La interpretación de los contratos según «El mercader de Venecia»

2685

Colegas, en esta ocasión compartimos una magistral escena de «El mercader de Venecia». El drama teatral de William Shakespeare fue llevada al cine de la mano de Michael Radford, en 2004.

La película nos muestra a Al Pacino encarnando a Shylock, un judío que se dedica a prestar dinero en la ciudad de Venecia, en pleno siglo XVI.

Shylock concedió un crédito a un comerciante cristiano, Bassanio, el amigo de este, Antonio, cristiano él, garantizó la deuda con una libra de su propia carne. Cuando el deudor no puede cumplir el pago del préstamo, el judío reclama ante el tribunal que se cumpla con la penalización del incumplimiento, y que pueda cortar la libra de carne del cristiano. Cuando Bassanio ofrece devolver el dinero, el judío lo rechaza.

El juicio se celebra y se presenta Porcia, disfrazada de abogado al servicio de Antonio, y frente a la exigencia de que se cumpla el trato troceando a su cliente, invoca la interpretación literal de su derecho, de manera que si va mas allá de la carne, y toca piel o sangre, el judío será reo de atentar contra un ciudadano veneciano.

Comentarios: