Retos de la nueva presidenta del Poder Judicial

484

Ayer, con una amplia mayoría, la Dra. Elvia Barrios Alvarado, fue electa por la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia de la República, como nueva presidenta del Poder Judicial, para el periodo de gobierno de enero 2021 a diciembre del 2022.

En efecto, de conformidad con lo dispuesto en el art. 74 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, el presidente de la Corte Suprema es elegido entre los jueces titulares supremos reunidos en Sala Plena, por mayoría absoluta por un periodo de dos años, el voto es secreto y no hay reelección.

Una de las novedades de la presente elección fue que los candidatos a la presidencia, tuvieron la oportunidad de explicar ante sus pares y electores, los planes de gobierno y ejes estratégicos, de tal forma que fue una interesante oportunidad para que cada juez haya reflexionado en su respectivo voto.

La Dra. Elvia Barrios Alvarado compitió con el Dr. Héctor Lama More y ambos, en un primer acercamiento ante sus electores transmitido por Justicia TV, expresaron sus programas de gestión que se encuentran relacionados con integridad, transparencia, transformación digital, descarga procesal, fortalecimiento jurisdiccional, modernización institucional, acceso a la justicia y políticas públicas, además de autonomía, justicia digital, integridad e independencia institucional respetivamente.

No cabe duda que la elección de la nueva presidenta del Poder Judicial se desarrolló en una coyuntura muy especial, toda vez que asistimos a un nuevo gobierno de transición democrática y a puertas de cumplir 200 años de vida republicana.

La elección democrática de la Dra. Elvia Barrios Alvarado, se suma a la asunción de un poder del Estado, en circunstancias que también tenemos una Presidenta del Congreso de la República que es mujer y también tenemos otra distinguida dama que es Presidenta del Consejo de Ministros Violeta Bermúdez, de tal manera que las mujeres están bien representadas en los tres poderes del Estado.

En tal sentido, es la primera vez que una mujer asume la presidencia del Poder Judicial, es por ello que Elvia Barrios tras ser elegida, agradeció a la Sala Plena por haber confiado en una mujer para elegir los destino de ese poder del Estado y además agregó que las mujeres han roto “un techo de cristal“ y que son un agente importante para transformar el país, pues es una gran responsabilidad que tienen que demostrar, porqué son ese eje transformador que va a cambiar la administración de justicia.

Dentro de la nueva gestión, ha precisado que estará enfocada en dos grandes temas: la transparencia e integridad.

Según ha indicado la propia Elvia Barrios, será implacable en la lucha contra la corrupción y se fortalecerá el sistema de justicia penal especializada, de la misma forma que uno de los retos será el proceso de transformación digital a nivel organizacional y de esta manera se atenderá una deuda histórica, respecto a la inmensa carga procesal que desacredita a la institución.

También, manifestó que el Poder Judicial se convertirá en la verdadera casa de la justicia, de manera especial para las mujeres víctimas de violencia, que es la expresión más nefasta de los derechos fundamentales[1].

Retos de la nueva gestión

Uno de los aspectos fundamentales de la nueva gestión deberá garantizar la absoluta autonomía e independencia del Poder Judicial, tanto en lo administrativo, económico y jurisdiccional, a fin de contar con un poder del Estado fuerte, independiente y con absoluto respeto al estado constitucional del derecho.

Es sumamente importante que, además del debate de los ejes temáticos que se expusieron oportunamente, se tenga en cuenta una agenda judicial, en la cual además deben estar incluidos todos los jueces de la República.

Asimismo, la nueva agenda, debería estar orientada también a los siguientes puntos:

– Garantizar el bienestar, salud y la vida de todos los magistrados y servidores judiciales, a propósito del covid-19.

– Consolidar en todo el país el uso de las tecnologías de la información, para la realización de las audiencias presenciales a distancia, a través de una banda ancha o fibra óptica de internet.

– Afianzar el sistema de la oralidad en materia procesal penal, laboral, civil, de familia, contencioso administrativo.

– Afianzar el comportamiento ético de todos los servidores judiciales y magistrados.

– Homologación de haberes de todos los jueces y juezas superiores, especializados y de paz letrado a nivel nacional

– Acción de inconstitucionalidad contra la ley que establece el desempeño parcial de los magistrados cada tres años y medio, así como el proceso de ratificación.

– Incorporar un representante de los jueces de Paz Letrado ante el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial.

– Permanente dialogo con los servidores judiciales, a fin de que se respeten sus derechos laborales y así se evite una huelga nacional, que en las actuales circunstancias sería nociva para la administración de justicia.

– Elevar la confianza de la ciudadanía en el Poder Judicial.

Propuesta del ministro de Justicia

Asimismo, una propuesta bastante interesante que oportunamente publicó el Ministerio de Justicia, está referida a la prohibición de los presidente de Cortes Superiores de Justicia del país, de conformar colegiados superiores, sin respetar la antigüedad y la especialidad de sus integrantes de su distrito judicial.

Muchas veces suele pasar que un presidente de Corte que ha ganado las elecciones y que un determinado magistrado no ha votado por él y no conforma su grupo, se toman represalias y lo envían a una Sala alejada de la capital del Distrito y, sobre todo, lo ponen en una sala superior en donde no es especialista. Es decir, si es penalista lo designan en una sala laboral y si es civilista lo ponen en una sala penal. Esta situación debe desaparecer.

El Ministerio de Justicia plantea la prohibición del uso de teléfonos celulares durante las horas de despacho judicial, para evitar la venta de información y además se propone la prohibición de declarar nulidades procesales, cuando lo que corresponde es la revocación.

Por tal razón, no se debe perder de vista que la nueva Ley Orgánica debe contemplar un franco proceso de democratización al interior del propio Poder Judicial, con la activa participación con voz y voto de sus principales protagonistas, pues el Poder Judicial no solo lo componen los Jueces Supremos, sino también lo componen los ciento de miles de magistrados, que han sido debidamente seleccionados, después de un riguroso concurso público de méritos y que desean se les tenga en cuenta en el plan de gobierno de la nueva gestión.

Elección universal para la próxima elección

No cabe duda que frente a esta democrática elección, hubiese sido muy interesante que el Congreso de la República aprobara el Proyecto de Ley 3430/2018-PJ[2], mediante el cual se proponía la modificación de la elección del presidente de la Corte Suprema del Perú y de los presidentes de las cortes superiores de Justicia.

El referido proyecto, que en su momento fue aprobado por la Sala Plena de la Corte Suprema, proponía elección universal, en la cual participarían todos los jueces titulares como son los jueces superiores, jueces especializados y jueces de paz letrados.

La elección de las citadas autoridades judiciales, sería por voto directo y universal de todos los magistrados del país y además sería supervisado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales, lo que permitirá democratizar y transparentar la elección de la judicatura peruana, sin embargo no se aprobó, probablemente será para la próxima elección.

Elección de los presidentes de cortes superiores de justicia y jefes de Odecmas

Es importante también precisar, que mediante Resolución Administrativa 0339-2020 del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial, se dispuso que la elección de los nuevos presidentes de las cortes superiores de Justicia del Perú, se realizara de manera presencial. Esto significó que los jueces superiores han concurrido a su corte de origen para ejercer su derecho a sufragio y no se realizarla de manera virtual, que hubiese sido más saludable, por la crítica situación de pandemia que estamos atravesando en el país.

Para tal efecto, casi en todas las cortes superiores de justicia del país, a excepción de Ayacucho y Lima Este, se ha elegido democráticamente a sus nuevos representantes y a diferencia de otros años, los candidatos expusieron sus ejes temáticos antes y durante el proceso eleccionario, se tal manera que ahora se ha votado no solo por la persona, sino también por sus planes de gobierno y ello es muy saludable para la transparencia y capacidad de gestión de los postulantes.

De la misma forma y en ese mismo acto democrático los Jueces Superiores Titulares, eligieron a los nuevos Jefes de las Oficinas Desconcentradas de Control de la Magistratura, que permanecerán en el cargo, hasta que la Junta Nacional de Justicia elija a la nueva Autoridad Nacional de Control del Poder Judicial y luego existirá probablemente un concurso público nacional para elegir a los nuevos representantes de la autoridad de control regional, que reemplazará a la Odecmas.

A modo de conclusión

Por lo que el reto que se tiene, con la nueva elección de la nueva Presidenta del Poder Judicial Elvia Barrios Alvarado, la elección de los presidente de Cortes Superiores de Justicia de todo el Perú y a nuevos los Jefes de las Odecmas, es muy alto, porque se deben realizar reformas inmediata para el mejoramiento del sistema nacional de justicia y la institución judicial urge que se le dé mayor legitimidad ante la comunidad jurídica y la sociedad civil y de esta manera pagar su deuda histórica. Se corre traslado.


[1] Nota informativa publicada en la página web del Poder Judicial el día 03 de diciembre del 2020. Consulta aquí.

[2] Proyecto de Ley 3430/2018-PJ presentado oportunamente por el Presidente del Poder Judicial en ejercicio de ese entonces Dr. Víctor Prado Saldarriaga.

Comentarios: