Estos son los nuevos delitos cibernéticos del siglo XXI

6479

La masificación de la internet nos ha traído innumerables beneficios, en la esfera académica y social representa una herramienta vital irremplazable; no obstante, también es el contexto para conductas delictivas. Legis.pe ha recopilado información sobre los cuatro delitos cibernéticos más comunes en la actualidad. Veamos.

Lea también: Ross, el primer abogado robot que litiga usando inteligencia artificial

Clic aquí para obtener más información del curso

1. Phishing

El Phishing alude a la acción de intentar adquirir información confidencial suplantando la imagen de una persona o entidad. El objetivo con el que operan los delincuentes es el de conseguir datos privados sobre identidades, o cualquier medio que le asegure al ladrón usarlas para fines fraudulentos.

El delincuente que ejecuta el phishing ilusiona a la víctima con una fortuna inexistente y la persuade para que pague una suma de dinero por adelantado. El delincuente dirige un correo electrónico a su víctima y le solicita, suplantando una identidad, que pague un dinero anticipado. Este procedimiento generalmente lo ejecuta a través de un correo electrónico o un esporádico mensaje en la pantalla de su ordenador.

En el Perú, esta conducta está penalizada hasta con cuatro años de pena privativa de la libertad. El artículo 1 de la Ley 30096 señala: «el que accede sin autorización a todo o parte de un sistema informático, siempre que se realice con vulneración de medidas de seguridad establecidas para impedirlo, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años y con treinta a noventa días multa«

Lea también: El seguro de riesgos cibernéticos. Breves comentarios a propósito del reciente ataque cibernético al sistema bancario y financiero peruano

2. Pharming

Es una forma de fraude en línea basado en redirigir el tráfico de un sitio web de confianza hasta la página fraudulenta. El ladrón suplanta una página web y la configura de manera que pueda extraer la información que en ella digite el usuario. Esta modalidad está diseñada para la sustracción de datos o la infección de virus.

El atentado contra la integridad de datos informáticos está penado hasta con seis años de cárcel y con ochenta a cierto veinte días de multa, según el artículo 3 de la Ley 30096, Ley de delitos informáticos.

3. Keylogging

Es mudialmente conocido como el “rastreador de teclados”. Esta peligrosa modalidad la ejecuta un hacker, de manera que pueda grabar las pulsaciones de un teclado para posteriormente registrarlas en un fichero, interpretarlas y robar información importante.

Cabe mencionar que Erick Iriarte, abogado especializado en delitos informáticos, siempre hace hincapié en la importancia de adherirse al Convenio de Budapest, un convenio que tiene como finalidad combatir cualquier delito que se cometa a través de Internet o redes sociales.

4. Malware

Son los programas informáticos que una vez instalados en el ordenador o dispositivo móvil de la víctima sin su consentimiento, espían sus acciones y permiten obtener datos e informaciones como las antes citadas.

Si el hacker bloquea parcial o totalmente un sistema informático, entorpece o imposibilita su funcionamiento o la prestación de sus servicios, sería reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de seis años y con ochenta a ciento veinte días multa, según la regulación peruana. 

Lea también: Ross, el primer abogado robot que litiga usando inteligencia artificial

Ciberseguros para evitar ciberdelitos en Perú

Carlos Acosta, experto en derecho financiero, señala que actualmente solo dos empresas que ofrecen servicios de ciberseguro están debidamente registradas en la SBS: Chubb Perú S.A. Compañía de Seguros y Reaseguros Rímac Seguros y Reaseguros S.A.[1]

Chubb Perú, cubre «pérdidas causadas a terceros (responsabilidad por privacidad, responsabilidad por seguridad de la red, responsabilidad por contenidos electrónicos) o pérdidas propias (Cyber extorsión, pérdida de activos digitales e interrupción del negocio)«.[2]

Por otro lado, los servicios que ofrece Rímac Seguros y Reaseguros S.A., se divide en dos tipos: básica y adicionales. La cobertura básica incluye el seguro por pérdida o robo de datos, por violación de la confidencialidad, seguridad del red, y reputación del asegurado. Mientras que las coberturas adicionales, incluyen el seguro por extorsión cibernética, interrupción de negocio y seguridad de datos en la industria de tarjetas de pago.[3]


[1] Acosta Olivo, Carlos. El seguro de riesgos cibernéticos. Breves comentarios a propósito del reciente ataque cibernético al sistema bancario y financiero peruano, en Legis.pe, 2018. Disponible aquí.

[2] Ibid.

[3] Ibid.

Comentarios: