Los pescadores artesanales y el derrame ocasionado por Repsol

615

Sumario: 1. Resumen, 2. Introducción, 3. La reparación civil, 4. La vía penal.


1. Resumen

Proponemos las pruebas para que los abogados de los pescadores artesanales puedan presentarse como actores civiles en el proceso penal, pedir una reparación civil y luego puedan constituir a sus representados como actores civiles.

Estas pruebas se proponen a la luz del Fondo Internacional de Indemnización de daños debidos a contaminación por hidrocarburos, 1992-FYDAC, las pruebas aceptadas por los jueces españoles en el caso Prestige, de acuerdo a las pruebas sugeridas por abogados especialistas en penal ambiental en Perú y distintos funcionarios del Estado del sector ambiental.

2. Introducción

Los pescadores artesanales afectados por el derrame ocasionado por Repsol están impedidos de pescar en la zona afectada y/o han contaminado su equipo de pesca.

Y si bien se puede denunciar penalmente a los titulares y personas relacionadas con la propiedad de la empresa, también los pescadores pueden presentarse como actores civiles en el proceso penal y pedir una reparación civil.

Por eso es importante hacer más accesible los informes de OEFA y Osinergmin para mostrar cómo la contaminación de estas especies afecta al pescador artesanal. Con esta información disponible es posible reparar a los pescadores artesanales, dejar de contaminar sus equipos de pesca en el mar y dejar que los pescadores artesanales sigan pescando para alimentar a la población en épocas de pandemia ocasionada por la covid-19.

Por eso, en este ensayo proponemos las pruebas que los pescadores artesanales de chita y lenguado pueden presentar para solicitar la reparación civil.

3. La reparación civil

La asociación de pescadores puede presentarse como actor civil en el proceso penal y pedir una reparación civil.

El objetivo principal de la reparación civil no solo es la devolución del estado de cosas al momento anterior de la comisión del delito. En este caso devolver el equipo de pesca, también se puede devolver a los pescadores nuevas redes de pesca o su valor comercial.

Una auténtica reparación también requiere eliminar la fuente de daño. En este caso el crudo de petróleo sin contener seguirá afectando a la chita, el pejerrey y el lenguado. Estos peces eran el producto de venta de los pescadores artesanales, por eso es importante que se adopten medidas preventivas que impidan la aparición posterior de nuevos perjuicios (Grandez, 2019, p. 287).

3.1 El actor civil: pescador artesanal o las asociaciones de pescadores

El pescador artesanal puede ser actor civil cuando se lesiona su derecho a la propiedad, por ejemplo, sus redes de pesca podrían ser contaminadas con petróleo, en ese caso podrá apersonarse en el proceso penal, como afirma Sánchez Pos (2015) “al ser titular de derecho e intereses lesionados como consecuencia directa del delito” (p. 7).

3.2 Ante la ocurrencia de un derrame: ¿qué pruebas pueden realizar los pescadores artesanales?

EJEMPLOS PRUEBAS
Daños materiales (por ejemplo: limpieza, reparación o reposición de bienes que han resultado contaminados por hidrocarburos, como los cascos de los buques)
  • Equipo de pesca.
  • redes de pesca o su valor comercial.
Boleta de venta de las redes de pesca.
Pérdidas económicas en
los sectores de la pesca, la maricultura y la elaboración de pescado.
  • La participación o monitoreo de parte de las Asociaciones de Pescadores en las tareas de remediación.
Videos donde están realizando las tareas y los resultados obtenidos.

Cuadro: Elaboración propia

3.3 La valoración económica para la reparación civil 

La valoración económica la realiza OEFA cuando existe una infracción de normas administrativas ambientales.

Ahora, en la vía penal el perito del procurador público del Ministerio del Ambiente también realiza una valoración económica.

En Lima, por ejemplo, se constituyó el fiscal de la FEMA, en estos casos el Ministerio Público realiza otra valoración económica.

Para realizar un trabajo en equipo, los tres funcionarios públicos podrían ponerse de acuerdo en realizar una sola valoración económica. También podrían compartir sus valoraciones económicas con sus pares, pues en el caso del Ministerio Público no existía un perito (economista) dentro del equipo del fiscal para realizar la valoración económica. Por eso, muchos fiscales buscaban resolver y presentar una valoración económica.

Un ejemplo de valoración económica del daño causado al ecosistema marino es conocer el valor comercial de las chitas, pejerrey y bonitos afectados por el crudo de petróleo. Estos peces se pueden valorizar en favor del Estado.

En cuanto a la defensa de los pescadores artesanales, el abogado requiere hacer una valoración económica. Por eso es importante que los pescadores estén asociados y firmen convenios con universidades, colegios profesionales u ONG de prestigio para que realicen dicha valoración económica.

Las valorizaciones económicas tendrían que incluir tanto el daño emergente como el lucro cesante, así como la participación o monitoreo de parte de las asociaciones de pescadores en las tareas de remediación.[1]

– Para poder acceder a una valorización, es fundamental organizar las Asociaciones de pescadores para negociar y obtener las reparaciones en la vía penal o por una transacción extrajudicial.

4. La vía penal

La asociación de pescadores puede presentarse como actor civil en el proceso penal y pedir una reparación civil.

4.1 Labor del fiscal ambiental

La Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Lima Noroeste inició la investigación por el presunto delito de contaminación ambiental contra los representantes legales y funcionarios de la refinería La Pampilla del Grupo Repsol del Perú, y todos los que resulten responsables, por afectar el litoral con el derrame de crudo de petróleo[2].

4.2 Consideraciones para verificar la ocurrencia del delito en el evento de derrame

4.2.1 Delito de contaminación del ambiente

Con respecto al bien jurídico protegido, Amadeo Tomalá señala que se protege al ambiente para asegurar la existencia del ser humano como especie y de otras formas de vida. Al establecerse un medio ambiente sano y equilibrado, se está buscando conservar las condiciones esenciales para la vida en general, ya que la destrucción o el deterioro del ambiente (en ese caso la contaminación del mar, fauna, playas y áreas protegidas del Perú) conlleva a la destrucción de factores biológicos que permiten que el hombre exista sobre la tierra. Esta protección no solo recae en la persona titular del bien, sino también de modo directo en la conservación de otras formas de vida.[3]

Además, los delitos ambientales están tipificados como delitos de peligro, no de resultado, porque el derecho penal ambiental busca prevenir la comisión del delito.

Otro tema es que el objeto de los delitos ambientales es el mantenimiento de los diversos sistemas naturales y la preservación de los ecosistemas que le son propios.

4.2.2 ¿Qué pruebas presenta el fiscal ambiental en la vía penal?

Los fiscales ambientales requieren los informes técnicos de la OEFA, la valoración económica del Ministerio del Ambiente y los informes técnicos de Osinergmin, Serfor y Sernanp. Así podrán construir la defensa del Estado.

Otra forma de reparar a los pescadores artesanales es llegar a un acuerdo con la empresa y plasmarla en una transacción extrajudicial. Esto requiere de asociaciones muy organizadas y con representantes legítimos con capacidad de negociar y llegar a acuerdos satisfactorios para todos los miembros de la asociación de pescadores artesanales.


[1] Búsqueda realizada el 25 de febrero de 2020 sobre La Responsabilidad por Daño Ambiental. Disponible aquí.

[2] Búsqueda realizada el 25 de Febrero de 2020 sobre derrame de 6000 barriles de crudo de petróleo en el mar y contaminar fauna playas y áreas protegidas en Perú. Disponible aquí.

[3] TOMALÁ BRAVO, Amadeo Mauricio. La creación de juzgados especiales en el Ecuador como mecanismo efectivo para la protección del ambiente. Tesis para optar por el grado académico de magíster en Derecho con Mención en Política Jurisdiccional. Lima, 2015.

Comentarios: