Siete películas que todo abogado debería ver para aprender sobre investigación

Escribe: Luis Miguel Santa Cruz.

8522

La investigación es uno de los brazos más importantes del derecho y el cine ha mostrado una fascinación por este proceso. No son pocas las películas que han retratado lo apasionante que puede llegar ese proceso científico e intelectual. Aquí optamos por una lista que puede resultar interesante para todos. Abogados y ajenos a la ley.

1. Zodiaco

Arrancamos la lista por todo lo alto.

Como autor de este texto, sugiero que Zodiaco es la mejor película de David Fincher. Una afirmación osada, pero que puede argumentarse sin mucha dificultad a pesar de enfrentar una filmografía llena de genialidades.

Esta cinta del 2007 sigue la investigación real alrededor del asesino conocido como el Zodiaco. Recordemos que este singular personaje estuvo activo durante dos décadas entre los sesentas y setentas, en un supuesto anonimato que se mantiene de forma oficial.

El filme reúne las perspectivas de la policía, periodistas y ciudadanos que siguieron los extraños acertijos que este monstruo dejó, entre muerte y tortura, a través de la memoria de un país.

A la par, advierte de los riesgos de la obsesión del investigador. La obsesión y la pasión se dividen por una línea muy fina, pero de consecuencias gigantescas.

2. El fabulador (Shattered glass)

El periodista estrella de una prestigiosa revista de investigación, interpretado por el no siempre carismático Hayden Christensen, es acusado de inventar sus más famosos trabajos. Todos los ojos se posicionan sobre él y deberá demostrar que no es el gran mentiroso que todos suponen.

Shattered glass es una cinta necesaria porque refleja de forma soberbia un caso basado en hechos reales y nos recuerda la importancia de la verificación de datos. Tantos los editores como los investigadores deben revisar hasta el cansancio la autenticidad de toda pieza que circule bajo su cargo.

Billy Ray, director de esta propuesta, nunca volvió a estar vinculado a nada que tuviera este nivel de calidad. Mientras que Hayden puede decir que este su mejor trabajo, luego de las fallidas precuelas de Star Wars.

3. Prisioneros

Denis Villeneuve es uno de los mejores directores del momento y Prisioneros fue su ingreso a las grandes ligas hollywoodenses. En esta cinta, nos lleva a una investigación empírica, realizada por dos padres de familia cuyas hijas han desaparecido.

Jake Gyllenhal y Hugh Jackman llenan de emoción y rabia unas interpretaciones que están lejos de la intelectualidad del género, para aterrizar el ejercicio del detective a la vida de un padre de familia.

Prisioneros es difícil de ver y su conclusión no es necesariamente amable. Pero es una joya en lo relacionado a la actuación y la dirección de un thriller del siglo XXI. Imperdible como puerta de acceso a Villeneuve.

4. Río Místico

Hay que rendirle tributo a los grandes.

Clint Eastwood, a comienzos del siglo XXI, nos regalaba un tremendo drama sobre la venganza y la investigación llamado Río Místico.

El famoso director opta por una historia sobre el secuestro y el asesinato de los hijos como detonante para la locura de los padres. A raíz de eso, desenreda un thriller alucinante que se apoya en magnificas actuaciones como la de Sean Penn, que acompaña esta sección.

Se sabe que Eastwood es un dotado en las materias cinematográficas, pero en Río Místico está particularmente inspirado. Nos lanza frases que duelen y pesan, como ese punzante:

«Enviar asesinos a prisión es enviarlos a un lugar para que sigan con su tonta y patética vida. Mientras que los muertos siguen muertos».

5. Desapareció una noche

Todos se burlaron cuando Ben Affleck anunció su debut como director, pero las risas se acabaron al ver esta cinta titulada originalmente como Gone, baby, gone.

La desaparición de una niña paraliza a toda una ciudad y pone en jaque a todos los involucrados en la historia. Saca lo mejor y lo peor de una sociedad carcomida por lo peor de su producción, mientras subraya la necesidad de que algunos mantengan firmes sus valores. La investigación revela a Boston como un desagüe sin moral y eso corrompe a todos. O casi todos.

Affleck demostró un pulso y una sensibilidad que muchos no reconocían en él, que hasta entonces solo había destacado por un Oscar como guionista, la lamentable adaptación de Daredevil y su relación con Jennifer López. Luego de eso, se establecería como director con la oscarizada Argo.

Dato curioso: El estreno de esta cinta se postergó en Reino Unido por su similitud con el caso de Madeleine McCann, que sigue sin resolverse.

6. El plan perfecto

La cinta más comercial del polémico Spike Lee.

La casa de papel es la versión descafeinada de El plan perfecto, una cinta sobre un gran robo en el banco con rehenes que en realidad oculta un gran acto de justicia poética.

Detrás del asalto, hay una investigación histórica ligada a crímenes de guerra que sacude al espectador. A la par, el filme se libra de todos los clichés del género conocido como heist movie, con un ingenio que solo un apasionado como Lee puede presumir.

Denzel Washington y Clive Owen nos regalan una de las rivalidades más interesantes en la historia del cine que está pendiente de ser continuada en una secuela que Spike Lee tantea cada cierto tiempo.

Bonus track

Yo soy todas las niñas

La más reciente del listado es una producción de Netflix dirigida por el novato Donovan Marsh. Y a pesar de su falta de experticia, opta por un tema tan complejo como el tráfico infantil de niñas africanas para poderosos que pueden pagar por ese ruin propósito. Una lección sobre la humanidad detrás de toda investigación.

Comentarios: