¿Cuáles son las principales iniciativas de legal tech y new law que se están desarrollando en el Perú?

¿Cuáles son las principales iniciativas de legal tech y new law que se están desarrollado en el Perú? El estudio Caro & Asociados comparte esta guía que incluye una mirada rápida y actual de la innovación legal en nuestro país.

1865

La legal tech no es otra cosa que potenciar o incluso transformar la actividad jurídica mediante la tecnología, en especial los medios digitales, desde un software hasta la inteligencia artificial, en sectores como la educación jurídica, la abogacía, la actividad judicial, etc., es decir tanto para el ámbito público como privado.

Conforme al Tech Index of the CodeX Center for Legal Informatics de la Universidad de Stanford, que a junio de 2019 registraba más de 1 200 empresas, pueden diferenciarse hasta siete modalidades de aplicaciones y empresas de Legal Tech: productos de asesoramiento legal automatizado para los ciudadanos (automated legal advice products), marketplaces o plataformas de encuentro entre clientes y abogados, empresas de externalización del trabajo jurídico para los despachos y departamentos jurídicos (legal process outsourcing), automatización documental, herramientas de e-discovery y revisión de documentos, análisis predictivo de casos, y plataformas de e-Learning[1].

En ese contexto, los servicios y productos ofrecidos por las startups legal tech tienen como meta la optimización de los recursos, tiempo y dinero principalmente, invertidos en la prestación de los servicios propiamente legales, esto es, los dirigidos al usuario final. Desde esa perspectiva, puede decirse que éstas startups contribuyen a la democratización del acceso a la justicia, como ha podido verse a raíz de la crisis mundial del COVID-19 y el desarrollo del trabajo legal remoto por parte de los abogados, árbitros, jueces, etc.

Esto es posible gracias al uso cada vez más intenso de la tecnología como herramienta para el mejoramiento de los servicios legales. La Revolución Industrial 4.0 ha tardado en penetrar el mercado legal, pero ha llegado para quedarse. El recurso a plataformas web, firmas electrónicas, automatización de contratos, inteligencia artificial y el empleo de nuevos modelos de negocios, caracterizan a los nuevos prestadores de servicios legales, en un mercado donde el Derecho ha dejado de ser patrimonio exclusivo de los abogados, tiene como centro al usuario (legal design thinking) y demanda, por ello, la intervención de nuevos players (jugadores): ingenieros de sistemas, programadores, diseñadores, analistas de datos, marketeros. Un ámbito donde el pensamiento legal debe conjugarse, necesariamente, con el razonamiento tecnológico.

El desarrollo de la legal tech en el Perú se encuentra aún en sus inicios, pero ya ha despertado el interés no sólo de la empresa privada sino también del sector público. Hace poco, por ejemplo, el juez supremo Héctor Lamas More sostuvo en una reunión oficial en Washington “que existe la posibilidad cercana de usar la IA para la solución de procesos simples, no contenciosos o sin contradicción, siempre que sea habilitado un medio de impugnación ante el juez”[2], esto es, un modelo en pleno desarrollo en China y en Estonia, el Proyecto de los “Jueces Robot”.

Esto justifica sobradamente la utilidad de esta guía que incluye una mirada rápida y actual de las principales iniciativas de legal tech y new law que se están desarrollado en el Perú, aunque con dos advertencias. Primero, sólo se presenta una foto del momento, lo que es más patente tratándose de recursos tecnológicos. Y, en segundo término, no estamos ante un recuento exhaustivo ni ante numerus clausus, es un listado de las iniciativas conocidas o difundidas, lo que significa que hay otras aún en proceso de desarrollo y que saldrán al mercado en el corto o mediano plazo.

Espero que esta panorámica pueda contribuir a la difusión de la legal tech local, la respuesta peruana al futuro, en un mundo globalizado, un futuro que es ahora.


[1] Barrio Andrés, Moisés (Dir). Legal Tech. La transformación digital de la abogacía. Madrid, Wolters Kluwer 2019, Capítulo 1, apartado 4.2, pgs. 8-10, versión smarteca.

[2] Disponible aquí.

Para descargar la guía en PDF clic aquí.

Comentarios: