Soy un joven abogado: ¿cómo hago para conseguir clientes?

3481

Acabas de terminar la universidad y tienes todo el ímpetu del mundo. Cumpliste el sueño, eres el abogado que habías prometido ser… ¿Qué sigue? Si quieres ser un abogado litigante, sigue lo más complicado: clientes que confíen en un abogado recién egresado, con poca o inexistente experiencia.

Encontrar clientes es una de cosas más difíciles de la gran competencia que significa ganarse un lugar en el mundo del derecho. Y si bien no hay una formula mágica, hay algunas recomendaciones que pueden seguir si eres un joven litigante en busca de clientes.

La importancia de la familia y amigos

Durante un tiempo, tu principal audiencia serán tus familiares y amigos, que te ven como «el abogado». Sin embargo, esto tiene pros y contras que es necesario considerar. Por ejemplo, los antes mencionados siempre querrán asesorías gratis o «precios de amigos».

Lo que no debes olvidar es que ellos serán el principal rebote en tus primeros meses e incluso años. Dales a conocer tu trabajo a la perfección, explícales lo que haces para que sean tus mejores promotores cuando escuchen la frase «necesito un abogado».

Siempre eres un abogado

Sí, debes respetar tus horarios laborales y debes tener tiempo para hobbies y desconectarte del trabajo… Pero siempre eres un abogado. Siempre debes presentarte como tal, siempre debes tener en cuenta que el derecho es tan variado que todos son potenciales clientes.

La frase «soy abogado» debe acompañar tu presentación en reuniones, fiestas, conferencias y redes sociales. Debes tener tus tarjetas listas y una buena introducción para aquellos curiosos que quieran saber más sobre su trabajo.

Crea alianzas 

Se entiende que el éxito es un ejercicio individual y eso lleva a muchos fracasos estrepitosos. Y el mundo del derecho, siendo tan competitivo, a veces requiere de entablar alianzas estratégicas para sobresalir.

¿Eres bueno en derecho penal y tu mejor amigo de tu promoción es un capo en derecho de familia? Trabajen en conjunto para complementar y agrandar su posible campo de alcance. ¿Conoces a un abogado con más experiencia que te puede dar consejos y guiarte mientras tú absorbes información y contactos? Aprovecha las posibilidades.

Esto también es útil para poder conseguir un espacio que te haga ver como todo un profesional a los ojos del público. El alquiler de un despacho de forma individual puede resultar realmente caro, pero hacerlo entre dos o más personas es un alivio al bolsillo.

Debes recordar también que un despacho es un entorno confiable para el posible cliente, donde podrás citarlo y exponer tus ideas sin verte como un improvisado.

El factor internet 

En el siglo XXI, el mundo digital es fundamental en todos lados y lo es también en el sector jurídico. Para alcanzar clientes, debes generar visitas a tu página web, fanpage, cuenta de Instagram o Linkedin.

Lo que debes saber es que estas plataformas deben servir para promocionarte a través de flyers y anuncios, pero también para difundir tu contenido de valor. Volverte una marca dependerá de lo interesantes que sean los artículos u opiniones que compartas.

Y es que colocar mil anuncios que digan «contrátame» te harán ver como spam, pero resaltar tu experiencia y conocimientos puede ser mucho más útil para ser reconocido como un profesional al que vale la pena llamar.

Escribe en portales o revistas

Complementando lo anterior, algo fundamental que puedes compartir a través de tus plataformas virtuales son artículos y publicaciones en portales y revistas. Una buena forma de hacerte un nombre y que la gente llegue a ti es destacando en lo académico.

Un artículo bien escrito puede alcanzar una difusión que posicione tu nombre al momento de buscar información sobre temas específicos ligados a la carrera. Y te brinda además  prestigio, más allá de tu experiencia litigando.

Hay numerosas revistas jurídicas y portales web en los que puedes publicar y exponer tus conocimientos y dominio sobre diversos temas. El portal LP Pasión por el derecho es una puerta siempre abierta para quienes tengan ganas de iniciarse en el apasionante mundo de la investigación académica. Publicar artículos es una de las maneras más efectivas de ganar prestigio y destacarse entre los profesionales del derecho.

Te recomendamos también postular tus contribuciones a la Revista indexada LP Derecho. Estas son las normas de publicación para escribir en la revista y la guía de redacción y estilo de LP.

Constancia y paciencia

Todo lo mencionado anteriormente requiere de tiempo. Tanto para crear tu contenido, saber diferenciarte, encontrar clientes clave, tener visibilidad y que el público te conozca es un proceso que no será automático.

Por lo tanto, debes tener paciencia. Suena romántico y cursi, pero hay que sembrar antes de recoger. Muchas ideas que tengas tomarán tiempo en cuajar y algunas no funcionarán, pero rendirte a la primera equivocación no lleva a ningún lado. Y menos en el mundo del derecho.

Comentarios: