Las tres películas que todo litigante debería ver, según César Nakazaki

10622

César Nakazaki defiende la importancia de la literatura en la formación de todo litigante, pero también es un cinéfilo incorregible.

En esa colección de películas que guarda en la memoria hay varias joyas jurídicas. Algunas ligadas abiertamente al derecho y otras con la presencia de la justicia en su estructura, con más sutileza.

Por eso hoy, reunimos tres películas que todo litigante debería ver. Según la recomendación de César Nakazaki.

1. La ciudad frente a mí (1959)

También conocida por su nombre original, The young philadelphians. Es una cinta clásica de 1959 dirigida por el destacado Vincent Sherman y protagonizada por Paul Newman y Barbara Rush

Aquí conocemos a un abogado joven que se ha especializado en el derecho tributario. Pero cuando un amigo suyo, conocido por ser «el millonario de la promoción» es acusado por asesinato, deberá pasarse al derecho penal para ayudarlo.

«Solo confío en ti porque eres un abogado correcto», le dice el compañero de dinero a este legista que debe cambiar su forma de trabajar para salvar a un ser querido de la pena capital.

Este es un film importante para Nakazaki porque demuestra lo importante que es el factor emocional en una defensa importante. Y el compromiso que uno debe crear con su defendido.

2. Será justicia(1982)

Nuevamente, nos encontramos a Paul Newman.

En esta ocasión, conocemos a un abogado que es demasiado fanático de la bebida. Una antigua promesa de la abogacía que fracasó rotundamente.

Este mal abogado decide tomar un caso sin relevancia aparente, pro-bono, que llega a sus manos de casualidad. Se encuentra con un proceso civil que lo enfrenta, sin saberlo, a una clínica poderosa y contra el meédico más famoso del país.

Para Nakazaki, esta cinta demuestra que la justicia es consecuencia siempre de un gran esfuerzo Y sobre todo, que muchos casos requieren de una lucha titánica que uno debe estar dispuesto a tener. Y sobre todo, es un recordatorio de que es una gran mentira de que «siempre ganan los de arriba».

Es más, el doctor sostiene que «aquellos que defienden esa teoria son los que nunca han peleado en un tribunal».

3. Star Trek 

Esto va más allá del derecho y abarca más de un filme. Hablamos de una franquicia completa y toda su filosofía.

Recordemos que Nakazaki se formó leyendo cómics y creyendo que los abogados son héroes sin capa. Personajes que no tienen poderes, pero que tienen el derecho.

Siguiendo ese criterio, llegó a las hazañas del Capitán Kirk en Star Trek. Un personaje con le que se ha comparado más de una vez, a través de sus publicaciones en redes sociales. ¿Cómo nace este parecido?

El litigante señala que en las universidades no hay ningún curso que te de las claves para defender a mandatarios que estén sentenciados. Su camino en el derecho ha sido una travesía ante lo inesperado, de la misma forma en la que los tripulantes de la USS Enterprise estaban en una misión de cinco años en el espacio desconocido. Buscando mundos y sociedades que no fueran de nuestro conocimiento.

Nakazaki hace memoria y recuerda que muchas de sus defensas han sido «la primera vez» en la que se planteaban argumentos específicos o se juzgaba a mandatarios por acusaciones de gran magnitud.

Y yendo más allá de las apreciaciones del abogado, es bueno recordar que Star Trek fue una saga de películas y series que defendían temas tan importantes como la igualdad de género y razas mucho antes de que fuera un tema coyuntural. Entre sus méritos se encuentra, por ejemplo, el primer beso interracial transmitido en una pantalla.

Vea la entrevista completa a César Nakazaki aquí 

Comentarios: