todos los inmuebles siempre se va adquirir a menor precio y sin perder ninguna de las garantías.

En este proceso no hay temor de ventas fraudulentas porque se le está comprando al Estado, pero es importante saber que se debe tener liquidez. Es decir dinero disponible y en efectivo.

Comentarios: