Clase gratuita de ortografía: ‘La coma criminal’. Deja tu WhatsApp para recibir las diapositivas

Roger Vilca es fundador de LP Pasión por el derecho y exeditor en el Centro de Estudios Constitucionales del Tribunal Constitucional del Perú.

65269

¡Buenas nuevas, colegas! LP, el portal jurídico más grande del Perú, les tiene preparada una nueva jornada académica. Transmitiremos, en vivo y en directo, una clase gratuita de ortografía para abogados titulada «La coma criminal».

La clase será dictada por Roger Vilca, CEO de LP Pasión por el derecho y exeditor en el Centro de Estudios Constitucionales del Tribunal Constitucional.

No te puedes perder esta clase llena de consejos prácticos y útiles, algo que —estamos seguros— no encontrarás en los libros. La clase se realizará este domingo, 24 de enero, a las 3 p. m., por este medio.

Si deseas recibir las diapositivas de esta clase, deja tu WhatsApp en la caja de comentarios.

LINK DE TRANSMISIÓN


 

Sumario: 1. ¿Qué es la coma?, 2. ¿Para qué sirve la coma?, 3. La coma no sirve para descansar, 4. ¿Qué es la coma criminal?, 5. La coma criminal entre el sujeto y el verbo, 6. Excepciones, 7. La coma criminal entre el verbo y el objeto, 8. Excepciones.


1. ¿Qué es la coma?

La coma (,) es el signo de puntuación que más usamos y que —por eso— más dolores de cabeza nos produce. ¿Por qué cometemos tantos errores al colocar la coma? Por una vieja lección que aprendimos en la infancia: esta pequeña línea inclinada se escribe en los enunciados para indicar pausas o descansos.

2. ¿Para qué sirve la coma?

El error lo aprendimos desde niños. Cuando nos enseñaron a usar la coma nos dijeron que la coma, el punto y coma, y el punto se distinguían en atención a que cada signo representa, respectivamente, una pausa corta, mediana y larga. Fiarnos del oído fue un error.

No. Los signos de puntuación no siempre reproducen la entonación de la pronunciación. La coma no siempre marca una pausa oral ni esta implica todas las veces una coma. Muchas veces la coma coincide con una pausa, pero las razones por las que escribimos comas son más sintácticas que auditivas.

Entonces, ¿para qué sirve? Para demarcar, delimitar, aislar o separar unidades lingüísticas como palabras, incisos, oraciones, omisiones, etc.

3. La coma no sirve para descansar

Veamos con un par de ejemplos cómo la coma no sirve para reproducir una inflexión en la pronunciación.

  • ¡Hola, Roger!

La coma pintada de rojo es la coma vocativa. Es una coma obligatoria. No hay margen para la duda: se debe colocar. Hay más ejemplos:

  • Gracias, señor juez.
  • Bienvenido, señor fiscal.
  • Felicidades, María.

En estos casos la coma no sirve para descansar. Las frases son tan cortas que no vale la pena hacer una pausa. La coma se justifica porque delimita dos elementos muy distintos: el mensaje y el vocativo (Roger, señor juez, señor fiscal, María). Nada más.

  • Estaba tan enojado que no lo saludé. 

Con esta oración pasa lo contrario. Puede leerse (y de hecho se lee) con una pausa entre enojado y que, pero eso no amerita colocar una coma entre esos elementos.

4. ¿Qué es la coma criminal?

El uso correcto de la coma supone un gran conocimiento de reglas sintácticas que no pretendo —ni podría— agotar aquí. Así, quiero detenerme solo en un error muy frecuente en textos jurídicos ya académicos, ya profesionales. Se trata de la coma criminal, el error ortográfico que cometemos impunemente.

El curioso sambenito es una bella ocurrencia de Alfredo Valle Degregori, un lingüista fallecido tiempo ha. Se llama así a la coma que, con error gravísimo, se coloca ora entre el sujeto y el verbo, ora entre el verbo y el objeto. A esta coma malísima se oponía la «coma honesta», bien ubicada.

«Sí, señores, he aquí que los más famosos delincuentes de nuestra escritura están capitaneados por una vampiresa, también llamada «coma criminal». Ella es hermana gemela de la «buena coma» o «coma honesta», muy poco conocida en verdad. A nosotros nos compete restablecer el equilibrio, restándole trabajo a la coma perversa para dárselo a la modosita […]. ¿A qué se debe este error [romper las relaciones normales entre los elementos de la cadena escrita] y la fatal inclinación que mucha gente siente hacia él? A la funesta creencia de que es necesario y obligatorio poner una coma donde se respira o donde se hace una pausa. ¡Absurdo, absurdísimo!».[1]

5. La coma criminal entre el sujeto y el verbo

La coma criminal o asesina aparece, primero, entre el sujeto y el verbo, y lastima la fluidez de la oración.

SUJETO  ,  VERBO    OBJETO
 SUJETO     VERBO    OBJETO

 

  • El abogado, defendió a su hermano.

En este caso sencillo la coma perversa está pintada de rojo y se ubica entre el sujeto (el abogado) y el verbo (defendió). Esta coma delinque a sus anchas al interrumpir la fluidez natural que debería tener la oración. El mensaje debería escribirse así:

  • El abogado defendió a su hermano.

Veamos un ejemplo más.

  • Apenas llegó a la cocina, Juan, escondió el cuchillo.
  • Apenas llegó a la cocina, Juan escondió el cuchillo.

La coma criminal pasa inadvertida en las oraciones con sujetos largos (rosado).

  • El Tribunal Constitucional del Perú, estableció nuevas reglas para el debido proceso.
  •   El Tribunal Constitucional del Perú estableció nuevas reglas para el debido proceso.
  • Quienes hayan presentado sus recursos de apelación, pueden retirarse del despacho.
  •   Quienes hayan presentado sus recursos de apelación pueden retirarse del despacho.
  • El presidente, el vicepresidente, los ministros y los viceministros, se reunieron en Palacio de Gobierno.
  • El presidente, el vicepresidente, los ministros y los viceministros se reunieron en Palacio de Gobierno.
  • Los internos infectados que hayan presentado una demanda de hábeas corpus, serán atendidos por el juez.
  • ✔  Los internos infectados que hayan presentado una demanda de hábeas corpus serán atendidos por el juez.

En estas oraciones las posibilidades de que el redactor cometa el error de escribir una coma antes del verbo son más grandes. Mientras más largo el sujeto, más se suele creer que corresponde un descanso y, por lo tanto, una coma. Grueso error.

Valga advertir en este punto que no se escribe coma antes del verbo cuando el sujeto empieza con quien, aquel, aquella, lo que, el que, la que y sus plurales.

  • Los que vengan temprano a la audiencia, serán atendidos por el juez.
  • Los que vengan temprano a la audiencia serán atendidos por el juez.
  • Quienes crean que tienen derechos sobre el inmueble, pueden venir con su abogado.
  • Quienes crean que tienen derechos sobre el inmueble pueden venir con su abogado.

Veamos un caso tomado de una resolución.

Imagen: Poder Judicial.

Como se puede advertir, la coma criminal aparece entre el sujeto (la Resolución Administrativa…) y el verbo (hace).

  • La Resolución Administrativa N° 196-2020, hace referencia… [la abreviatura de número está mal escrita]
  • La Resolución Administrativa n.° 196-2020 hace referencia…
  • La Resolución Administrativa núm. 196-2020 hace referencia…
  • La Resolución Administrativa nro. 196-2020 hace referencia…
  • La Resolución Administrativa 196-2020 hace referencia… [recomiendo no usar la abreviatura de número cuando lo que viene en seguida es un número]

6. Excepciones

Como en todo, hay excepciones. La coma estará bien puesta entre el sujeto y el verbo cuando se intercalen incisos y etcétera. Veamos.

6.1. Incisos

El inciso es la información adicional que se añade en la oración. Los incisos van entre comas.

Oraciones sin inciso:

  • Los policías salieron a matar.
  • Juan Vilca fue condenado.

Oraciones con inciso:

  • ✔  Los policías, que estaban preparados para la emergencia, salieron a matar.
  • ✔  Juan Vilca, reconocido abogado litigante, fue condenado.

6.2. Etcétera (etc.)

Se escribe la coma cuando, al enumerar elementos semejantes, se incluye etcétera o su abreviatura etc.

  • Los militares, los policías, los médicos, las enfermeras, etc. son los héroes de esta jornada.
  • Los militares, los policías, los médicos, las enfermeras, etc., son los héroes de esta jornada.

7. La coma criminal entre el verbo y el objeto

Esta coma malsana hace tanto daño entre el verbo y el sujeto, como entre el verbo y el objeto.

SUJETO    VERBO  ,  OBJETO
 SUJETO    VERBO    OBJETO

  • El abogado defendió, a su hermano.
  • ✔  El abogado defendió a su hermano.

8. Excepciones

Como en el caso anterior, la coma estará bien ubicada entre el verbo y el objeto cuando se intercalen incisos y etcétera. Veamos.

8.1. Incisos

  • El abogado defendió, a su hermano.
  • ✔  El abogado defendió, con mucho entusiasmo, a su hermano.

8.2. Etcétera (etc.)

Se coloca la coma cuando, al enumerar elementos semejantes, se incluye etcétera o su abreviatura etc.

  • Los policías entregaron cuchillos, martillos, combas, etc. a los imputados.
  • ✔  Los policías entregaron cuchillos, martillos, combas, etc., a los imputados.

Espero que este post les haya servido para aclarar algunas dudas. Aprovecho la ocasión para invitarlos a participar en el próximo curso virtual de redacción jurídica en materia civil. Para ver la información del curso clic aquí.


[1] Valle Degregori, Alfredo. Manual de ortografía. Lima: Editorial Universo, s/f, p. 129. Citado en Baigorria Castillo, Martín (martin.baigorriacastillo). «El origen de la ‘coma criminal’». Facebook, 1 de marzo de 2020. Disponible aquí.

 

Comentarios: