Condena efectiva para expolicía que envenenó a su hermano menor

Mediante mensajes telefónicos se hizo pasar por familiar y le envió encomienda con yogurt mezclado con poderoso insecticida que confiado tomo y le causó su deceso

1397

Un exsuboficial de la PNP, destacado entonces a la Comisaría Rural de Pacayzapa, en la provincia de Lamas, fue condenado a 15 años de pena privativa de libertad efectiva, tras demostrarse por el Ministerio Público que envenenó a su hermano menor en la ciudad de Tarapoto.

La sentencia emitida por unanimidad del Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de Tarapoto, señala a Regner Pashanasi Mera (31) como autor mediato del delito de homicidio calificado en agravio de su hermano menor Juan Manuel Pashanasi Mera (18) por lo cual lo condenó a 15 años de prisión efectiva y al pago de 45 mil soles de reparación civil.

La investigación, a cargo de la representante del Ministerio Público, fiscal adjunta de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Tarapoto, Angela Fátima Espinoza Yvancovich, concluyó que el procesado, haciéndose pasar por otros familiares, envió a la víctima dos botellas con yogurt mezclado con insecticidas altamente tóxicos. Tras ser ingerido por el menor, este falleció horas después a causa de hipoxia y obstrucción de vías respiratorias superiores e inferiores.

La fiscalía acreditó su acusación con la declaración de testigos, registro de llamadas telefónicas del imputado, de la víctima y de otros involucrados. También con informes periciales como de la necropsia y del Análisis Toxicológico; especialmente de la conducta de obstrucción a los actos de investigación, por parte del sentenciado que trató de impedir que el teléfono celular de su hermano sea entregado a la policía.

El 23 julio del año 2020, día de los hechos, Regner Pashanasi, asumiendo la identidad de una tía paterna, envió mensajes telefónicos a su hermano menor con quien sostenía problemas anteriores, indicándole que su abuela le enviaría comida a su domicilio. La víctima que se encontraba solo en casa, recibió la encomienda que contenía entre otros víveres, dos botellas de yogurt que consumió bajo la confianza que le habrían generado los mensajes.

Horas después fue encontrado por sus familiares con fuertes convulsiones, siendo trasladado a una clínica cercana, donde llegó sin vida. El sentenciado cumple la condena impuesta en el Establecimiento Penitenciario de la ciudad de Tarapoto.

Fuente: Ministerio Público

Comentarios: