Siete grandes películas basadas en libros que puedes ver en Netflix

2300

«El libro siempre es mejor que la película». Es una frase que se dice con cotidianidad al momento de hablar de adaptaciones y que refleja un apego al cine y a la literatura. Un debate que se puede enriquecer con esta publicación.

En este post veremos algunos filmes que cumplen con algunos requisitos muy claros. Están inspirados en libros, desarrollan temas que exploran (de cerca o lejos) lo jurídico y se encuentran todas en Netflix. Nos alejamos de los grandes clásicos, como Sherlock Holmes o Sentido y sensibilidad, pero no por eso son menos interesantes. O menos recomendables.

1. Escritores de la libertad (2007)

Basada en The freedom writer diary de Erin Gruwel.

Una profesora idealista y recién licenciada empieza a dar clases de lengua a los alumnos de una de las zonas más marginales y violentas de California. Allí descubrirá que el amor al arte puede ser un concepto demasiado romantico para un grupo humano que conoce la muerte a balazos como un hecho regular.

Pero aún así, la docente interpretada por Hillary Swank decide encontrar un punto en común con estos chicos y lo logra, convirtiendose en una historia que primero se convirtió en un libro autobiográfico y posteriormente en una película.

2. 21 Blackjack (2008)

Basada en Bringing down the house de Ben Mezrich

El director de Legalmente rubia alcanzó un segundo aire en su carrera con esta cinta, sobre un genio universitario que está pasando por problemas economicos que apenas le permiten seguir estudiando. Entonces, encontrará que su conocimiento matematico puede ser útil para hacer una gran fortuna en casinos y juegos profesionales de póker.

Junto a un grupo de estudiantes como él y un docente de ética dudosa interpretado por el hoy siniestro Kevin Spacey, ganaran millones rozando lo ilegal. Y empezarán a ser perseguidos por los jefes de seguridad de los casinos en los que se hacen ricos.

3. Inferno (2016)

Basada en Inferno de Dan Brown.

La fórmula de Brown es repetitiva y evidente, pero Inferno y El símbolo perdido son lo mejor de su producción literaria. Aquí conocemos a un millonario obsesionado con reducir a la población mundial ante un inminente colapso económico. Su plan para lograr esto incluirá una conspiración que incluye una pandemia y la simbología de La divina comedia.

Tom Hanks vuelve como Robert Landong, un héroe improbable que se basa en el conocimiento histórico y artistico. Con un final muy diferente al libro, pero que funciona, en una época en la que necesitamos finales felices.

4. El diablo a todas horas (2020)

Basada en The devil all the time de Donald Ray Pollock

La cinta y el libro proponen un tributo a las grandes historias críminales noir o pulp, en el marco de los escenarios sureños de Estados Unidos. Tan caracterizados por sus tintes de racismo e injusticia.

Aquí conocemos una serie de historias que van entrelazandose hasta un clímax digno de su escenario. En un encuentro entre un veterano de la Segunda Guerra Mundial obsesionado por la práctica religiosa, un niño solitario que desde temprano aprende a lidiar con la violencia, un policía corrupto muy preocupado por las apariencias, un falso predicador que no está libre de pecados y una pareja de asesinos con aspiraciones artísticas. Interpretados por un cast de lujo liderado por el siempre interesante Robert Pattinson y el no tan emocionante Tom Holland.

5. ¿Cuánto vale la vida? (2021)

Basada en What is life worth? de Kenneth Feinberg

Era muy fácil que este filme fuera un discurso barato sobre la moral, pero sale bien parada por una buena dirección de Sara Colangelo y un gigantesco Michael Keaton en el rol protagónico.

Tras los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos, un abogado debe intentar determinar el valor monetario de todas las vidas que se perdieron en esa tragedia. En el camino se da cuenta que debe enfrentar el luto masivo de miles de americanos, sus propios miedos alrededor de la muerte y la corrupción en la administración de fondos públicos.

6. La mujer en la ventana (2021)

Basada en La mujer en la ventana de A.J. Finn.

Joe Wright, director de esa versión de Orgullo y prejuicio que todos aman, dirige la historia de una mujer agorafóbica que presencia un asesinato a través de la ventana de sus vecinos de enfrente y entra en una espiral de obsesión donde le cuesta distinguir entre la realidad y sus alucinaciones.

La cinta es una clara referencia a Hitchcock, algo que puede perjudicarla a la larga. Pero es una buena adaptación y su final merece una conversación detallada y abierta a los spoilers.

7. La hija oscura (2021)

Basada en La hija oscura de Elena Ferrante

Todo parece ir bien para una profesora en medio de sus vacaciones en una isla griega.Hasta que su viaje empieza a arruinarse cuando conoce a una familia, una madre e hija.

Dentro de la docente, una obsesión empieza a desarrollarse. A través de raccontos, vemos que un hecho bastante oscuro que parecía olvidado empieza a resurgir y una conversación sobre la maternidad se vuelve el centro del relato. Una conversación nada agradable, pero necesaria.

Comentarios: