[VÍDEO] Tesis de derecho: cómo definir y delimitar el problema. Explicado por Luis Alfaro

2374

Detectar un problema de investigación jurídica puede tornase en un proceso engorroso y complejo, incluso para los investigadores experimentados, debido a la diversidad de enfoques e interpretaciones normativas vigentes en las diversas especialidades del derecho. Esto complica la búsqueda de un genuino problema de investigación.

A raíz de este problema, el profesor Luis Alfaro Valverde ofreció numerosos consejos para definir el problema de tesis en materia jurídica. Así, elaboró un esquema con diversas categorías que facilitan la búsqueda de un problema normativo, dogmático, filosófico, jurisprudencia, entre otros, que podrían ser materia de investigación.

1. Doctrina mayoritaria y minoritaria

En la doctrina jurídica existen disociaciones o desacuerdos teóricos que pueden tener repercusiones prácticas. Incluso, frente a una posición doctrinaria mayoritaria es posible que el investigador pueda asumir una posición minoritaria reforzada por diversos argumentos. A efectos de construir una nueva teoría o reconstruir una posición teórica.

2. Ley

En la legislación existen lagunas jurídicas o antinomias que producen problemas jurídicos. Un artículo de algún código puede ser contrario o redundante o no tener una debida justificación que legitime su vigencia. Frente a esa situación existe un problema que pudiera motivar una investigación jurídica.

3. Jurisprudencia

En la jurisprudencia pueden hallarse desacuerdos al interior de una misma sala o diferentes salas de la Corte Suprema. Además, los plenos casatorios y plenos jurisdiccionales son espacios a los que el investigador debe prestarle atención para detectar problemas.

Los plenos jurisdiccionales suelen exhibir problemas de un distrito judicial que revistan relevancia nacional. Además, es posible encontrar problemas en los desacuerdos generados por la doctrina y la jurisprudencia.

4. Derecho comparado

El derecho comparado puede desarrollar figuras o legislaciones que, adoptadas por el investigador, contribuirían a optimizar la legislación nacional o resolver problemas vigentes. El investigador podría explorar en legislaciones de otros países y percatarse si las regulaciones son más sofisticadas o no. La virtualidad facilita el acceso a esos documentos.

5. Teoría del derecho

Los principios jurídicos pueden colisionar con la legislación o jurisprudencia, esto —de acuerdo al expositor— es bastante común. Además, es un campo poco explorado, por lo que el investigador podría encontrar en la filosofía del derecho un campo virgen para detectar problemas.

6. Derecho constitucional

Las sentencias del Tribunal Constitucional pueden contravenir una postura filosófica solvente o incluso contradecirse entre ellas. El investigador debe prestarle atención a estas decisiones judiciales para lograr detectar un problema jurídico.

¿Cómo delimitar el problema de investigación? 

Una vez que hayamos detectado el problema de nuestra investigación, debemos delimitarlo para disminuir el grado de complejidad del problema y concentrarnos en los elementos esenciales.

En función de esa demarcación, el investigador podrá organizar sus tiempos y segmentar la bibliografía pertinente al tema en concreto. Así existirán mayores garantías de un trabajo de investigación exitoso.

Durante una interesante entrevista, el profesor Luis Alfaro recomendó identificar un ángulo relevante y transcendente que no haya sido abordado. A la luz de su experiencia, comentó que los estudiantes, a menudo, buscan delimitar el problema de la investigación desde un enfoque normativo, es decir, solamente detectan problemas entre las normas jurídicas.

También dijo que los estudiantes suelen confundir el tema de la investigación y el problema de investigación, por eso formuló algunos ejemplos en el siguiente vídeo. Así se delimita un problema de investigación jurídica:

Revise a continuación la entrevista completa

Comentarios: