[VÍDEO] Entrevista a Benji Espinoza Ramos: La vida del litigante | T2

2243

La vida del litigante con Benji Espinoza Ramos. Temporada 2 | Edición #12. El año pasado LP lanzó «La vida del litigante», un formato que buscaba registrar las confesiones de abogados litigantes para saber de qué madera están hechos, conocer cómo piensan, cómo se preparan, cuáles son sus miedos, manías, cuitas y retos.

Vea también: [VÍDEO] La vida del litigante. Entrevista a Percy García Cavero | Temporada 2

Luego del éxito que significó la primera temporada, a pedido de ustedes les traemos la temporada 2. En esta duodécima edición entrevistamos a Benji Espinoza Ramos, reconocido abogado litigante y dueño de una amplia cultura histórica.

Vea también: La vida del litigante. Entrevista a Dino Carlos Caro Coria

Les dejamos las primeras palabras del profesor Benji Espinoza, sin perjuicio de adjuntar el vídeo completo de la entrevista.

¿Cómo empieza su día?

Mi día empieza temprano, a veces a las dos de la mañana, a veces a las tres o a las cuatro. Cuando no hay audiencia a las seis o seis y media de la mañana. Más que tomar café yo tomo red bull, que es lo que me mantiene activo, aunque me hace un poco de daño al corazón. A veces por los casos que uno lleva tiene amanecidas de trabajo y principalmente el red bull es lo que mantiene activo.

Vea también: La vida del litigante. Entrevista a José Urquizo Olaechea

¿Cómo empezó a litigar?

Empecé a litigar desde hace más de una década, cuando empecé a realizar mis primeras practicas con mi papá, que es mi referente. Él me daba sus casos, los leía, los estudiaba, me preguntaba qué creía sobre cuál era el kit para resolver el caso. Yo le daba mis opiniones cuando era estudiante, luego trabajé en el estudio del doctor Edwar Álvarez Yrala, donde me formé viendo casos muy controversiales, pero también bastante mediáticos.

Vea también: La vida del litigante. Entrevista a Jefferson Moreno Nieves

¿Cómo fue su primer despacho?

Mi primer despacho lo puse en un espacio del segundo piso, que con mucha generosidad me concedieron mis padres. Evidentemente no me cobraban nada. Empecé con una mesita que no era mía, era de mi papá, poco a poco pudimos ir haciendo cosas hasta ahora que tenemos nuestras propias oficinas…

Vea también: La vida del litigante. Entrevista a Mario Amoretti Pachas

CONTINÚA…

Comentarios: