Hacia una reflexión crítica: neuroderechos en el panorama tecnológico actual

El autor, Hanssel Vega Ramos, es egresado del Doctorado de Derecho y Ciencias Políticas por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

341

Sumario: 1. Introducción, 2. Definición de neuroderechos, 3. Importancia de los neuroderechos, 4. Violaciones de los neuroderechos, 5. Protección y promoción de los neuroderechos, 6. Conclusiones.


1. Introducción

En este estudio titulado “Neuroderechos: Bases y perspectivas en la era tecnológica” se analizará detalladamente las implicaciones éticas y legales del avance tecnológico en el campo de la neurociencia. Se examinará exhaustivamente los dilemas que surgen con relación a los derechos del individuo en este ámbito tan innovador. El propósito central de esta investigación es ofrecer un enfoque global y abarcador sobre el tema, destacando su gran relevancia en el ámbito de los derechos humanos. Asimismo, se hará hincapié en la importancia de salvaguardar y fomentar los derechos con relación a la neurociencia y la tecnología, teniendo en cuenta los avances tecnológicos recientes y las implicaciones que estos tienen en la vida de las personas. En conclusión, este estudio sobre los neuroderechos pretende contribuir al debate y la reflexión sobre los límites éticos y legales en el ámbito de la neurociencia y la tecnología. Se espera que los resultados de lo descrito promuevan un mayor respeto y protección de los derechos fundamentales de los individuos, garantizando un adecuado equilibrio entre el avance científico y la preservación de la dignidad humana (Ienca & Andorno, 2021).

2. Definición de neuroderechos

Los neuroderechos pueden ser definidos como los derechos fundamentales que protegen la libertad, dignidad y privacidad de las personas en relación con su cerebro y actividad neural. Estos derechos se basan en el reconocimiento del valor intrínseco de la mente humana y abarcan diversas áreas, como el acceso a la información y tecnologías neurocientíficas avanzadas, el consentimiento informado en experimentos cerebrales y el control absoluto y pleno sobre los propios datos cerebrales sin restricciones ni limitaciones. En resumen, los neuroderechos buscan garantizar que las personas tengan plena autonomía y un control absoluto y total sobre su propia mente y actividad cerebral, evitando cualquier tipo de abuso, explotación, manipulación o violación de su integridad mental y asegurando la protección absoluta de todos los aspectos en relación con su actividad cerebral, incluso cuando se trata de avances científicos y tecnológicos de última generación. Además, los neuroderechos también incluyen el derecho a la igualdad de oportunidades y al acceso equitativo a los avances neurocientíficos más innovadores y vanguardistas, asegurando que todas las personas, sin excepción, puedan beneficiarse y aprovechar plenamente los conocimientos y avances científicos en este campo en plena igualdad de condiciones. Además, los neuroderechos también buscan con firmeza promover e incentivar la investigación ética y responsable en el campo de la neurociencia y garantizar que todas las personas estén protegidas y libres de cualquier posible riesgo derivado de la investigación en neurociencia, respetando y protegiendo en todo momento los valores y normas éticas establecidos internacionalmente. Es fundamental comprender y reconocer que los neuroderechos son de vital importancia para salvaguardar la dignidad humana y garantizar que todos los individuos sin excepción sean tratados en todo momento con el máximo respeto, empatía, consideración e igualdad, independientemente de su condición neurológica, características cerebrales o situaciones personales. Por lo tanto, es esencial y prioritario promover y difundir la conciencia y la educación sobre los neuroderechos en todos los ámbitos de la sociedad para que todas las personas, sin excepción, puedan conocer, comprender y defender plenamente sus derechos fundamentales en relación con su cerebro y actividad cerebral. La protección, promoción y defensa de los neuroderechos se convierte así en una tarea imprescindible en el mundo actual, donde las tecnologías neurocientíficas avanzan rápidamente e introducen desafíos éticos y legales de gran envergadura y en constante evolución. En conclusión, los neuroderechos se presentan como una manifestación fundamental y trascendental de los derechos humanos en el ámbito de la neurociencia y la actividad cerebral, que buscan de forma inquebrantable garantizar la plena autonomía, privacidad y dignidad de todas las personas en relación con su cerebro y actividad neural en todas las circunstancias y en todas las etapas de la vida (León Vásquez, 2022) (Asís, 2022).

3. Importancia de los neuroderechos

Los neuroderechos revisten una importancia fundamental en la sociedad actual debido al avance acelerado de la neurociencia y la utilización cada vez más frecuente de técnicas que afectan directamente el funcionamiento del cerebro humano. Estos derechos adquieren relevancia en la protección de la integridad y la dignidad de las personas, ya que se garantiza su derecho a la privacidad y la autonomía sobre su propio cuerpo y mente. La comunidad científica y jurídica deben reconocer la necesidad de establecer marcos legales adecuados para protegerlos; es decir, un marco regulatorio que garantice el respeto a los neuroderechos, evitando así posibles abusos y violaciones de estos derechos en el ámbito de la investigación, el tratamiento médico y la aplicación de tecnologías neurocientíficas.

Un ejemplo práctico de la importancia de los neuroderechos se puede encontrar en el empleo de interfaces cerebro-computadora (BCI, por sus siglas en inglés) para el tratamiento de enfermedades neurológicas. Estas tecnologías, que facilitan la comunicación directa entre el cerebro y un dispositivo externo, tienen la potencialidad de restaurar la movilidad en personas con parálisis o mejorar la comunicación en aquellos que han perdido la habilidad de hablar debido a condiciones como el ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) o accidentes cerebrovasculares. Adicionalmente a su impacto en la salud y el bienestar de las personas, los neuroderechos también son de vital importancia en el ámbito ético y legal. No obstante, aunque estas aplicaciones brindan ventajas notables, también presentan riesgos potenciales para la privacidad y la autonomía de los individuos. Por ejemplo, sin un marco adecuado de neuroderechos, los datos recolectados por las BCI podrían ser utilizados sin consentimiento para fines distintos a los médicos, como publicidad dirigida basada en los patrones de actividad cerebral o incluso para la manipulación de comportamientos o emociones. La implementación de legislación en neuroderechos para este tipo de tecnologías ayudaría a garantizar que se empleen de forma ética, protegiendo la privacidad y la dignidad de los pacientes, asegurando que el consentimiento para el uso de los datos sea informado y específico, y estableciendo límites claros sobre cómo y por quién podrían ser utilizados dichos datos (Struić, 2023)

4. Violaciones de los neuroderechos

Las infracciones de los neuroderechos hacen referencia a cualquier acción o práctica que atente de manera directa y flagrante contra los derechos relacionados con el cerebro y la mente de las personas. Estas violaciones, que constituyen una clara vulneración de los principios fundamentales de los derechos humanos, pueden ocurrir en diversos ámbitos, abarcando desde la investigación científica hasta la medicina y la tecnología de vanguardia. Por ejemplo, las violaciones de los neuroderechos podrían incluir la realización de experimentos neurológicos sin obtener el consentimiento informado de manera apropiada, el empleo de tecnologías invasivas que violen la privacidad y la integridad mental de los individuos o incluso la manipulación de la información cerebral con fines de control social o discriminación basada en características neurocognitivas. Es crucial comprender la importancia de reconocer y denunciar estas flagrantes violaciones, ya que estas atentan directamente contra la dignidad y autonomía de las personas con relación a su cerebro y mente. Los neuroderechos, como parte integral de los derechos humanos, deben ser protegidos y respetados en todo momento. Es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros, como sociedad, garantizar que se promueva un entorno que fomente el respeto y salvaguardia integral de los derechos neurocognitivos de cada individuo. La consciencia y la educación sobre estos temas son, por tanto, fundamentales. Es necesario difundir y promover el conocimiento acerca de los neuroderechos, para que tanto los individuos como las instituciones sean plenamente conscientes de las implicaciones y consecuencias de sus acciones. La lucha por preservar y defender estos derechos debe ser constante y perseverante, y todos debemos estar comprometidos en esta tarea. Solo a través de la conciencia colectiva y la acción conjunta podremos alcanzar una sociedad en la que los neuroderechos sean plenamente respetados y protegidos, asegurando así la dignidad y la autonomía de cada persona con relación a su cerebro y mente (Farinella & Gulyaeva, 2022) (Herrera-Ferrá et al.2023).

5. Protección y promoción de los neuroderechos

La salvaguarda y promoción de los neuroderechos se efectúa a través de la aplicación de disposiciones legales y políticas que aseguren la protección de los derechos fundamentales de las personas con respecto a su cerebro y actividad cerebral. Esto implica establecer regulaciones que prohíban la discriminación basada en el conocimiento neurocientífico y garantizar la privacidad y confidencialidad de los datos neurocognitivos individuales. Además, se requiere promover la educación y la concienciación sobre los neuroderechos, de forma que las personas puedan conocer y ejercer plenamente sus derechos y prevenir cualquier posible violación o abuso de los datos neurocognitivos. Además, es esencial impulsar la investigación y el desarrollo de tecnologías neuroéticas que permitan el progreso de la neurociencia de manera ética y beneficiosa para toda la sociedad. Esto incluye fomentar la colaboración internacional en la investigación y compartir los avances científicos en neurociencia para abordar los desafíos comunes a nivel global. Es importante destacar que el campo de los neuroderechos está en constante evolución, por lo que es fundamental estar al tanto de los avances científicos y tecnológicos para adaptar las políticas y regulaciones existentes. Además, se deben garantizar mecanismos de participación y consulta ciudadana para asegurar que las voces de todas las partes interesadas sean escuchadas y consideradas en la toma de decisiones relacionadas con los neuroderechos. En resumen, la protección y promoción de los neuroderechos es fundamental para garantizar la integridad y dignidad de las personas en el ámbito neurocognitivo. Esto implica un enfoque integral que abarque tanto la protección legal como la promoción de la educación, investigación y desarrollo de tecnologías éticas en neurociencia. Al trabajar juntos, podremos crear una sociedad en la que los neuroderechos sean respetados y las personas puedan aprovechar plenamente el potencial de sus cerebros y su actividad cerebral de manera segura y ética (Rojas and Montúfar2023).

6. Conclusiones

Los neuroderechos son fundamentales para garantizar la dignidad y autonomía de las personas con respecto a la tecnología y la neurociencia. Estos derechos son de suma importancia, ya que se ocupan de proteger las actividades relacionadas con el cerebro y la mente humana. La inclusión de los neuroderechos en nuestra sociedad actual es esencial para preservar la integridad y el bienestar de cada individuo. Al reconocer y promover estos derechos, podemos asegurar que las personas tengan el control sobre su propia información neuronal, así como el acceso a opciones justas y equitativas en el ámbito de la neurociencia y sus aplicaciones tecnológicas. De esta manera, se salvaguarda la privacidad, la seguridad y el consentimiento informado de los sujetos involucrados en cualquier tipo de investigación, tratamiento o intervención relacionada con el cerebro humano. Asimismo, los neuroderechos promueven la igualdad de oportunidades y la no discriminación en el acceso a la tecnología neurocientífica, garantizando que todas las personas tengan la posibilidad de beneficiarse de sus avances y mejoras en su calidad de vida. En definitiva, los neuroderechos son esenciales para establecer una sociedad justa, inclusiva y respetuosa con el cerebro humano y su funcionamiento, promoviendo así la dignidad y autonomía de cada individuo.

Referencias:

Asís, R. (2022). Sobre la Propuesta de los Neuroderechos. Sobre la propuesta de los neuroderechos.uc3m.es

Ienca, M. & Andorno, R. (2021). Hacia nuevos derechos humanos en la era de la neurociencia y la neurotecnología. Análisis filosófico.scielo.org.ar

León Vásquez, J. L. (2022). ¿Redimensionamiento de la libertad de pensamiento o nuevos (neuro) derechos humanos? Desafíos y perspectivas desde la neurotecnología. Cuestiones constitucionales.scielo.org.mx

Farinella, F. & Gulyaeva, E. E. (2022). Human neuro-rights. REVISTA QUAESTIO IURIS.uerj.br

Herrera-Ferrá, K., Muñoz, J. M., Nicolini, H., Saruwatari Zavala, G., & Martínez Bullé Goyri, V. M. (2023). Contextual and cultural perspectives on neurorights: Reflections toward an international consensus. AJOB neuroscience, 14(4), 360-368.HTML

Rojas, J. R. A., & Montúfar, Á. H. R. (2023). Nuevos horizontes del Neoconstitucionalismo: abordando los desafíos emergentes de los Neuroderechos. Dilemas contemporáneos: Educación, Política y Valores.dilemascontemporaneoseducacionpoliticayvalores.com

Struić, G. (). The Regulation of Neurorights in National Legislation: What Should be Kept in Mind?. British Journal of Philosophy.al-kindipublisher.com

Comentarios: