Incorporan póstumamente a Trinidad Enríquez al Ilustre Colegio de Abogados del Cusco

1107

El pasado viernes, 23 de julio de 2021, el Ilustre Colegio de Abogados del Cusco, a través de su decano, Mayk Pilares Rado, incorporó en forma póstuma a la primera jurista de Latinoamérica, María Trinidad Enríquez Ladrón de Guevara, en reconocimiento y homenaje a su labor de construcción de la República.

En la ceremonia de incorporación por el Bicentenario se otorgó a la jurista el registro de colegiatura núm. 01 del Ilustre Colegio de Abogados del Cusco. Así también, su sede institucional fue declarada con la denominación Casa de María Trinidad Enríquez, al tiempo que se develó el cuadro de la imagen de la nueva integrante del Colegio.

María Trinidad Enríquez (1846-1891) representa la lucha por la igualdad de oportunidades, de derechos y el empoderamiento de la mujer. Como se recuerda, en acto solidario y de reivindicación, se negó a aceptar la autorización del presidente Piérola, para que solo ella pueda ejercer la carrera, exigiendo que la apertura sea para todas las mujeres.

El significativo evento que realizó con especial presencia del presidente de la Junta de Decanos de los Colegios de Abogados del País, Vicente Paúl Espinoza Santillán (centro); el integrante consejero del Poder Judicial, Manuel Castillo Venegas (izquierda), autoridades de la región, el Consejo Directivo y de Fiscalización del Ilustre Colegio de Abogados del Cusco.

En la Moción de Reconocimiento de la Junta de Decanos se consigna su designación como  Miembro Emérito de la Junta Nacional «por haber sido la primera mujer en cursar estudios universitarios en el Perú y en Sudamérica, así como la primera jurista del país».

Este acontecimiento histórico, además ha contado con el valioso testimonio y participación de la abogada Blanca Luz Gutiérrez Samanéz (quien investigó y escribió sobre MTELG), Mariela Bravo Salas (autora de la pintura de MTELG) y Américo Rivas Tapia (estudió a MTELG).

Comentarios: