Si el sujeto activo ignoraba la preexistencia de la enfermedad, su conducta deviene atípica [RN 2709-2013, Cañete]

332

Fundamento destacado: NOVENO. De lo expuesto, se concluye que el procesado Herber Antonio Córdova Asín, si bien mantuvo relaciones sentimentales en diferentes periodos con las agraviadas: i) Candy Melisa Manco Tuanamá (1996-2000), con quien procreó una hija. ii) Rosa Adelina Ayaucán Carbones (2002). iii) Nathaly Catherine Francia Quispe (2003), con quien procreó un hijo. iv) Con la menor de iniciales C. P. C. F. (2005-2006); no obstante, se puede colegir que este no tenía conocimiento de su enfermedad, ya que fue diagnosticado en septiembre de dos mil siete, por lo que resulta contradictorio que Candy Melisa Manco Tuanamá, con quien mantuvo relaciones desde el año mil novecientos noventa y seis hasta el dos mil, sea portadora del virus del VIH; y, sin embargo, Rosa Ayaucán Carbones y Nataly Francia Quispe no resultaran infectadas del virus, de acuerdo con los actuados; razón por la que se concluye que el procesado ignoraba su enfermedad.

Al respecto, cabe notar finalmente que, el derecho a la presunción de inocencia significa, esencialmente, el derecho de todo acusado de ser absuelto si no se ha practicado una mínima prueba válida de cargo, acreditativa de los hechos motivadores de la acusación, desarrollada o constatada y ratificada en el acto del juicio oral, con publicidad (Gimeno Sendra, Vicente: y otros. Los derechos fundamentales y su protección jurisdiccional. Primera edición. Editorial Cólex, 2007, p. 480); derecho- principio que se encuentra amparado en el artículo dos, inciso veinticuatro, parágrafo e), de nuestra Constitución Política del Estado y en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Ello en razón sujeción a los principios de oralidad, inmediación, contradicción Y que esta incriminación no fue validada con otros elementos probatorios que le den sustento.


Sumilla: La prueba actuada es insuficiente para emitir sentencia condenatoria. La prueba actuada a lo largo del proceso penal es insuficiente para desvirtuar la presunción de inocencia que asiste al inculpado; por lo que la sentencia impugnada fue emitida conforme a Ley.


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE
R. N. N.° 2709-2013, CAÑETE

Lima, nueve de marzo de dos mil quince.-

VISTO: el recurso de nulidad interpuesto por el representante del Ministerio Público, la sentencia de folios ochocientos setenta, del veinticinco de julio de dos mil trece; que absolvió a HEBER ANTONIO CÓRDOVA ASÍN, como autor del delito contra la Salud Pública-propagación de enfermedad peligrosa, en agravio de la menor de iniciales C. P. C. F., Rosa Adelina Ayaucán Carbonel, Nathaly Catherine Francia Quispe y Candy Melisa Manco Tuanamá. De conformidad con lo opinado por el señor Fiscal Supremo en lo Penal.

Interviene como ponente el señor Príncipe Trujillo.

[Continúa…]

Descargue la resolución aquí

Comentarios: