Cinco películas que todo abogado inmobiliario debería ver

2939

La vivienda es una necesidad básica y un derecho fundamental. Los seres humanos no podemos sobrevivir a la intemperie, no solo requerimos guarecernos de las inclemencias climáticas, sino también tener un espacio de intimidad personal y familiar.

El proceso de buscar una casa es complejo porque implica una inversión no solo onerosa en dinero, también onerosa en emociones y conflictos. De esto saben mucho los abogados inmobiliarios. Y el cine no ha sido indiferente a esta experiencia y a los dramas que pueden surgen e la búsqueda de un hogar.

Por eso, en LP Pasión por el derecho, hemos elaborado una lista con películas que todo abogado inmobiliario debería ver.

derecho-inmobiliario-diplomado-lp-derecho


1. 99 homes

Arrancamos con el pie en alto.

99 homes fue una de las mejores películas del 2015 y es, sin mucha discusión, una de las grandes cintas de la década. Una oda a la ruptura de la inocencia y una crítica al circuito inmobiliario norteamericano.

Andrew Garfield, que llegaba de protagonizar una franquicia bastante irregular de Spider-Man, interpreta a un joven padre de familia que es expulsado de su casa por un gran deuda. El destino lo llevará a trabajar con el mismo empresario que lo desalojó y se verá obligado a arrebatarle su vivienda a otra personas.

El filme de Raman Bahrani es un descenso a la locura que funciona gracias a la firmeza de Garfield, pero sobre todo por la fuerza de la naturaleza que representa el corruptor interpretado por el gran Michael Shannon. Es, además de eso, un registro humano de la recesión económica que se vivió entre el 2007 y 2009, época en la que está ambientada.

2. La gran apuesta

Adam McKay era un director de comedias un poco torpes y un poco tontas, pero un día se animó a desmenuzar la crisis inmobiliaria de hace una década. Lo logró, a pesar de que las divisiones que generó en el camino.

Muchos dicen que La gran apuesta abusa de la complejidad de su lenguaje y una edición que busca ser demasiado juvenil. Los que dicen eso tiene razón, pero eso no anula las virtudes de un ejercicio cinematográfico que pudo resultar aburrido a rabiar.

En pocas palabras, la cinta habla sobre la creación de la permuta de incumplimiento crediticio en el mercado. De forma más personal, habla de los personajes involucrados en esta crisis. Todos interpretados por actores A1 como Brad Pitt, Ryan Gosling y Christian Bale.

3. Solo un sueño

En la superficie, Solo un sueño fue el reencuentro más esperado por toda la población unida. Leonardo DiCaprio y Kate Winslet reunidos luego del éxito que significó Titanic y en otra historia de amor. Aunque ahora se trata de una menos tierna.

En los años 50, una pareja vive el aparente sueño americano, pero en secreto están en una crisis constante. Gran parte del conflicto cotidiano es la búsqueda de una nueva vivienda y todo lo que eso significa a gran escala para la vida familiar. Incluso, para la vida social.

4. Ático sin ascensor

El valor emocional del factor inmobiliario es innegable y propuestas como Ático sin ascensor no huyen de eso. Conocida también como Ruth & Alex o Memorias de Manhattan en otras partes del mundo, la cinta explora la importancia sentimental de las viviendas para los adultos mayores.

Morgan Freeman y Diane Keaton inician el proceso de vender la casa en la que han vivido toda su vida de casados. Los recuerdos de toda una vida se pondrán en medio de todo el procedimiento del mercado, que a veces ignora lo que la gente siente o dice.

Richard Loncraine, director de la propuesta, es un viejo maestro británico de la dirección, acostumbrado a los filmes pequeños e íntimos. Este es su acercamiento más hollywoodense al séptimo arte.

5. El banquero

Citando a la propia película, ser listo y ambicioso no basta en el mercado inmobiliario cuando eres una persona de color.

El banquero, una cinta original de Apple TV, nos regresa a 1950. Un genio del negocio inmobiliario no puede progresar en ese ambiente por el color de su piel, que le impide desarrollarse en un mercado dominado por los blancos.

Anthony Mackie y Samuel L. Jackson terminan contratando a un joven para que opere como su fachada, mientras ellos terminando adquiriendo viviendas e incluso bancos. Este trama extraída de la realidad refleja un momento clave de la historia y, a la vez, advierte todas las posibilidades dentro de esta industria.

Bonus track

I love you, man

Es conveniente un cierre ligero.

Paul Rudd protagoniza una comedia bastante querida dentro del circuito humorístico, en la que un asesor inmobiliario que no tiene amigos debido a su carga laboral deberá encontrar a un padrino para su boda.

Una comedia con corazón, sin grandes aspiraciones, pero que sirve para darle un final amable a un listado que puede resultar complicada de procesar por su intensidad.

Comentarios: