Texto completo en español de la sentencia del caso Marbury vs. Madison (1803)

Compartido por la doctora Susana Castañera Otsu.

1630

Compartimos con ustedes el texto completo en español de la sentencia Marbury vs. Madison de 1803, caso resuelto por la Corte Suprema de los Estados Unidos. Este caso representó la primera ocasión en la que se inaplicó una ley federal por considerarla incompatible con la Constitución.


1. EL SIGLO XIX

Marbury v. Madison (1803)
5 US (1 Cranch) 137

Votada el 24 de febrero de 1803 por cuatro votos contra ninguno. Ponente: Chief Justice John Marshall.

Votaron a favor los jueces Washington, Paterson y Chase (los jueces Cushing y Moore no participaron).

Presentación de la sentencia

Sin duda, Marbury es la sentencia más citada del Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Y según algunos (por ejemplo García de Enterría), la más famosa y la más importante de toda la historia. Muchos hemos leído la frase más citada del Chief Justice Marshall, aquella conforme a la cual la obligación de los jueces es sto say what the law ise, determinar qué es el Derecho.

La llegada de John Marshall al Tribunal Supremo había sido muy azarosa. Según él mismo relató en 1827 en una carta al juez Story, su colega en el Tribunal Supremo[1], era una persona con relativamente pocos estudios, ni generales ni jurídicos. Nacido en 1755, era el mayor de quince hermanos. Su formación era esencialmente militar, y sólo en 1779, una vez abandonado el ejército, recibió algunos rudimentos de Derecho en la Universidad Willianı and Mary. Después se dedicó al ejercicio profesional (defendiendo, entre otros, a ciudadanos a quienes los ingleses reclamaban deudas previas a la guerra de independencia). También a la política, en el bando federalista. Fue parlamentario en la Asamblea de Virginia, donde se ganó una gran fama, hasta el punto de que se le ofreció ser Attorney General con el Presidente Washington y juez del Tribunal Supremo (rechazando ambos puestos a finales de la década de 1790). En 1799 resultó elegido miembro de la Cámara de Representantes, pero en seguida dio el gran paso a la política gubernamental, aceptando en 1800, el ofrecimiento del Presidente Adams de ser Secretario de Estado. Sin embargo su partido, los federalistas de Adams y Hamilton, perdió las elecciones de 1800, y en los últimos días del mandato de Adams, siendo ya éste Presidente en funciones, fue designado Chief Justice, Marshall era primo lejano de uno de sus principales rivales políticos, el republicano y Presidente del país de 1801 a 1808 Thomas Jefferson, vencedor de aquellas elecciones de 1800.

Su nombramiento fue realmente una carambola: el Chief Justice Ellsworth enfermó súbitamente y renunció en diciembre de 1800. El Presidente Adams le ofreció el cargo a John Jay, que ya había sido juez del Tribunal Supremo entre 1789 y 1795. Pese a ser confirmado por el Senado, Jay no llegó a tomar posesión, retirándose de la vida pública[2].

En el interin los republicanos de Jefferson ganaron las elecciones, y Adams, ya en funciones, se apresuró a nombrar a unas cinco decenas de jueces partidarios suyos (los llamados jueces de medianoche», por haber ser nombrados con tanta precipitación). Mediante la Judiciary Act aprobada el 13 de febrero de 1801 (cuando los republicanos o jeffersonianos ya habian ganado las elecciones y Jefferson aún no había tomado posesión) los federalistas habían creado los Tribunales de Circuito y otros órganos jurisdiccionales, y los puestos fueron inmediatamente cubiertos con partidarios del cesante Adams[3]. Estaba vacante el cargo de Chief Justice. Cuando todos daban por nombrado a William Paterson, que ya era juez del Tribunal Supremo, el Presidente Adams lo descartó (su partido estaba muy dividido entre sus fieles y los seguidores de Hamilton, como era Paterson). Así que nombró a Marshall, su Secretario de Estado. Fue la última medida que adoptó (lo hizo practicamente el día antes de dejar la presidencia: nombró a Marshall el día 20 de enero, el Senado le votó el 27 de enero, juró su cargo el 4 de febrero y el 4 de marzo se hizo cargo del Gobierno el Presidente electo Thomas Jefferson).

El litigio planteado ante el Tribunal Supremo era el siguiente: antes de las elecciones de 1800, en donde se produjo la derrota del Partido Federalista, dando paso al Partido Republicano, y anticipando su derrota electoral, los federalistas pretendieron minimizar las consecuencias de perder el poder. Así, muy a última hora nombraron a algunos jueces que les permitan controlar el poder judicial (los ya mencionados jueces de medianoche). En los últimos días de la Administración del Presidente Adams se nombró, entre otros, a William Marbury, banquero y gran terrateniente, como Juez de Paz del Distrito de Columbia, y su nominación fue confirmada por el Senado. También se nombró a otras personas (Dennis Ramsay, Robert Townsend Hooe y William Harper) que luego pleitearían con él. No obstante, se produjo un error o un descuido en la notificación de los nombramientos, y a algunos de los nuevos jueces la Administración que les nombró, antes de dejar el poder, no les expidió su credencial De modo que, ya bajo la Presidencia de Jefferson, Marbury y los demás que no lo recibieron exigieron al nuevo Secretario de Estado Madison que les entregase los nombramientos. Este hizo caso omiso, y ante ello Marbury recurrió directamente al Tribunal Supremo, reclamándole que ordene a Madison expedir los nombramientos (mediante un writ of mandamus, o sea, un mandamiento a orden de hacer). El pleito era importante, por la significación política de los participantes: se enfrentaban el Secretario de Estado, ef antiguo Secretario de Estado (ahora Chief Justice), y además el abogado de Marbury y de los otros tres era Charles Lee, Attorney General bajo los Gobiernos de Washington y de Adams.

[Continúa…]

Descargue el documento completo aquí


[1] De ella da cuenta BERNARD SCHWARTZ, A Basic History of The Supreme Court, 1968, p. 102.

[2] En el momento de rechazar el nombramiento, Jay dijo que el Tribunal Supremo era la cabeza de un sistema judicial sin energia, prestigio ni efectividad.

[3] Nombró a 16 jueces de Tribunales de Circuito y a 42 Jueces de Paz.

Comentarios: