¡ÚLTIMO! Mirtha Vásquez renunció a la Presidencia del Consejo de Ministros

6929

La premier Mirtha Vásquez presentó su renuncia al cargo luego de una serie de cuestionamientos que sacuden el entorno del mandatorio Pedro Castillo, el Ministerio del Interior y las altas esferas de la Policía Nacional.

¿Qué pasó?

De acuerdo con diversas fuentes periodísticas, desde las primeras horas del día se venía rumoreando esto debido a una una extensa reunión entre ella y el presidente Pedro Castillo. Aparentemente, estuvo ligada al caso Avelino Guillén.

Según lo difundido por los medios de comunicación, Avelino Guillén y Mirtha Vásquez se reunieron también ayer con el mandatario, alrededor de las 8 de la noche y por cerca de 40 minutos. El presidente les habría comunicado que aceptaba la destitución de Gallardo, la cual fue planteada por el ministro Guillén hace más de una semana.

Castillo habría propuesto que también pasen al retiro los generales Martín Parra y Víctor Patiño. Esto fue algo con lo que Guillén estuvo en desacuerdo, por lo que dio por finalizada la reunión, retirándose y dejando solos al mandatario y su premier.

IDL confirma que Castillo le pidió a Vásquez que convenza a Guillén de pasar al retiro a Parra y Patiño. Ella le dijo que no estaban en posición de plantear condiciones y le pidió al presidente buscar formas de persuadir al todavía ministro del Interior de retirar su carta de renuncia.

¿Cuál fue la respuesta de la autoridad chotana? Publicar en su cuenta de Twitter que aceptaba la renuncia de Guillén. Ello motivó la extensa reunión sucedida hoy.

Sobre Vásquez

El 6 de octubre del año pasado, Mirtha Esther Vásquez Chuquilín juró al cargo de presidenta del Consejo de Ministros y prometió trabajar “por este país de mujeres y hombres que todos los días luchan por vivir con dignidad, sin discriminación y que promueven los reales cambios”.

Antes de asumir ese rol, fue elegida como congresista en el 2020 para concluir el periodo parlamentario 2016-2021 como parte de la bancada del Frente Amplio en representación de la región Cajamarca.

Luego de eso, cumplió el rol de presidenta de la Comisión de Inclusión Social y Personas con Discapacidad del parlamento y, posteriormente, tras la renuncia de Manuel Merino al cargo de presidente de la República y del resto de la Mesa Directiva que lo acompañaba, fue elegida como primera vicepresidenta en la mesa presidida por Francisco Sagasti.

 

El día que me convocó a ser parte de su gabinete y por tanto de su gobierno, acepté con total disposición, convencida de la necesidad de fortalecer una opción de cambio que para millones de peruanos significaba una esperanza.

Durante este tiempo, varios momentos de crisis han sobrevenido, algunos provocados por los grupos opositores con clara intención golpista; otros por temas asociados, lamentablemente, a posibles actos de corrupción o irregularidades cometidas por funcionarios de alto nivel de esta administración. Aún así, hemos ido avanzando en los objetivos más urgentes del país: la estabilidad económica, la contención de la pandemia mediante la vacunación, el retorno a clases, la gestión de los conflictos mediante el diálogo, la negociación colectiva, etc.

Sin embargo, hemos llegado a un momento crítico. La crisis en el sector de Ministerio del Interior no es un asunto cualquiera ni coyuntural, es la expresión de un problema estructural de corrupción en diversas instancias del Estado que nos viene golpeando y que es momento de abordar y confrontar con firmeza.

Lea también: ¡ÚLTIMO! Presidente Castillo anuncia renovación del gabinete ministerial

Más allá de las decisiones pragmáticas que se han ido tomando en los diversos momentos —en este caso, por ejemplo, la separación de un mando altamente cuestionado de la PNP— mi preocupación sigue siendo el tema de fondo: la apuesta por las reformas bajo reglas democráticas, generando para ello necesario cambios en los diferentes sectores. Pero si los cambios no se suceden, menos aún en los propios entornos del Ejecutivo, no será posible avanzar. En este momento es inadmisible dudas o indecisiones.

Por desgracia, llegamos al punto de no haber podido lograr al menos avanzar en consensos sobre el liderazgo de un sector tan importante como el Interior, y tampoco sobre el respeto por las líneas institucionales del mismo, pongo en duda entonces la posibilidad de avanzar en otros cambios imprescindibles en otros ámbitos. Que duda cabe que las decisiones deben ser oportunas.

En ese sentido, pese a los esfuerzos realizados, estimo que a esta instancia mi rol se ha agotado, y que es necesario para su gobierno una recomposición del gabinete, la cual ya venía advirtiendo desde hace semanas. Por ello presento ante su despacho, mi RENUNCIA IRREVOCABLE al cargo. Agradeciendo la oportunidad brindada y reafirmando sobre mi vocación democrática los deseos de la continuidad y mejora de su gobierno, me despido.

Comentarios: