Diferencias entre criminalística y criminología

No te pierdas Crimiadictos, el único programa sobre criminalística del Perú, que se transmite todos los jueves por la tarde a través de la página de Facebook de LP Pasión por el Derecho.

936

Sumario: 1. Criminalística; 1.1. Identificación del autor; 1.2. Reconstrucción de los hechos; 1.3. Demostración científica; 1.4. Tesis explicativa del delito; 2. Criminología.


La investigación criminal es un campo de estudio que congrega a diversos especialistas del mundo forense. Todos ellos poseen habilidades empíricas y técnicas que contribuyen en la búsqueda de la verdad, es decir, criminólogos y criminalistas aúnan sus esfuerzos para resolver crímenes.

En atención a ello, es importante conocer cuáles son las diferencias entre ambas especialidades: quiénes son los criminalistas y qué los diferencia de los criminólogos.

1. Criminalística

Esta ciencia investiga el modo en que se produjeron los hechos, es decir, establece las circunstancias, cómo realmente ocurrieron los hechos, quién fue el autor; busca indicios, acumula pruebas; posteriormente, las pone a disposición de las autoridades de la administración de justicia.

La criminalística emplea un método experimental y su fin es encontrar la verdad, por eso, el criminalista se encarga de ir al campo y analizar los hechos de forma directa, también examina esas muestras en laboratorios forenses para emitir pericias. El criminalista determina cómo se cometió el delito y analiza un crimen en concreto.

¿Qué?, ¿dónde?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿quién?, ¿con qué? Estas son las preguntas que debe formularse un criminalista. Entre sus objetivos científicos, la criminalística reconstruye los hechos, formula una tesis, demuestra científicamente sus tesis, entre otros[1].

1.1. Identificación del autor

La criminalística se sirve del análisis de huellas dactilares o fluidos de sangre para identificar al responsable de un evento ilícito.

1.2. Reconstrucción de los hechos

El criminalista necesita reconstruir los hechos para conocer, por ejemplo, cuál fue la trayectoria de la bala homicida, a qué distancia se ejecutó el disparo, por qué el rastro de sangre sobre el suelo conduce a los servicios higiénicos, etc.

Lea también: Diplomado en Criminalística: investigación criminal y ciencias forenses. Hasta el 8 de enero pago en dos cuotas y un libro gratis

1.3. Demostración científica 

Las técnicas de la criminalística, al momento de analizar las muestras recogidas en la escena del crimen, son científicas, por ende, las conclusiones también lo son.

1.4. Tesis explicativa del delito

¿Cómo realmente ocurrieron los hechos?, esa es la pregunta que se formula un criminalista al momento de intentar resolver un crimen. Tras hallar una explicación lógica de los hechos en atención a las evidencias encontradas, el perito criminalista formula su hipótesis.

Entre las especialidades más conocidas de la criminalística figura la dactiloscopia forense, encargada del análisis de las huellas dactilares halladas en la escena del crimen; así también, la balística forense se ocupa del estudio de las municiones, armas y restos de disparo encontrados en la escena.

Los peritos en odontología forense estudian la dentadura y mandíbulas de las víctimas, es decir, las mordidas que efectuaron al defenderse, etc. Así, la criminalística echa mano de diversas especialidades técnicas.

2. Criminología

La criminología estudia al delincuente, la víctima, el delito y el control social, tiene como objeto de estudio las conductas antisociales y delictivas; además, busca comprender los factores que determinan el comportamiento criminal, en el ámbito psicológico y social.

Esta ciencia estudia el por qué de sus actos para comprender y prevenir futuros actos delictivos en la sociedad. La criminología centra sus conocimientos en el ámbito del método deductivo, intentando conocer a los individuos desde la psicología, filosofía, antropología o sociología.

En 2008, García Pablos sostuvo que «el objeto de la criminología es la propia realidad, nace del análisis de ella y a ella debe retornar para transformarla»[2].

¿Por qué el ser humano consuma delitos? ¿Qué lo lleva a convertirse en asesino, ladrón, violador, perpetrador de lesiones o toxicómano? ¿Por qué un menor comete delitos e infracciones? Estas son algunas de las preguntas que se formula un criminólogo.

El criminólogo también se pregunta por qué la sociedad califica ciertas conductas como desviadas o delictivas, por qué existe el control penal. Todas estas preguntas buscan perfilar las características del ser humano actor de tales fenómenos delictivos y antisociales, así como el papel de la víctima[3]. La criminología determina por qué se cometió el delito y estudia la delincuencia por completo.

Entre las especialidades más conocidas de la criminalística figuran la sociología del derecho, que imparte un enfoque interdisciplinario de las ciencias jurídicas; la victimología, que estudia a las víctimas de crímenes, como violaciones de derechos humanos y sus características; la penología es una rama que busca la prevención del delito mediante la política criminal, es decir, políticas públicas que reduzcan las tasas delictivas.

Así pues, la principal diferencia entre ambas ciencias (criminalística y criminología) radica en la finalidad que persiguen en la investigación criminal y, naturalmente, sus métodos.

Mira aquí la entrevista completa sobre el perfil de un criminalista


[1] Vargas Ortiz, Carlos Alberto y Olortegui Manrique, Eva Gladys. Manual de criminalística. Lima: Grijley, 2014.

[2] García de Molina, Pablos. Criminología. Lima: Instituto Peruano de Criminología y Ciencias Penales, 2018.

[3] Solís Espinoza, Alejandro. Criminología, panorama contemporáneo. Lima: Adrus Editores, 2017.

Comentarios: