¿Existe el crimen perfecto? Cinco películas que te demostrarán que sí

16045

Suscríbete haciendo clic aquí a nuestro canal de Twitch y revive nuestras transmisiones anteriores de Cartelera LP


¿Qué es un crimen perfecto? Los criminalistas se rompen la cabeza definiendo un concepto tan atrevido. Y es que muchos consideran al crimen perfecto como al acto cuyo autor es un enigma. Aunque otros defienden que se puede saber la identidad del sospechoso, y sigue siendo una fechoría impecable si nunca llega a ser atrapado.

Otros especialistas sostienen que no existe el crimen perfecto, pero sí existen los malos investigadores. Otros celebran el arte del crimen mismo, más allá de las consecuencias ligadas a la justicia que se manifiesten.

Lo que sabemos con seguridad es que el cine ama las historias sobre los crímenes que nunca reciben un castigo. Hay una fascinación por esas figuras corruptas, pero fascinantes por su carisma o genialidad. Y hemos seleccionado cinco de ellas que son lo mejor del género.

Desde filmes dirigidos por genios modernos hasta los testimonios de promesas que nunca llegaron a cumplirse por fatalidades tan sorpresivas como las hazañas que contaron en la pantalla grande.

Y, parece obvio decirlo, pero este post tiene spoilers.

1. Pacto Siniestro (1951)

Comenzamos con un clásico de un maestro que contaba crímenes con soberbia. Alfred Hitchcock nos cuenta la historia de dos desconocidos que se conocen en un tren. Uno de ellos es una estrella del tenis y el otro un psicópata.

Luego de una amena conversación, deciden matar a una persona que el otro elija. De esa forma, no habría un vínculo que los posicione como sospechosos en ningún caso y tendrían un crimen perfecto.

Más allá de la excelente narrativa que otorga aquí Hitchcock, estamos ante una joya del cine que supera a la novela que la inspira y que se volvió un estándar para los thrillers. Y al final sí podemos hablar de un crimen sin consecuencia, pero no para todos los involucrados.

2. Perdida (2014)

La película que hizo que toda una generación dejara de creer en el amor. Una de las tantas joyas dirigidas por David Fincher.

Cuando desaparece una mujer, que en algún momento fue famosa por ser la protagonista de unos libros infantiles, los medios se interesan en el caso. Pero todo se convierte en morbo cuando el esposo de la victima parece el principal sospechoso por sus extrañas conductas frente a cámaras.

Lo que el mundo no sabe es que la desaparecida es realmente una mente maestra que está buscando vengarse de este hombre que tantos errores ha cometido en la relación. Y para cumplir ese propósito, dejará un sendero de delitos que jamás obtendrán un castigo.

3. El plan perfecto (2006)

Durante una mañana cualquiera, un robo al banco se convierte en un secuestro que paralizará la ciudad. Los ladrones tienen todo calculado, a un nivel casi matemático, y eso llama la atención de los policías a cargo del caso y liderados por Denzel Washington.

La verdad es que estos delincuentes no buscan pedir un rescate o el dinero de los bóvedas. Ellos quieren obtener la evidencia que revelaría que el dueño del banco estuvo involucrado en terribles actos durante la Segunda Guerra Mundial, amasando dinero sangriento.

Esta pandilla logrará su cometido y lo hará realizando realmente un crimen perfecto. E inspirando productos más desabridos, como La casa de papel.

4. El aura (2005)

Probablemente la cinta menos conocida de esta lista y las más cercana a casa. Dirigida por el gran Fabián Bielensky, director de ese clásico de culto llamado Nueve Reinas, que también califica en esta lista.

Es justo aprovechar el espacio para destacar a este cineasta que solo pudo realizar estas dos cintas y que partió luego de un infarto fulminante que destruyó una de las carreras más prometedoras del cine latinoamericano.

En El aura conocemos a Esteban, un taxidermista que acepta una invitación para cazar en las tundras argentinas. Él siempre ha soñado con una vida más interesante, salvaje, peligrosa. Allí mata accidentalmente a un hombre que está involucrado en un sofisticado asalto a un camión blindado. Y ahora deberá sumarse a esa iniciativa delincuencial y llegar hasta el final.

Estamos ante una oda a la mala suerte, pero protagonizada por un genio en el lugar equivocado en el momento equivocado. Con un crimen perfecto accidental, pero fascinante.

5. Match Point (2005)

La favorita del autor de este post y uno de los últimos clásicos del funado Woody Allen.

Un tenista de un exclusivo club empieza a ascender en la sociedad al iniciar una relación con la hija de un exitoso empresario. Pero pone todo en riesgo al enamorarse de una femme fatale moderna interpretada por Scarlett Johanson.

Viviendo una doble vida hasta llegar al limite, tiene que detener a una amante decidida a revelar todo y destruir su vida como nuevo rico. Para eso desarrolla un plan que incluye el asesinato de la joven, que depende de su frialdad y de un golpe de suerte gigantesco.

Muchos reconocen a Allen como un genio de la comedia inteligente, pero con Match Point se graduó como uno de los mejores realizadores de todos los tiempos. Y nos lleva al debate sobre la división de arte y artista, ya que sus supuestos crímenes en la vida real no fueron perfectos.

Comentarios: