¿El director es garante de menores que asistieron a paseo escolar? [Casación 954-2019, Huánuco]

1137
Poder Judicial con logo LP

Fundamentos destacados: Cuarto. En primer lugar, [el director] no solicitó la autorización a la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) de Huánuco para llevar a cabo el paseo escolar, aun cuando, se trataba de un mandato expreso sobre el cual no se previeron excepciones. Tal situación resulta sumamente relevante, pues se trata de una infracción directa a la normativa de la entidad pública a la que está vinculado funcionalmente por razón de su cargo. La falta de comunicación oficial, viabilizó una práctica informal y temeraria.

En segundo lugar, no acompañó a los estudiantes y tutores para verificar el cumplimiento de los fines de la excursión y los acuerdos de salvaguarda previamente estipulados. No bastaba con una simple delegación de funciones, pues, al tratarse de menores de edad, el control, vigilancia y supervisión deben ser permanentes y rigurosos, más aún cuando se trata de actividades recreativas y de dispersión.

En este punto, infringió la reglamentación interna de la institución educativa El Amauta José Carlos Mariátegui. Todo ello, conlleva a establecer que [el director] no cumplió su rol de garante e infringió deberes de cuidado.


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 
SALA PENAL PERMANENTE
RECURSO DE CASACIÓN 954-2019, HUÁNUCO

Lima, diecisiete de septiembre de dos mil veinte

VISTOS: el recurso de casación interpuesto por el señor FISCAL SUPERIOR contra la sentencia de vista del trece de mayo de dos mil diecinueve (foja 885), emitida por la Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Huánuco. que por mayoría confirmó la sentencia de primera instancia del cinco de febrero de dos mil diecinueve (foja 559), que absolvió a GILBERTO BERROSPI MORÍ del requerimiento de acusación como autor del delito contra la vida, el cuerpo y la salud-homicidio culposo, en agravio de Jorge Anthony Estela Ortega.

Intervino como ponente el señor juez supremo Coaguila Chávez

I. Del procedimiento en primera y segunda instancia

Primero. Según el requerimiento de acusación del nueve de abril de dos mil quince (foja 104 del cuaderno respectivo) y su subsanación del dieciséis de marzo de dos mii dieciséis (foja 240 del cuaderno correspondiente), los hechos incriminados por el representante del Ministerio Público fueron los siguientes:

1.1. El diecisiete de septiembre de dos mil trece, se reunieron el director, subdirector y profesores de la institución educativa El Amauta José Carlos Mariátegui, y acordaron que el veintiocho de septiembre del mismo año se realizaría un paseo estudiantil por el Día de la Juventud. También se convino que la custodia y resguardo de los alumnos sería responsabilidad de los tutores de cada aula con aval del director. El segundo grado de secundaria, en el que cursaba estudios el agraviado Jorge Anthony Estela Ortega, estaba a cargo del director G. ALBERTO BERROSPI MORÍ y del tutor Adrián Ferrer Chávez. Todo ello consta en acta.

1.2. El veintiocho de septiembre de dos mil trece, entre las 08:30 y 09:30 horas, los alumnos partieron con destino al centro recreacional «El Ranchito», sito en las Pampas, Tomaykichwa, Ambo. Llegaron a las 10:00 horas y se dispersaron por la zona. El docente Adrián Ferrer Chávez se reunió con sus colegas en una choza del lugar y bebieron gaseosa. Por su parte, el director GILBERTO BERROSPI MORÍ no concurrió a la excursión. De este modo, el primero actuó con descuido y negligencia y omitió desplegar la vigilancia respectiva, mientras que el segundo infringió el articulo 18, literal b, del Reglamento Interno de Organización y Funciones de la institución educativa.

1.3. Durante la mañana, los alumnos Nayhely Estefany Jara Fuentes, Yersly Arleth Celis Chamorro y Jorge Anthony Estela Ortega se dirigieron hacia el rio Huallaga, ubicado a ciento setenta metros del recreo. Para ello, atravesaron una acequia de dos metros de profundidad y un metro y medio de ancho. Cuando llegaron, encontraron al estudiante Brayan Huamali Chauca que estaba nadando en el río Huallaga. Luego, el tercero y cuarto de los mencionados empezaron a jugar lanzando una pelota hacia el río, pero hubo un momento en que esta no retornó. Por ello, la víctima Jorge Anthony Estela Ortega, con el propósito de recuperar el balón, se dirigió hacia la rivera, dejó de estar a la vista de sus compañeros y, transcurridos diez minutos, ellos comenzaron a buscarlo, pero no lo ubicaron.

1.4. A las 11:00 horas, en inmediaciones del puente Sancarraga, Ambo, los menores Antony Rivera Japa y Víctor Francisco Mansilla Japa se percataron que en el río Huallaga había un cuerpo atascado en una roca. Se trataba del agraviado Jorge Anthony Estela Ortega, quien había fallecido.

[Continúa…]

 

Descargue aquí la sentencia completa

Comentarios: