Pareja de congresista anuncia separación tras presunta contratación irregular de asistente

990

Una denuncia periodística agita a la opinión pública. Esta vez, el escenario es el Congreso y los actores son dos parlamentarios: Darwin Espinoza, de Acción Popular, y Kira Alcarraz, de Podemos Perú. 

Ambos mantendrían un presunto intercambio de favores, una dinámica que habría permitido ubicar a dos allegados en cargos públicos, Myrna Mosso y Stephania Cuya. Esta última funcionaria figura en las imágenes difundidas por Punto Final, cuya transmisión del domingo 21 de abril dejó una pregunta en el pensamiento colectivo: ¿qué relación sostiene con Espinoza?

Lea más: Piden investigar a congresista por usar recursos y personal de su despacho para inscribir movimiento regional

En detalle

En el reportaje audiovisual, Cuya y el acciopopulista regresan juntos de Tumbes y se dirigen al departamento de la entonces trabajadora de la Comisión de Inclusión Social y Personas con Discapacidad. En escenas posteriores, también se aprecia la llegada de ambos al mismo recinto, pero esta vez la cercanía física es mayor cuando están a punto de ingresar al ascensor.

Aunque las imágenes no son tan nítidas, se conoce que ni el aeropuerto ni la vivienda son los únicos lugares que han compartido. En 2021, después de ganar Espinoza una curul en el Legislativo, la joven trabajó dos meses como auxiliar en la Comisión de Vivienda y Construcción del Congreso, cuando el grupo de trabajo era presidido por el acciopopulista.

Incluso, luego de que dejara esta labor y antes de reinsertarse en 2023, Cuya frecuentó al menos ocho veces el despacho del congresista, como lo hizo alguna vez la esposa de Espinoza, Bélgica Arangoitia, quien anunció a través de redes sociales, el último lunes 23, el fin de la relación matrimonial:

Ante los recientes acontecimientos suscitados que involucran mi vida familiar, quiero informar a la opinión pública que doy por terminada la relación matrimonial que hasta la fecha he sostenido con el señor Jhaec Darwin Espinoza Vargas.

Entiendo el interés de los medios de comunicación por hablar conmigo, pero por el momento no daré declaraciones por la tranquilidad de mi familia y en especial de mis dos menores hijos. 

Lea más: Investigan a fiscal por presunto intercambio de favores con congresista

¿Adulterio o conducta deshonrosa?

Ante este panorama, el congresista Darwin Espinoza y todo aquel cuyo estado civil sesa casado, en caso de incurrir en una infidelidad, podrían ser sindicados por algunas infracciones tipificadas en los artículos 333 y 337 del Código Civil: adulterio o conducta deshonrosa.

Artículo 333.- Causales*

Son causas de separación de cuerpos:

    1. El adulterio.

[…]

Artículo 337.- Apreciación judicial de sevicia, injuria y conducta deshonrosa*

La sevicia, la injuria grave y la conducta deshonrosa son apreciadas por el Juez teniendo en cuenta la educación, costumbre y conducta de ambos cónyuges.

Al respecto, el abogado Juan Carlos Del Águila, especialista en derecho de familia, señaló para LP Pasión por el Derecho que, en primer lugar, debe haber una prueba objetiva de la presunción de infidelidad:

Si a mí no me descubren in fraganti en un acto sexual o en una relación sentimental con otra persona, si solamente hay indicios, con esos indicios no pueden demandarme con el divorcio. Tiene que ser objetiva la prueba […]. Puede que toda la comunidad lo sepa, pero mientras no esté probado, no me van a poder demandar. 

Asimismo, aseguró que la infidelidad no es una causal de divorcio: lo son la conducta deshonrosa o el adulterio. Por tanto, establece la diferencia entre estas dos infracciones. 

El adulterio es la relación sexual que tiene una persona con alguien que no es su cónyuge. La prueba más usual de esta infracción es el hijo debidamente reconocido por aquel que fue infiel.

La conducta deshonrosa involucra básicamente todos los gestos de un acto de infidelidad que no necesariamente calcen dentro de una relación sexual. Por ejemplo: escribir por WhatsApp en altas horas de la noche diciendo “Te amo” o “Te quiero”. O mandar fotos, videos, [….] entregar flores, cariños… actos que van más allá de una simple relación de amistad.

Lea más: El tráfico de influencias: ¿reales o simuladas?

El caso

La primera beneficiaria de la cooperación entre Espinoza y la parlamentaria de Podemos Perú sería Myrna Mosso Carmona, excoordinadora en la oficina de Alcarraz desde 2021 hasta 2022 y quien, en agosto de 2023, fue contratada como asesora por la bancada de Acción Popular.

La segunda sería Stephania Cuya Bezzolo, una joven de 31 años que, de acuerdo con Punto Final, no cuenta con una carrera universitaria, pero sí con la estrecha amistad de Espinoza.

Ella, desde agosto de 2023, ejercía el rol de asesora en la Comisión de Inclusión Social y Personas con Discapacidad, liderada por Alcarraz gracias al cupo que le cedió Espinoza. Así, un aparente trueque vincula a los cuatro funcionarios. 

Comentarios: